Compartir
Publicidad
Publicidad
Nueve formas originales de derribar un dron (aunque no te recomendamos hacerlo)
Drones

Nueve formas originales de derribar un dron (aunque no te recomendamos hacerlo)

Publicidad
Publicidad

Los drones han llegado para quedarse, su participación en diversas tareas es algo que incrementa día día con día y esto no pone muy contentos a todos, ya que mientras se crean proyectos para tener drones con nuevas capacidades, también está el otro lado de la moneda, detractores que buscan la mejor forma de abatirlos.

Desde las clásicas armas de fuego o redes para capturarlos, hasta águilas entrenadas y rayos láser, derribar drones se está convirtiendo en una práctica común en varias regiones del mundo, sin embargo hay que tener precaución, ya que muchas de las legislaciones mencionan que derribar drones es algo ilegal, por lo que no se recomienda llevar a cabo ninguna de estas prácticas.

Por ejemplo, en Estados Unidos se ha modificado la ley para catalogar el ataque a drones como un delito federal porque prácticamente se está derribando una aeronave privada, es así como ahora los drones forman parte de esta regulación que se castiga con hasta con 20 años de prisión. Sin embargo hay una gran variedad de formas de hacerlo y hoy daremos un repaso por algunas de ellas.

La clásica escopeta y muy buena puntería

Arranquemos con lo básico, una buena escopeta y la capacidad de disparar a un objeto volador en movimiento, una tarea nada sencilla pero que se ha popularizado en países como en Estados Unidos, esto después de que un habitante de Nashville disparara en tres ocasiones contra un drone que sobrevolaba su propiedad, algo que ya comentamos que es ilegal sin embargo, pero al demostrar que el drone estaba en propiedad privada y ponía en riego su seguridad, es como consiguió evadir los cargos y no tener que pagar por los daños ocasionados.

Ahora, al existir un antecedente y bajo el argumento de que su seguridad está en riesgo o pueden estar siendo espiados, gran parte de los estadounidenses están practicando sus habilidades de a la mínima prueba de que una de estas aeronaves esté sobre su propiedad, una práctica que está en aumento y que aún no tiene leyes definidas.

Una lanza en el festival medieval

El objetivo de los festivales medievales es evocar todo lo que ocurría en aquella época, por lo que los drones no tienen porque participar, esto fue lo que vino a la cabeza de un ruso medieval que se encontraba en uno de estos festivales, quien al ver que un molesto drone volaba sobre encima de ellos decidió usar su lanza y derribarlo.

El drone pertenecía a una agencia que había sido contratada por la organización del festival para grabar tomas aéreas, pero la idea central de este tipo de eventos es recrear actos históricos por ello está prohibido introducir objetos de la época actual. El drone no sufrió daños de consideración ya que la lanza fue fabricada con objetos caseros, además de que la persona que derribó el drone se ofreció a pagar los daños.

 El balón de fútbol y una precisión envidiable

Gran parte de los drones abatidos son gracias a que algunas personas poseen una gran capacidad para anticiparse a los hechos, además de algo de suerte, como en este ejemplo, donde un joven estudiante nos muestra su gran capacidad de precisión al derribar un drone con un balón de fútbol cuando éste sobrevolaba el campo durante una práctica.

Este drone había sido contratado por el colegio para grabar una tomas para vídeos promocionales, pero uno de los jugadores simplemente decidió probar puntería con muy buena suerte; en este caso el drone tampoco sufrió daños y la agencia no presentó cargos en contra del joven, sólo mencionaron que "trabajar con niños tiene sus consecuencias.

Emisión de interferencia anti-drones

Ahora vayamos a las cosas un poco más avanzadas. La compañía Battelle ha desarrollado un sistema de emisión de frecuencias GPS y bandas ISM con la finalidad de que el piloto pierda control del drone, este sistema se puede añadir ya sea a una antena, una escopeta o rifle, o bien usarse por separado de forma portátil.

Esta opción es una de las más amigables ya que no derriba el drone, sólo lo hace descender de forma lenta para interceptarlo cuando haya aterrizado, una solución pensada para casos donde se cree que la aeronave pueda tener presencia de explosivos, ya que además de crear interferencia entre el piloto y el drone, elimina cualquier otro tipo de señales como de vídeo, audio y detonadores.

Sistemas de interferencia para aeropuertos

Quienes más están sufriendo con la proliferación de drones comerciales son los aeropuertos, quienes diariamente reciben alertas de pequeñas naves que entran en el espacio aéreo restringido, lo que los ha llevado a invertir en un sistema que crea interferencias para ayudar con esta complicada tarea de vigilancia.

El gobierno de los Estados Unidos ha empezado a probar un sistema llamado 'Anti-UAV Defense System (AUDS)', que detecta y neutraliza drones en un radio de 10 kilómetros, su funcionamiento se basa en un radar electrónico que detecta la aeronave, una cámara de luz de día y otra infrarroja que hacen un seguimiento de la trayectoria y por último, una antena que lanza un haz direccional de 4 vatios que corta las señales de radio del drone, un proceso que sólo requiere entre ocho y quince segundos.

Sistemas de rayos láser

Laser Drone

Pero sin duda uno de los sistemas que más se ha desarrollado en el último año ha sido el uso de rayos láser adaptados para la intercepción de drones, estos sistemas en un inicio fueron pensados para abatir aviones y naves espías, pero con el avance en materia de drones, los cuales suelen ser silenciosos y pequeños para que un radar los detecte, es como ahora varios países han decidido invertir en esta tecnología.

Tenemos el caso de China con un sistema que presume su precisión y capacidad de derribar hasta 30 drones en menos de 3 minutos. Por otro lado tenemos a Estados Unidos que junto a Boeing han adaptando un sistema que se coloca en la parte superior de tanques o vehículos de combate, que en un inicio fue pensado para derribar misiles, para ahora hacer frente a drones con hasta 500 metros de altura.

Uno de los sistemas más interesantes es el que han desarrollado en el Reino Unido, el cual emplea un radar que ubica el drone, una cámara que identifica que de verdad se trate de una aeronave no autorizada, una antena direccional que envía una señal de radio para congelar el drone en el aire, y un sistema de disparo de láser de gran potencia que trabaja en un rango de hasta siete kilómetros.

por su parte Alemania se sumó recientemente a la moda de añadir láser a sus sistemas de defensa militar, esto por medio del 'Oerlikon Skyshield High Energy Laser' que es un potente sistema que integra sensores de localización y seguimiento de proyectiles, misiles antiaéreos para aviones, cañones de 35 mm para atacar helicópteros, y rayos láser para abatir drones.

Las redes caza-drones

La redes son otro elemento que también está siendo usado en gran medida para abatir drones, y partiendo de la base donde las redes siempre han mostrado un alto nivel de eficacia en diversas tareas, es como varios fabricantes han decidido adoptarlas para que sirvan para cazar a las aeronaves no deseadas.

Uno de los desarrollos más atractivos es la SkyWall 100, una potente bazuca que dispara una red por medio de un sistema de aire comprimido, esto con el objetivo de capturar el drone y no dañarlos, porque además la red posee un sistema de paracaídas que hará que la caída sea lo menos aparatosa posible. Esta bazuca está diseñada para atrapar drones a una altura máxima de 100 metros.

En el caso de Tokio, la policía ha diseñado un sistema más sencillo pero eficaz a base de redes, ya que emplean un drone caza-drones que está equipado con una red de tres metros de largo, la cual sirve para enfrentar de forma directa al drone no autorizado y así capturarlo para una posterior investigación.

Pero si la implementación japonesa es un poco brusca, también existe la opción de tener un drone caza-drones pero con un sistema que dispara la red para capturar a la aeronave intrusa. Dentro de este diseño tenemos dos opciones, el creado por la Universidad Tecnológica de Michigan que tampoco busca dañar al drone, ya que la red está unida a una cuerda que no permite que el drone caiga.

Y por otro lado tenemos la opción de la compañía Theiss UAV que consiste en ir directo al objetivo y neutralizarlo, esto por medio del disparo sin piedad de una red para poner fuera de combate al drone, un sistema que también ha sido pensado para objetos en tierra, como personas a pie, moto o bicis.

Las águilas caza-drones

Pero sin duda una de las formas más controvertidas para que se han usado para cazar drones es el uso de la cetrería, donde la policía de Holanda ha empezado a entrenar águilas con el objetivo de capturar aeronaves no autorizadas o sospechosas pero sin dañarlas, ya que se busca saber de dónde provienen y a quién pertenecen.

La parte complicada es que el entrenamiento abarca sólo algunos modelos de drones, por lo que podría resultar peligroso para el ave tratar de capturar otro modelo donde las hélices puedan provocar un daño, algo a lo que los entrenadores han contestado que están trabajando en ampliar la base de modelos con la finalidad de tener actualizaciones constates.

Los drones como piñatas

Finalmente hay una forma un poco extraña de derribar un drone, que es usarlo como piñata, donde el método se basa simplemente en tratar de golpear la aeronave con los ojos vendados hasta conseguirlo, algo que por supuesto es más una broma que una forma real de abatir un drone, pero que sin duda resulta interesante y hasta divertida.

Este original método surgió hace unos días gracias a los chicos de Vat19, quienes para celebrar los dos millones de suscriptores en su canal decidieron crear una pequeña piñata para colocarla sobre un drone y así tener una forma interesante de drone-piñata para derribar a golpes.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos