Amazon planea despedir a 10.000 trabajadores, según The New York Times: el invierno laboral sigue azotando a las Big Tech

Amazon planea despedir a 10.000 trabajadores, según The New York Times: el invierno laboral sigue azotando a las Big Tech
22 comentarios

Son tiempos difíciles para las Big Tech. En lo que va del mes de noviembre, Twitter ha suprimido la mitad de su fuerza laboral y Meta ha despedido a 11.000 trabajadores. La sombra de los recortes de personal ahora llega también a Amazon. El gigante estadounidense del comercio electrónico se prepara para despedir a aproximadamente 10.000 empleados, el 1% de su plantilla, según The New York Times.

El ajuste, el más importante en los 28 años de historia de Amazon, se centraría en tres divisiones: dispositivos (que incluye el desarrollo de productos Alexa), ventas y recursos humanos. La compañía, bajo la dirección de Andy Jassy, habría llegado a esta conclusión después de poner en marcha un plan de optimización de costes cuyo objetivo sería reducir las divisiones menos rentables.

Amazon se prepara para un importante recorte

Durante los primeros meses de la pandemia, Amazon vivió un enorme crecimiento. Casi todas las unidades de negocio de la compañía empezaron a experimentar tiempos de bonanza. Así, entre 2020 y 2021 contrató a una gran cantidad de personas, elevando su plantilla hasta los 1,5 millones de empleados. El desarrollo, sin embargo, no se mantuvo a lo largo del tiempo y los números se pintaron de rojo.

En el tercer trimestre de este año, la compañía fundada por Jeff Bezos experimentó la tasa de crecimiento más lenta en dos décadas, lo que vaticinaba un escenario probablemente más desalentador para el último trimestre del año. La cotización de Amazon (AMZN) en la bolsa, por su parte, cayó aproximadamente un 46% en 2022. En noviembre de 2021 cotizaban en el rango de los 180 dólares y ahora se sitúan en los 99 dólares.

Lo cierto es que los esfuerzos para optimizar costes de Amazon vienen desde hace tiempo. En mayo de este año empezó a reducir el tamaño de sus almacenes, cerró varias de sus tiendas físicas y redujo su plantilla de logística. Además, a principios de este mes anunció que dejaría de contratar personal en parte de su estructura. Cabe señalar que, de momento, la compañía todavía no ha hecho comentarios.

Amazon Alexa 1

Como decimos, la división de dispositivos, que incluye productos como Alexa, Echo, Kinde, entre otros, sería una de las afectadas por los recorte de personal. Amazon había apostado fuertemente por esta división, duplicando el personal existente entre 2017 y 2018. No obstante, dispositivos en los últimos años registró importantes pérdidas operativas entrando así en el plan de optimización de costes de Jassy, señala NYT.

La compañía se habría enfrentado al siguiente dilema: seguir perdiendo dinero para mejorar la experiencia del asistente de voz, y así competir mejor con otros productos como Siri y Google Assistant, o emprender un recorte para frenar los gastos. Aparentemente, la compañía se habría decantado por esta última opción. Queda por ver, entonces cómo afectará el desarrollo de nuevos dispositivos y funciones.

Imágenes: Amazon | Yender Gonzalez

Temas
Inicio