Telefónica lleva meses probando la semana de cuatro días. Ha ido tan bien que la extiende a toda la plantilla

Telefónica lleva meses probando la semana de cuatro días. Ha ido tan bien que la extiende a toda la plantilla
81 comentarios

La semana laboral de cuatro días, con matices, ha convencido a la dirección de Telefónica, que ha decidido extender la opción de solicitar la medida, de carácter voluntario, a toda su plantilla en España, unos 18.000 trabajadores. La telco española llevaba haciendo una prueba de esta reducción de la jornada semanal desde el pasado mes de octubre con un grupo de trabajadores reducido, y los resultados del piloto han sido tan satisfactorios que ha decidido ampliarlo al resto de empleados, según informa El País.

El modelo de Telefónica. La semana laboral de cuatro días que Telefónica acordó con los sindicatos tiene, eso sí, letra pequeña, ya que conlleva una reducción del sueldo de los trabajadores que se acojan a ella, algo que va en contra de los preceptos de los defensores de este modelo de reorganización del trabajo, que estiman que la disminución de horas debe acometerse sin mermar el salario, como ya explicamos en Xataka.

Telefónica, en cambio, ha optado por un modelo en el que la empresa asume una pequeña parte del sueldo de las horas que se dejan de trabajar, y el empleado el resto. Así, la telco elimina el 80% de la retribución de la jornada de menos en la nómina del trabajador, por lo que éste sigue percibiendo un 20% del salario del día que no trabaja. Un paso intermedio que los sindicatos han pedido que se vaya ampliando paulatinamente en favor de los profesionales, para que se vaya acercando a la propuesta de semana laboral de cuatro días original.

Plazo de solicitud. Los trabajadores de Telefónica que se quieran acoger a esta semana laboral de cuatro días con reducción de sueldo tienen de plazo desde el 9 de junio al 15 de julio para comunicárselo a la empresa.

La medida, para todas las solicitudes que sean aceptadas, empezará a aplicarse desde el próximo 1 de septiembre, y se concederá, en principio, hasta final de año. No obstante, la intención de la compañía española es prorrogar la fórmula por periodos anuales hasta 2023. Por lo tanto, los trabajadores podrán elegir cada año acogerse a la semana laboral de cuatro días o regresar a una jornada superior con mayor sueldo.

Los que ya participan en el programa piloto desde octubre, por su parte, podrán continuar con la semana laboral de cuatro días durante julio y agosto, pero Telefónica no aclara si, en caso de así quererlo, podrán acogerse de nuevo a este plan o tendrán que regresar a la jornada anterior hasta 2023.

El modelo. La semana laboral de cuatro días es un modelo de reorganización del trabajo que propone reducir la jornada de 40 a 32 horas semanales sin que esto suponga una reducción de sueldo. Los defensores de esta propuesta argumentan que trabajar menos hace que los profesionales estén más descansados y contentos, lo que provoca que su productividad aumente y que, a la larga, sean capaces de rendir lo mismo en menos tiempo.

No obstante, el modelo plantea muchas dudas entre algunos empresarios, que no creen que se pueda producir lo mismo en menos tiempo. Por eso han surgido propuestas alternativas, como las de Telefónica y Desigual, que plantearon trabajar un día menos reduciendo una parte del sueldo de los empleados, o la del Gobierno de Bélgica, que propuso mantener la jornada de 40 horas a la semana a razón de 10 horas al día de lunes a jueves.

Y esas no son las únicas dudas. A pesar de las ventajas que pregonan los defensores de la semana laboral de cuatro días para el bienestar de los trabajadores, recientes estudios señalan que puede suponer más estrés y presión para los profesionales al tener que hacer el mismo trabajo en menos tiempo. Asimismo, el modelo también plantea cuestiones sobre la desigualdad entre trabajadores de distintos sectores, pues los expertos aseguran que esa reducción a 32 horas de trabajo a la semana no se podrá extender a todo tipo de trabajos.

Temas
Inicio