Compartir
Publicidad
Publicidad

Así funciona la SIM virtual o eSIM

Así funciona la SIM virtual o eSIM
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas dudas ha despertado la llegada de la SIM virtual. La GSMA publicó la semana pasada las especificaciones para que todo aparato salvo smartphones puedan tener la nueva SIM, siendo el primer dispositivo que se lanzará con ella el Samsung Gear S2, mientras que para las especificaciones para smartphones habrá que esperar hasta junio, llegando al mercado los primeros teléfonos con eSIM a partir de 2017.

Pero con lo que poco que sabíamos hasta ahora quedaban muchas dudas en el aire. ¿Cómo se hará llegar el perfil de un operador o el número de teléfono a cualquier dispositivo? ¿Será un proceso complicado? Esta mañana hemos podido asistir a una demostración de cómo es ese proceso en el caso de un Samsung Gear S2 por parte de Telefónica y G&D, y os la contamos a continuación.

Cambiar de operador con un solo click, como se nos prometió al dar a conocer la SIM virtual, será posible aunque en un reducido número de casos. Y es que las autoridades regulatorias exigen la identificación veraz del usuario, lo que hace que una portabilidad no pueda ser instantánea por la necesidad de aportar documentación, ya sea vía online o en una tienda.

Otra cosa será conseguir un número nuevo de prepago en países en los que la identificación no es necesaria. En ese caso no será necesario (si el operador que deseamos contratar lo permite) acudir a ninguna tienda, ya que desde el mismo móvil se podrá elegir la tarifa y cargar el perfil del operador para conectar el dispositivo. Pero la primera conexión o configuración en muchas cosas requerirá en algunos casos incluso de otros dispositivos, proceso que vamos a describir a continuación.

Conectando a la red un Samsung Gear S2 con eSIM

El primer paso será obtener por parte del operador un código QR, que asocia el número de teléfono al identificador del dispositivo, el Samsung Gear S2 en este caso. Para hacerlo llegar al reloj será necesario escanearlo desde cualquier terminal compatible con la aplicación de gestión Samsung Gear. Para comenzar con ese proceso en el reloj aparece una "E" que al ser pulsada pregunta si queremos transferir un nuevo perfil a la eSIM.

Al aceptar ese paso en el teléfono asociado directamente se abrirá la opción de escanear el código QR desde la app de gestión y una vez escaneado sólo queda esperar. En menos de un minuto el perfil del operador se descargará y registrará en el teléfono. En este caso será necesario reiniciar el teléfono (no hará falta en el futuro) y listo. Una vez reiniciado tendremos noticia de la instalación del perfil porque pedirá el PIN nada más encenderse.

La tarea de instalar otro número ya en posesión del usuario será más sencilla, al contar ya con una conexión activa a la red el reloj. El usuario tendrá que proporcionar al operador el identificador único de la eSIM que tiene el reloj para enviar vía OTA el perfil. Así de sencillo. En un futuro o en próximas versiones se espera que la intervención de un segundo dispositivo no sea necesaria, conectando el dispositivo en cuestión a una red WiFi.

¿Cómo se conectarán los teléfonos?

El sistema para instalar un perfil de operador en un teléfono será similar, aunque las especificaciones para smartphones todavía están por rematar. Sobre estas líneas podéis ver lo que nos entregaría un operador en caso de acercarnos a una de sus tiendas, una tarjeta con otro código QR que uniría el dispositivo con el número de teléfono.

En el caso de que sea la primera configuración será necesario conectar el móvil a una red WiFi para instalar la app que leerá el código QR proporcionado. Una vez escaneado el código la aplicación hará el resto, descargando a la eSIM del teléfono el perfil del operador a usar.

¿Cuáles son entonces las ventajas de la eSIM?

El chip de la eSIM (MFF2) ocupa algo menos que el chip de una nanoSIM
El chip de la eSIM (MFF2) ocupa algo menos que el chip de una nanoSIM

Como hemos dicho, en los casos en los que la identificación del usuario sea necesaria (en contratos o en países que requieran de la identificación para tarjetas prepago) el proceso de portabilidad seguirá siendo el mismo que hasta ahora, salvo que en vez entregarnos una SIM el operador nos dará un código QR, que también podrá ser enviado electrónicamente. Pero aun así hay una serie de ventajas importantes que aportará a los usuarios la eSIM:

  • Adiós roaming: en muchos países la identificación para contratar una tarifa prepago no es necesaria, por lo que acceder a una tarifa será tan sencillo como solicitarla en la web del operador. Así, nada más aterrizar en uno de estos países podremos contratar una tarifa local, a la vez que seguimos teniendo nuestro número local.
  • Un número o contrato para unirlos a todos: los usuarios podremos usar nuestro número o contrato en cuantos distintos dispositivos nos permita el operador, sin preocuparnos de qué SIM lleva cada uno de ellos.
  • Más dispositivos conectados: el chip que aloja la eSIM es incluso más pequeño que una nanoSIM, lo que hará que cada vez veamos más dispositivos conectados por la mayor facilidad de integrar la conectividad móvil.
  • Varios números en un mismo móvil: en el estado actual, y con las especificaciones de la eSIM en smartphones por publicar, ya se pueden tener varios perfiles en un dispositivo pero solo uno puede funcionar a la vez, pero la promesa es que ese funcionamiento simultáneo llegará.

Igualmente, desde Telefónica y G&D nos han dejado que la eSIM todavía está algo verde. Los primeros dispositivos con ella incorporada llegarán en las próximas semanas, pero para verla en smartphones habrá que esperar hasta 2017. También están en la tarea de facilitar el sistema de activación y mejorar la integración de varios números en un solo dispositivo, pero poco a poco, estamos sólo ante los primeros pasos de la eSIM.

En Xataka | Qué son las SIM virtuales y cómo pueden revolucionar el mundo de la telefonía

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos