Nadie está libre de ser despedido por Elon Musk. Ni siquiera la empleada que durmió en su oficina para lanzar Twitter Blue

Twitter Esther Crawford Elon Musk 1
48 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Esther Crawford fue una de las personas que durmió en las oficinas de Twitter para cumplir con los plazos del frenético ritmo de trabajo de Elon Musk. La directiva encabezó, además, el desarrollo de Twitter Blue, uno de los proyectos más comentados por el multimillonario desde que se hizo cargo de la red social. Aquellos esfuerzos parecen haber sido en vano.

Crawford, que se desempeñaba como directora de producto, fue apartada de Twitter durante el fin de semana. Este movimiento llegó a acompañado del despido de gran parte de su equipo y de personal de otros departamentos de la red social. Según Zoë Schiffer de Platformer, esta última ola de recortes se ha cobrado el empleo de unas 50 personas.

De dormir en las oficinas a quedarse sin trabajo

La compra de Twitter por parte de Musk se cerró finalmente el 28 de octubre del año pasado. A partir de se momento, el empresario no tardó en empezar con los despidos e instaurar una dinámica de trabajo muy diferente a la habitual en la red social. Obligó a los empleados a comprometerse con un Twitter “hardcore” o a abandonar la compañía.

Con su particular estilo de gestión, Musk despidió a varios ingenieros por contradecir sus ideas y siguió con la idea de impulsar un trabajo extremadamente exigente de forma presencial. Crawford, al menos en público, no parecía ver un problema en todo aquello, y respondía con argumentos a los comentarios en relación a una imagen viral suya durmiendo en la oficina.

“Hacer cosas difíciles requiere sacrificio (tiempo, energía, etc.). Tengo compañeros de equipo en todo el mundo que se esfuerzan por dar vida a algo nuevo”, decía parte de en uno de sus Tweets. “Estamos a menos de 1 año en una transición empresarial y cultural masiva. La gente lo está dando todo en todas las funciones”, añadía en otro mensaje.

Mientras que algunos colegas utilizaban el hashtag #LoveWhereYouWork para demostrar que eran “un equipo”, ella utilizó en la foto viral el hashtag #SleepWhereYouWork (duerme donde trabajas). Incluso, Crawford había defendido en el Slack interno de la empresa la necesidad de hacer recortes masivos para garantizar la supervivencia de la empresa.

Para muchas personas, todo aquel esfuerzo podría haber sido en vano. La ahora ex directora de producto de Twitter, piensa lo contrario. “Estoy profundamente orgullosa del equipo construido a través de tanto ruido y caos”, dijo la directiva en un mensaje publicado hace pocas horas en el que defendió su trabajo para “construir el Twitter 2.0”.

Imágenes: Noemi Khachian | Esther Crawford

En Xataka: Los tuits de Elon Musk comenzaron a perder relevancia. Su solución: despedir a un ingeniero de Twitter

Inicio