Compartir
Publicidad

El Mac Pro también renueva todos sus componentes

El Mac Pro también renueva todos sus componentes
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Mac Pro es de siempre el ordenador más profesional de Apple, de eso no hay duda. Hoy ha sido uno de los equipos renovados, junto con el Mac Mini y los iMac, pero… ¿qué nos ofrece este nuevo Mac Pro?.

Antes de nada hay que diferenciar entre dos submodelos. Por un lado tenemos el modelo barato, 2.200 euros, y por otra el más caro 2.900 euros. Y mucho ojo, porque las diferencias entre ambos modelos son bastante amplias:

Intel Xeon Logo
Empezaremos por el microprocesador. Los nuevos Mac Pro utilizan Intel Xeon ‘Nehalem’, la última generación existente en el mercado. Aquí empiezan las grandes diferencias: el modelo barato utiliza un Xeon a 2.26 GHz., mientras que el modelo caro utiliza dos CPUs Xeon ‘Nehalem’ a 2.26 Ghz. que pueden configurarse con Xeon a 2.66 o 2.93 GHz.

Un punto a tener en cuenta es que si adquirimos la gama baja del nuevo Mac Pro, la que monta una CPU, luego no podremos actualizar nuestro equipo con otro procesador a mayores. El modelo bajo sólo tiene un socket para un micro, mientras que el modelo alto trae dos sockets para dos micros para que funcionen de forma simultánea.

Mac Pro

En cuanto a la memoria RAM, el Mac Pro nunca se ha quedado corto. En el caso de esta nueva revisión se hace uso de memoria DDR3 con detección de errores, ECC, a 1.066 MHz. También hay diferencias entre ambos modelos, permitiendo hasta 32 GB en base a 8 slots para el modelo caro, mientras que el barato se queda bastante más corto, sólo hasta 8 GB en 4 slots. La memoria es la misma para ambos modelos.

Uno de los puntos más flacos de los renovados Mac Pro es la tarjeta gráfica. Los dos modelos de ordenador traen de fábrica una NVidia GT120, muy por debajo de las posibilidades que ofrece la misma NVidia en la familia GT200. Sin embargo, la noticia positiva es que el Mac Pro incorpora cuatro slots PCI-Express, con los que se pueden añadir hasta 4 gráficas de forma simultánea. También permiten montar una ATi 4870, aunque sólo una y no más.

Tanto la GT 120 como la 4870 traen 512 MB de memoria, de tipo GDDR3 y GDDR5 respectivamente, y con salidas DVI y, curiosamente, Mini DisplayPort, algo que no se había visto en gráficas de sobremesa con anteiroridad.

En discos duros se mantiene como lo que es, un equipo profesional o workstation: 4 huecos para discos de 3.5 pulgadas, interfaz SATA2, con una tarjeta RAID opcional. Conectividad USB y Firewire 800, nada de eSATA.

En cuanto al diseño, el Mac Pro no parece haberse renovado. Mantiene la carcasa en aluminio y las mismas dimensiones, 51.1×20.6×47.5 centímetros.

Mac Pro

No cabe duda de que los Mac Pro son ordenadores para trabajar. Su precio es excesivamente alto para un usuario doméstico, aunque si nos fijamos en las características no debería parecernos demasiado caro. A partir de 2.199 euros podremos ya tener el modelo base, aunque a mi parecer el otro modelo tiene una mejor relación calidad/precio: dicho modelo son 2.899 euros, pero tendremos dos CPUs, más memoria y unas vistas de futuro mucho más amplias.

Lo más negativo de todo es el apartado gráfico. Al menos desde fábrica Apple no permite montar una gráfica acorde con las características del equipo y además el catálogo que Apple ofrece a los compradores del Mac Pro es muy pobre: sólo configuraciones de GT 120 de NVidia o una solitaria 4870 de ATi. No habrá tarjetas gráficas en el mercado, no, que tienen que poner sólo esas dos. A mi este aspecto me ha decepcionado bastante.

Más información | Apple.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos