Compartir
Publicidad

Samsung NX10, gran comienzo de la marca en el mundo réflex

Samsung NX10, gran comienzo de la marca en el mundo réflex
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entre un mar de gente y televisores de todos los tamaños y sabores, Samsung mostraba en la feria CES 2010 dos cámaras de fotos singulares.

De una de ella ya teníamos noticia, la Samsung NX10. Y nos ha parecido una interesante propuesta de la marca, ahora os contaremos por qué. La otra cámara, mucho más escondida, no tenía nombre ni se sabía nada de ella. Era un modelo que anunciaban que era capaz de grabar vídeo en 3D, con un aspecto muy similar a la Fujifilm 3D que ya está en el mercado sin mucha gloria.

Samsung NX10, pantalla AMOLED con mucha información

Centrándonos en la NX10, Samsung realizó en el CES 2010 todo un despliegue para mostrarnos de cerca el cuerpo de esta cámara con alma de réflex pero que ya sabíamos que no cuenta ni con espejo ni pentaprisma, de forma similar a las cámaras micro cuatro tercios de Panasonic y Olympus.

La Samsung NX10 les ha quedado muy atractiva. Su tamaño es realmente compacto, con un peso similar al de una compacta y, si báscula de por medio, me atrevería a decir que menor que la de una bridge de zoom largo. Solo los que tengan unas manos muy grandes podrían encontrar incómodo el diseño y tamaño de la Samsung NX10.

samsung-nx10-ces-1.jpg

En el stand estaba acompañada de tres objetivos, porque es una cámara a la que le podemos cambiar el objetivo de forma similar a como lo hacemos con una réflex. Uno de ellos era un atractivo 30 mm.

De la Samsung NX10 tenemos que destacar lo bien que se ve la pantalla, de tipo AMOLED, y donde hay mucha información. Recoge esta cámara muchos aspectos del mundo compacto avanzado, como los modos predefinidos o ayudas a la toma de fotografías.

Tanto este modelo que inaugura la gama Samsung NX como los modelos micro cuatro tercios de Panasonic y Olympus, si saben posicionarse bien, tienen un nicho de mercado interesante para atrapar: el de los usuarios que quieren una réflex de gama de entrada que sea pequeña, que acoja elementos de las compactas y en la que no vayan a usar más que un par de objetivos, que no suelen ser más los disponibles de momento para estos sistemas. Al fin y al cabo, un alto porcentaje de usuarios de réflex no cambiarán nunca su 55-70 básico que viene con la reciente cámara réflex que le trajeron por Navidad sus majestades los Reyes Magos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos