El transporte marítimo está por las nubes: antes de la pandemia enviar un contenedor costaba 1.000 dólares, hoy cuesta 10.000

El transporte marítimo está por las nubes: antes de la pandemia enviar un contenedor costaba 1.000 dólares, hoy cuesta 10.000
45 comentarios

La industria de la electrónica es tan solo un ejemplo, pero estamos notando los efectos claramente: se presentan nuevos productos, pero tardamos semanas en poder comprarlos. ¿Por qué?

Pues en parte porque se fabrican menos debido a la escasez de componentes, pero también porque el transporte de mercancías está en uno de los grandes colapsos de su historia. Cientos de barcos están bloqueados a las afueras de los puertos, y el precio por enviar un contenedor se ha multiplicado por diez en comparación con los niveles pre-pandemia.

Nos crecen los enanos

El impacto de la pandemia es enorme en todos los ámbitos de la industria, pero también en el transporte marítimo de mercancías: en agosto un único caso de covid paralizó una de las terminales del gran puerto chino de Ningbo, a las afueras de Shanghai, durante toda una quincena.

En The Financial Times revelan que actualmente hay 584 barcos de transporte de contenedores que están sencillamente atascados en el exterior de los puertos alrededor de todo el mundo: es el doble de los que había a principios de año según los datos de Kuehne+Nagel, y los analistas destacan que el problema ha alcanzado "niveles sin precedentes".

De hecho los retrasos en ciertos envíos actúan como un gigantesco y terrible dominó: esos retrasos provocan que otros transportes también se retrasen, creando un círculo vicioso que afecta al suministro de mercancías y componentes en todo el mundo. Y a eso se suman otros problemas de prisas y atajos que hacen que se pierdan más contenedores que nunca.

También hay otro factor clave que se suma a los problemas: el coste en el envío de mercancías ha subido de forma asombrosa: el precio medio de envío de un contenedor de 12 metros se acerca ahora a los 10.000 dólares. Ese precio es el triple de lo que costaba ese envío a principios de 2021, y es 10 veces más de lo que costaba antes de la pandemia.

Los analistas avisan de que los problemas se podrían agravar ahora que en el hemisferio norte llegan el frío, la nieve y los vientos que podrían provocar por ejemplo cierres de terminales portuarias. Los problemas tardarán en resolverse, y una vez más tendremos que armarnos de paciencia.

Vía | Financial Times

Temas
Inicio