La semana pasada Twitter despidió a 3.700 empleados. Hoy está pidiendo a algunos de ellos que vuelvan

La semana pasada Twitter despidió a 3.700 empleados. Hoy está pidiendo a algunos de ellos que vuelvan
76 comentarios

El pasado viernes 3.700 empleados de Twitter se enteraron de que habían sido despedidos de la empresa. La llegada de Elon Musk ha supuesto cambios radicales en su estructura interna, pero ahora sus propios responsables están dándose cuenta de que en algunos casos los despidos fueron un error.

Qué ha pasado. Según indican en Bloomberg, Twitter está contactando con decenas de empleados que habían perdido su trabajo y está pidiéndoles que vuelvan a la empresa.

Uy, nos hemos equivocado. Dos fuentes internas revelan que algunos de los empleados a los que se les ha pedido volver fueron despedidos por error. En otros casos los gestores les dejaron ir antes de darse cuenta de que la labor que hacían era necesaria para crear las características que Musk está pensando para el futuro de la red social.

Donde dije digo digo Diego. El viernes pasado se producía una oleada de despidos masivos en Twitter. Muchos se enteraron por correo, pero hubo quien lo supo antes al ver cortado su acceso al correo de la empresa o a Slack, la herramienta que se usa para los chats internos. Musk, que no había comentado nada en el momento, publicó más tarde un tuit en el que indicó que "lamentablemente no hay opción cuando la empresa pierde más de 4 millones de dólares al día".

Todo muy agitado. Casey Newton, analista y autor de la newsletter Platformer, fue uno de los primeros en avisar de que Twitter estaba pidiendo volver a algunos de sus empleados. En los canales internos de Slack se avisaba a los empleados de esas peticiones, y se les pedía que "si habéis estado en contacto con personas que podrían volver y que creéis que podrían ayudarnos, por favor nominadlos" en esos canales. Sigue el caos al que se referían algunos empleados.

¿Superapp X a la vista? Los planes de futuro del servicio siguen siendo una incógnita en gran medida, pero según esas comunicaciones se indicaba que a los responsables les "vendría bien ayuda con Android e iOS", planteando el refuerzo de los clientes de Twitter para esas plataformas móviles o, quizás, el hipotético desarrollo de la superapp "X" de la que Musk ya habló hace meses.

Temas
Inicio