Publicidad

La NASA intentará criar bacterias en el espacio para utilizarlas como alimento y combustible

La NASA intentará criar bacterias en el espacio para utilizarlas como alimento y combustible
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

La NASA quiere llevar al hombre a Marte en la década de los 30, pero para que esta misión sea posible primero tiene que conseguir que seamos capaces de sobrevivir allí. Con ese objetivo ya han empezado a estudiar nuestra flora intestinal y cómo hacer crecer lechugas en una huerta espacial, pero no es suficiente si se quiere mantener allí una misión.

Por eso la agencia espacial ha dado un nuevo paso anunciando el lanzamiento de un nuevo satélite en 2017 que llevará a bordo unas bacterias genéticamente modificadas, las cual estarán varios meses en órbita para estudiar si pueden ser utilizadas como fuente de alimento o incluso combustible para los astronautas de futuras misiones.

La fotosíntesis espacial

5094315388 E4d8c9d6cd O

La bacteria será una Anabaena, un tipo de plancton que utiliza la fotosíntesis para producir azúcares a partir de dióxido de carbono, agua y luz solar. Estos azúcares se convertirían en alimento para otras bacterias modificadas, a las cuales la NASA llama sistemas PowerCell, y que podrían generar componentes químicos, comida, combustible e incluso medicinas para los astronautas.

Una vez creado este sistema con el que crear tan amplia variedad de alimentos, además de conseguir que seamos capaces de autoabastecernos en el espacio la NASA podría reducir la carga y el peso que llevan consigo las misiones espaciales. De esta manera también se conseguiría de paso disminuir los costes de ponerlas en órbita.

Pero claro, para conseguirlo primero hay que saber si esta bacteria es capaz de sobrevivir en las condiciones que se encontrará en el espacio. Para ello se utilizará el satélite que se lanzará el año que viene, para ponerla en órbita durante seis meses a una velocidad que velocidad que simule las condiciones de gravedad marciana.

La bacteria tendrá que sobrevivir a distintos tipos de gravedad

Si la bacteria sobrevive, los próximos pasos serían seguir probando su resistencia tanto a gravedad lunar como en un entorno de ingravidez, comprobando si es capaz de funcionar y producir azúcares en esas condiciones. Todos estos procesos serán supervisados desde tierra por un equipo de científicos alemanes.

Este equipo alemán también intentará utilizará el satélite para intentar hacer crecer tomates utilizando unas bacterias capaces de convertir la orina sintética en fertilizante. Este experimento no es tan espectacular, pero es igualmente importante para conseguir que los humanos seamos capaces no sólo de llegar a Marte, sino de colonizarlo estableciendo una colonia capaz de autoabastecerse.

Vía | New Scientist
Imágenes | NASA y Kurtis Garbutt
En Xataka | Los astronautas de la NASA van a comer hoy su primera lechuga salida de una huerta en el espacio

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir