Compartir
Publicidad

Sistemas militares para derribar drones, en Reino Unido se lo toman en serio

Sistemas militares para derribar drones, en Reino Unido se lo toman en serio
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Unos le ponen armas al dron, otros quieren preparar una defensa eficaz contra ellos. Ahí están los vehículos voladores no tripulados, dejándose querer, regularizándose, o siendo odiados, pero inevitablemente entre nosotros.

Las autoridades que velan por la seguridad y el control del tráfico aéreo no los quieren cerca de aeropuertos, tampoco de zonas de vuelo de otros vehículos, y es una realidad que muchos drones están en manos de personas inconscientes o poco preparadas para su desempeño.

La autoridad estadounidense está recibiendo alrededor de cien incidencias mensuales desde pilotos que han pasado cerca de drones

Algunas compañías británicas trabajan en soluciones para echar abajo a estos bichos voladores, si es que su presencia no es bienvenida. El arma anti-dron que están preparando responde al rimbombante nombre de “Anti UAV Defense System”, y es algo así como una combinación entre radar, cámara y un sistema peculiar de disparo y abatimiento.

Está siendo desarrollada por tres compañías del lugar: Blighter Surveillance Systems, Chess Dynamics, y Enterprise Control Systems. ¿Cómo funciona? Pues primero el radar identifica y persigue el objeto volador, hasta pasar al rango de actuación de la cámara. Entonces el sistema ya tiene un sistema de seguimiento y enfoque de la presa que le permite acertar con el tiro.

 85980010 Auds3

Es importante el sistema de reconocimiento de la cámara, para identificar al elemento volador, no vaya a ser que actuemos sobre un pato. Sobre el sistema de disparo, no se lanza un proyectil, sino que se intenta eliminar las comunicaciones con su controlador, para hacerlo caer a una zona segura de la superficie.

En realidad lo que se hace es lanzar una señal potente de radio con una antena direccional, y se tarda unos 25 segundos en conseguir congelar al dron. Bien podrían dejarlo así en el aire hasta que se quede sin baterías - no tienen mucha autonomía -, o es una forma de decirle al dueño que vuelva por donde vino. El sistema británico es capaz de actuar en un rango de siete kilómetros.

Igual que se bloquean comunicaciones, se podrían implementar sistema de disparo de proyectiles, o sistemas basados en láser (Boeing ya juega con ellos). Hablamos de emplear herramientas militares para abatir drones, que por ahora no pasan de fase de prototipo, pero que bien podrían estar pronto en lugares donde las autoridades lo consideraran necesario.


Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio