Publicidad

Ant Financial, la fintech de Jack Ma de los 150.000 millones de dólares
Empresas y economía

Ant Financial, la fintech de Jack Ma de los 150.000 millones de dólares

Publicidad

Publicidad

Ant Financial es un monstruo fintech. Su valoración ronda los 150.000 millones de dólares, lo que supera con creces el valor conjunto del Santander y el BBVA. Una empresa financiera que cuenta con tan solo 15 años de existencia y que previsiblemente el próximo año saldrá a bolsa.

Pero, ¿de dónde surgió Ant Financial? ¿Cómo ha podido en tan solo unos años convertirse en un gigante financiero? ¿Tiene una historia turbia detrás? Estamos ante un caso de éxito que seguramente se estudie en los libros de historia financiera del futuro.

Los orígenes

Para entender la historia de Ant Financial hay que remontarse a 1999. En aquel año Jack Ma y otros socios fundaron Alibaba.com, un marketplace para ventas entre empresas (b2b) cuyo objetivo era poner en contacto a exportadores chinos con importadores en el resto del mundo. La idea tuvo buena acogida, ya que a los pocos meses Alibaba.com recibió una fuerte inversión de Goldman Sachs y Softbank.

Según pasaron los años Alibaba se fue expandiendo, abarcando otros sectores que no fueran estrictamente el b2b entre empresas chinas y extranjeras. Por ejemplo a día de hoy cuenta con webs tan famosas como Aliexpress.com, cuyo objetivo es poner en contacto a empresas y consumidores finales (b2c). También con 1668.com, que es como Alibaba.com pero para el mercado interno chino. Y también a Taobao, que es un marketplace estilo Wallapop, para poner en contacto a consumidores entre ellos directamente (c2c).

Alipay pasó de ser un simple sistema de intermediación entre compradores y vendedores pasó a ofrecer una garantía de vendedores confiables

En su día Alibaba era una gran empresa pero tenía competencia. En 2004 eBay compró un competidor de Taobao, Eachnet.com, para entrar en el mercado chino. Esto era una gran amenaza para Alibaba, que de hecho estuvo negociando con eBay (que por aquel entonces se centraba en ser una plataforma b2c y c2c, no como ahora que parece más centrada en ser b2c) la venta de Taobao. Sin embargo no se llegó a cerrar la venta y quedaron como competidores.

El problema que tenían Taobao y muchas de estas plataformas era la desconfianza entre comprador y vendedor. Por tanto en dicho 2004 Taobao lanzó Alipay, una intermediación entre el comprador y el vendedor: al realizar una transacción Alipay retenía el dinero del comprador hasta que recibía el producto. Esta estrategia, muy parecida a la que ofrecía eBay con PayPal, que había comprado un año antes, impulsó definitivamente las ventas de Taobao.

Fruit 669916 960 720

Ese fue el inicio de Alipay, una historia de mucho éxito. De ser un simple sistema de intermediación entre compradores y vendedores pasó a ofrecer una garantía de vendedores confiables, en un país como China, donde había pocas herramientas para verificar comportamientos correctos. También irrumpió en una sociedad con todavía pocos servicios financieros disponibles, haciendo muy accesibles las transacciones financieras a un número ingente de personas.

Además se lanzó a los pagos móviles con un sistema muy ingenioso: los códigos QR. Cualquier comercio que quisiera vender solo tenía que imprimir un código QR y cualquier smartphone podía usarlos para pagar siempre que tuviera cámara. Es un sistema sencillo que permite expandise de forma muy fácil con poca tecnología, ideal para un país como China.

La separación de Alibaba

Otro hito en la historia de Alibaba fue cuando Yahoo! invirtió en ella en 2005. Compró el 40% de las acciones por 1.000 millones de dólares. Para Yahoo! fue un gran acierto, ya que en los tiempos finales de compañía esta inversión valía mucho más que el resto del negocio. De hecho cuando Alibaba salió a bolsa el valor de esta participación (diluida por otras ampliaciones de capital) rondó los 10.000 millones de dólares.

Sin embargo esta participación (y la de Softbank inicial) creó problemas a Alipay. En 2010 China decidió regular las empresas financieras que estaban surgiendo en Internet y puso unas normas distintas para las empresas puramente chinas y las que tuvieran participación de inversores extranjeros.

En 2013 Alipay pasó a PayPal en número de transacciones móviles

Es entonces cuando Jack Ma, en un movimiento algo insólito, decide separar Alipay de Alibaba y transferir su propiedad a una empresa externa, de la que él era accionista. Esta transferencia se hizo sin informar a Yahoo! y Softbank, que cuando se enteraron intentaron vetar la operación. Al final llegaron a un acuerdo económico pero la situación fue muy complicada, hubo incluso quien afirmó que esta operación dañó la reputación de China como lugar donde hacer negocios, cosa que por cierto no ha hecho más que empeorar en los últimos años.

Sorpasso a PayPal y cambio de nombre

En 2013 se anunció que Alipay había superado a PayPal como plataforma de pagos móviles. Y es que mientras que PayPal tenía una gran competencia en occidente (tarjetas de crédito principalmente) Alipay apenas tenía competencia en dicha época, si exceptuamos WeChat, del gigante Tencent.

En 2014 Alipay cambio de nombre y pasó a llamarse Ant Financial Services. ¿Por qué? Llegados a este punto Alipay era uno de los servicios principales que la compañía estaba proporcionando, quizá el más existoso, el de los pagos móviles. Pero también ofrecía créditos, servicio bancario y un largo etcétera. No tenía sentido seguir llamando a la compañía como uno de los servicios concretos.

Tamaño y futuro

Business 1730089 960 720

Desde el cambio de nombre Ant Financial ha ido expandiéndose fuera de China. Ya opera en varios países del sudeste asiático y está contemplando llegar a occidente, en principio para facilitar a los ciudadanos chinos pagar con Alipay en tiendas, pero quizá se anime a una expansión en toda regla (aunque Europa y EEUU es donde más presión de la competencia tendría).

Lo cierto es que el año pasado recibió una inyección de capital de 14.000 millones de dólares. Esto es muy similar a los 15.900 millones que han recibido de financiación todas las empresas fintech de Europa y Estados Unidos en su conjunto. Y además situa su valor en 150.000 millones de dólares, más que, como ya hemos comentado, bancos de tamaño muy considerables como el Santander y el BBVA (juntos), pero también que bancos de inversión como Goldman Sachs y Morgan Stanley (también juntos).

Ser tan grande tiene sus problemas. Entre eso y que China está en el punto de mira de EEUU por sus dudosas prácticas de beneficiar a empresas locales en detrimento de las extranjeras, el año pasado EEUU vetó la compra de MoneyGram por parte de Ant Financial.

Se espera que este año o el que viene Ant Financial salga a bolsa, la de Shanghai. Está por ver pues ya ha habido varios retrasos, y la situación de China no es la mejor para realizar una salida a bolsa. Sin embargo está en plena expansión y no debe ser fácil seguir levantando rondas de capital tan grandes sin ser una empresa pública. Veremos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir