Hasta 85 horas de reuniones semanales y horas extra de madrugada: la oscura realidad laboral de TikTok [Actualizada]

Hasta 85 horas de reuniones semanales y horas extra de madrugada: la oscura realidad laboral de TikTok [Actualizada]
17 comentarios

Tras los bailes y la diversión de la red social de moda, TikTok, se oculta una oscura realidad laboral caracterizada por la obsesión en la productividad y la falta de consideración por los descansos y la vida personal de los empleados, según una investigación realizada por el Wall Street Journal. Malas prácticas laborales que los extrabajadores entrevistados por el rotativo estadounidense aseguran que han ido a más conforme subía la popularidad de la plataforma.

Prácticas tóxicas. Entre esas malas prácticas se encuentran la obligatoriedad de acudir a reuniones entre equipos de China y Estados Unidos en horario del país asiático, lo que fuerza a los trabajadores norteamericanos a trabajar de noche o en fin de semana, la imposición de unos plazos exagerada e injustificadamente ajustados o la competencia entre varios grupos en un mismo proyecto para fomentar la velocidad, lo que aumenta el estrés y la frustración.

Además, varios exempleados aseguran que podían llegar a tener, de media, unas 85 horas de reuniones a la semana, lo que les obligaba a realizar sus tareas fuera de la jornada laboral, generalmente en fines de semana o por las noches. En otros casos, trabajar de madrugada es una imposición de los jefes para cumplir con los plazos.

Consecuencias nefastas para los profesionales. Esas malas prácticas han llevado a que algunos empleados hayan presentado desórdenes alimenticios, insomnio, niveles de estrés y malestares emocionales de tal magnitud que han tenido que ir a terapia para tratar de manejarlos.

Y a situaciones tan desagradables como la de una trabajadora que tuvo tantas reuniones seguidas sin poder levantarse de la silla que empapó sus pantalones de sangre, ya que no le permitieron levantarse para ponerse una compresa. O la de otro profesional que asegura que tuvo que presentar un certificado médico que demostraba una enfermedad potencialmente grave para que su jefe le permitiese dejar de trabajar noche tras noche. Algunos también señalan problemas familiares y sentimentales por culpa de la excesiva presión laboral.

Competitividad exacerbada. Otra práctica que contribuye al malestar de los empleados es la costumbre de TikTok de poner a varios equipos a trabajar en el mismo proyecto por separado, para que cada uno desarrolle sus propias ideas y productos de forma independiente, con lo que los exempleados aseguran que buscan fomentar la competitividad entre ellos para acelerar el proceso.

Una práctica que varios empleados aseguran que contribuye a incrementar mucho el estrés y que conlleva una enorme frustración, porque hay personas que trabajan durante meses en un proyecto pero nunca ven sus resultados implementados en la red social porque no llegaron los primeros.

El chino por defecto. Otra queja recurrente es el uso del chino en reuniones en las que hay personas que no hablan el idioma (a los que se les ofrece, eso sí, traducción simultanea) o en documentos internos importantes que son mal traducidos al inglés con software.

Las quejas sobre el idioma han sido tantas que los responsables de la empresa acordaron en noviembre de 2021, ante las dimisiones masivas que estaba experimentando la empresa, realizar las reuniones en inglés si alguno de los participantes no dominaba el chino.

TikTok se defiende. Desde TikTok señalan, sin embargo, que cuentan con varias herramientas de comunicación, algunas de ellas que permiten guardar el anonimato, para que sus trabajadores hagan llegar sus quejas a la dirección para conseguir mejorar el entorno de trabajo.

Y, aunque admiten que las reuniones abarcan diferentes zonas horarias, subrayan que se esfuerzan en que esto no cree malestar en los trabajadores. "Fomentamos el uso de tiempo libre remunerado para descansar, el establecimiento de bloques de tiempo sin reuniones en toda la empresa de manera regular y la aparición de recordatorios de zonas horarias para los diferentes interlocutores que desincentivan las comunicaciones fuera de las horas de trabajo", explica un portavoz de la compañía.

La alta presión de las tecnológicas. TikTok no es la única empresa que ha sido acusada de malas prácticas laborales en pos de mejorar los resultados de la compañía. Otras tecnológicas, como Amazon o Tesla, también han protagonizado algunas polémicas parecidas. En el caso del comercio electrónico, por un software de productividad que penalizaba incluso por ir al baño y que ejercía tanta presión sobre los empleados que provocaba lesiones por estrés repetitivo.

Los dirigentes de Tesla, por su parte, fueron acusados por algunos empleados de forzar a sus empleados a tener jornadas laborales maratonianas y de exigirles que antepusiesen sus trabajos a sus vidas personales para conseguir cumplir a tiempo con los objetivos marcados.

Hemos actualizado la información para incluir las declaraciones de TikTok.

Imagen | Jonas Leupe

Temas
Inicio