Publicidad

Mireia Belmonte respirando de un tubo de escape: ¿puede un coche con pila de hidrógeno purificar el aire que expulsa?

Mireia Belmonte respirando de un tubo de escape: ¿puede un coche con pila de hidrógeno purificar el aire que expulsa?
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

En una sociedad que demanda movilidad cero emisiones, el coche de pila de combustible de hidrógeno se está posicionando como una alternativa real a los vehículos de combustión interna. Si bien es cierto que el desarrollo está siendo más lento del esperado, la reducción del consumo de combustibles fósiles para luchar contra el cambio climático no puede esperar y cuantas más alternativas tengamos los usuarios, mejor para todos. No debemos jugarnos todo a una sola carta, al contrario, diversificar la apuesta en diferentes tecnologías es una gran idea.

Aún quedan algunas barreras por superar para que el uso del hidrógeno en la automoción se desarrolle de forma masiva. Sin embargo, la tecnología del hidrógeno en vehículos tiene muchos argumentos positivos como para que mucha gente pretenda descartarla a la primera de cambio. Sin ir más lejos, en el caso del Hyundai Nexo hablamos de un coche con una autonomía de 666 kilómetros en el ciclo WLTP, un tiempo de repostaje de 5 minutos y un tubo de escape que expulsa vapor de agua y un aire más limpio. Tanto es así, que Mireia Belmonte ha aceptado el reto de respirar directamente del tubo de escape del Nexo mientras entrena. ¿Cómo se explica esto a nivel técnico?

Cómo funciona un coche de pila de combustible de hidrógeno

Hyundai es un fabricante pionero en en el desarrollo de la tecnología del hidrógeno aplicada al sector del automóvil. Fue la primera marca en comercializar un vehículo de propulsión de hidrógeno allá por el año 2013, cuando presentó el Hyundai ix35 Fuell Cell a modo de prueba piloto y con una tirada de unidades muy limitada. Ahora, el Nexo se presenta como la segunda generación de vehículos con pila de combustible de hidrógeno de la marca coreana, dando un salto importante a nivel tecnológico. Este paso adelante le ha convertido también en el primer vehículo de pila de combustible de hidrógeno (FCEV) matriculado en España en toda la historia. No hay ningún otro coche con estas características en el mercado español, lo que nos da una idea del carácter tecnológico e innovador de este modelo.

El funcionamiento de una pila de hidrógeno es realmente sencillo. Mientras el Hyundai Nexo va en marcha, absorbe aire de la atmósfera que va a parar al ánodo de la pila. Por el otro lado se encuentra el cátodo, que es donde se inyecta el hidrógeno almacenado en los tanques. En ese momento, ocurre una reacción química cuyo resultado es energía eléctrica, calor y vapor de agua.

En esencia, un coche de pila de combustible de hidrógeno no es más que un coche eléctrico. Solo que, a diferencia de los eléctricos convencionales, en este caso la batería no se recarga de la red eléctrica, sino que lo hace gracias a una reacción química entre el hidrógeno almacenado en el coche y el oxígeno presente en la atmósfera. En ambos casos, el vehículo se mueve impulsado exclusivamente por un motor eléctrico, por lo que a la hora de conducirlo no hay ninguna diferencia real entre un vehículo eléctrico a baterías y uno de pila de hidrógeno.

Hyundai Nexo Exterior

Dentro del coche, el hidrógeno se almacena en tres depósitos de alta presión, de 52,2 litros de volumen cada uno, capaces de acumular entre los tres un total 6,7 kilogramos de este gas y que pueden llenarse en una hidrogenera en apenas 5 minutos. Para muchos esto puede generar ciertos recelos a nivel de seguridad, pero la realidad es que el hidrógeno no necesita mucho más que una manipulación adecuada, algo que ya hacemos habitualmente con todos los combustibles. Se trata de algo más que superado tecnológicamente.

La pila de combustible de hidrógeno absorbe aire de la atmósfera para funcionar. Para cuidar su vida útil y optimizar el sistema, este aire pasa por un filtro.

Además, al igual que la electricidad, el hidrógeno también puede generarse de forma renovable. Se hace a través de un proceso conocido como electrolisis, el cual se espera que en el futuro tenga un peso importante en nuestros sistemas energéticos. Al tratarse las energías renovables de una fuente intermitente, el hidrógeno se posiciona como una alternativa perfecta a las baterías para almacenar sus excedentes, siendo después utilizado para aplicaciones como automoción o incluso calefacción. Dos actividades que alimentadas con hidrógeno de origen renovable pueden ser catalogadas como cero emisiones.

Hyundai Nexo Funcionamiento

Por qué purifica el aire el Hyundai Nexo

En el spot de Hyundai, la campeona olímpica Mireia Belmonte se enfrenta al desafío de entrenar dentro de una burbuja cuya única fuente de aire es el tubo de escape del Nexo, respirando directamente las emisiones del vehículo. Esto, que realizado con un vehículo de combustión sería una auténtica locura, en este caso no hace más que sobreproteger el aparato respiratorio de la deportista. Y es que el Hyundai Nexo solo emite como residuo vapor de agua, además de purificar el aire sobrante al 99,9 %.

¿Cómo es posible? Pues bien, como hemos explicado antes, la pila de combustible de hidrógeno absorbe aire de la atmósfera para funcionar. Antes de llegar a la pila, este aire pasa por un filtro que elimina el 99,9% de las impurezas, cuyo objetivo es cuidar la eficiencia y la vida útil del sistema. Hay que tener en cuenta que para la pila de combustible algunos de los compuestos presentes en la atmósfera son agentes contaminantes, por lo que es necesario filtrarlos para evitar que se depositen en ella.

Hyundai Nexo Pila De Hidrogeno

La consecuencia es que el Hyundai Nexo no es solo un coche cero emisiones, sino que además de no contaminar es capaz de limpiar literalmente el aire allí por donde pasa. Se estima que por cada hora de conducción con el Hyundai Nexo, se purifican 26,9 kg de aire, suficiente para que respiren 42,5 adultos en una hora. Esto se traduce en que, si circulasen 100.000 coches con la tecnología del Hyundai Nexo todos los días durante una hora por Madrid, se estaría limpiando aire suficiente para que 4,25 millones de madrileños respirasen durante una hora.

Por suerte, actualmente el hidrógeno está recibiendo un impulso político y comercial sin precedentes en todo el mundo, por lo que pronto será una alternativa más de movilidad cero emisiones que veremos habitualmente en las calles.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir