Musk obligó a los teletrabajadores de Tesla a volver a la oficina. Olvidó que no tenía escritorios para todos

Musk obligó a los teletrabajadores de Tesla a volver a la oficina. Olvidó que no tenía escritorios para todos
26 Comentarios

Elon Musk estableció hace unas semanas que los empleados de oficina de Tesla sólo podrían teletrabajar si pasaban, al menos, 40 horas a la semana en las instalaciones de la empresa. Algo que, de facto, acababa con el trabajo en remoto en la compañía automovilística tras dos años permitiendo esta modalidad laboral por el coronavirus.

Lo que el magnate sudafricano no previó es que durante estos dos años la compañía ha ido incorporando nuevos empleados y que su plantilla es considerablemente mayor a la de marzo de 2020, lo que ha hecho que en algunas oficinas de Tesla los empleados se hayan encontrado sin escritorios para poder trabajar o sin aparcamientos en los que poder estacionar sus vehículos, según The Independent.

El doble de empleados. De acuerdo con datos de Statista, en los dos años de pandemia Tesla ha duplicado su plantilla. En diciembre de 2019 contaba con 48.000 empleados, una cifra que en ese mismo mes de 2021 se elevaba a 99.000 trabajadores. Muchos de ellos son operarios para su creciente red de gigafactorías, pero otra parte importante son trabajadores de oficina que han teletrabajado buena parte de su jornada desde que entraron en la compañía.

Las oficinas de Tesla, en cambio, parece que apenas han cambiado estos dos años porque, entre otras cosas, no era necesario al tener a muchos empleados trabajando en remoto. La medida decretada por Musk parece que fue una sorpresa incluso para los directivos de la empresa, que no han tenido tiempo suficiente de adaptar las instalaciones a la nueva realidad de su plantilla.

Caos en la vuelta a la oficina. La queja más frecuente entre los trabajadores de Tesla ha sido la falta de plazas de aparcamiento para todos. Una vez en la oficina, muchos encontraron dificultades para dar con un lugar adecuado en el que trabajar, ya que había menos escritorios de los necesarios. Por último, muchos de los que lograron instalarse aseguran que la señal de internet era tan débil que no les permitía realizar sus tareas correctamente.

El caos fue tal que algunos jefes, en contra de las órdenes de Musk, se vieron obligados a volver a mandar a sus empleados a casa para que pudiesen trabajar desde allí.

El teletrabajo no es aceptable. A principios de junio, Elon Musk envió un comunicado interno a sus trabajadores en el que les informaba de que el trabajo remoto ya no se consideraba aceptable en la compañía y que para optar a él los empleados debían pasar al menos 40 horas a la semana en la oficina. Asimismo, mostró la puerta de salida a los que no estuviese de acuerdo con esta orden.

No contento con eso, también afirmó en su cuenta de Twitter que los trabajadores que no quisiesen volver a la oficina “deberían fingir que trabajan en otro lugar”, con lo que dejaba claro que considera que el teletrabajo no es productivo.

Imagen | Windell Oskay

Temas
Inicio