Publicidad

AMD R9 Fury y Fury X: las bestiales nuevas tarjetas gráficas con las que AMD quiere superar a Nvidia
Componentes

AMD R9 Fury y Fury X: las bestiales nuevas tarjetas gráficas con las que AMD quiere superar a Nvidia

Publicidad

Publicidad

Habemus nuevas tarjetas gráficas de AMD, con apellidos Fury y 300 Series. Nueva generación, nuevos nombres y alguna sorpresa, siempre dentro de las familias R7 y R9 que se estrenaron en 2013. Y es que ya iba siendo hora.

En este tiempo NVidia había cogido la delantera con múltiples lanzamientos, y le tocaba a AMD mover ficha. Entre los nuevos modelos - son muchos - destacan las AMD R9 Fury y Fury X, con nuevos núcleos Fiji y que quieren sentar batalla frente a las NVidia de más alta gama.

AMD R9 Fury y la promesa de revolución: memoria RAM HBM

Algunos habrían realizado quejas sobre que AMD no terminaba de poder competir con NVidia en las gamas más altas de producto, y no ha sido sólo durante una generación. Era una realidad, aunque AMD confía en poder solucionarlo con las AMD R9 Fury.

Son dos tarjetas gráficas, R9 Fury y R9 Fury X donde la más potente es la segunda de ellas: incluye refrigeración líquida, núcleo Fiji con 8.900 millones de transistores, 4096 procesadores OpenCL y la gran novedad de la familia: memoria RAM HBM, 'High Bandwidth Memory', la que confían sea la evolución de GDDR5. Y es que, sobre el papel, pinta muy bien: mayor potencia unido a un menor consumo. Todo encaja. Las dos Fury incluirán 4 GB de memoria HBM, interfaz que será capaz de proporcionar hasta 512 GB/s de ancho de banda, por los en torno a 220 GB/s de GDDR5.

A nivel técnico la memoria HBM tiene múltiples novedades, como que la memoria está apilada en vertical y todos los módulos conectados entre si. Esto permite una mayor velocidad, gracias en parte también a que los módulos de memoria pasan a sobre el núcleo y no en sus alrededores.

Hbm Info

La otra tarjeta gráfica presentada dentro de esta línea es la AMD R9 Fury es el modelo pequeño, pero aún así una bestia muy similar a la 'X': también núcleo Fiji (aunque 'capado', quedándose en 3584 núcleos), cambia la refrigeración líquida por aire y los mismos 4 GB HBM de su superiora. Tanto una como otra, según AMD, están enfocadas al juego en 4K y a la realidad virtual, algo que parece muy cercano con Oculus, quienes ya aseguraron que los requisitos iban a ser muy altos. En principio estas dos Fury serán suficiente.

Fiji Hbm

Respecto a los precios, no esperéis que sean bajo. AMD R9 Fury (549 dólares) está pensada para competir con GTX 970/980, mientras que R9 Fury X (649 dólares) debería ser superior a la segunda de NVidia.

Las R9 y R7 siguen vivas. Y sí, hay 390X

Las 'Fury' son el lanzamiento más llamativo, sus dos nuevas tarjetas gráficas de tope de gama para competir con NVidia, y poder plantear una opción para quien quiera 'lo mejor'. Pero hay más: junto a las dos ya mencionadas, AMD ha presentado otras 6 tarjetas gráficas que heredan buena parte de la tecnología de las pasadas generaciones, evolucionando en algunos casos algunas características.

Por ejemplo las AMD R7 360, R7 370 y R7 380 son la gama de entrada y media de gráficas dedicadas. Para los que quieran un modelo sencillo para jugar, olvidándose de los 4K, VR y demás parafernalia. Suficientes para FullHD (y un poquito de 2K), que es lo que la mayoría tenemos en casa. Admitirán hasta 4 GB de memoria GDDR5 (nada mal para una GPU de estas gamas) y sus precios en Estados Unidos son los siguientes:

  • AMD R7 360: precio por determinar, previsiblemente 119 dólares
  • AMD R7 370: 149 dólares
  • AMD R7 380: 199 dólares

Hay un poco más ahí arriba. También han presentado dos AMD R9, 390 y 390X, como GPU para 4K. Se basan en las 290/290X aunque mejoran algunos detalles, como por ejemplo que pueden utilizar 8 GB GDDR5; AMD ha afirmado que son 1.5 veces más eficientes en el ratio rendimiento por unidad de vatio.

Amd R7 R9 300

Si no llegan a alcanzar a las Fury, su precio será por supuesto mucho más bajo. No es que sean extraordinariamente accesibles, aunque tampoco pueden ser consideradas como dos tarjetas muy caras:

  • AMD R9 390: 329 dólares
  • AMD R9 390X: 429 dólares

Todas las R7 y R9, incluyendo las Fury, se pondrán a la venta a partir del 24 de junio. Los precios en España aún son desconocidos y se irán confirmando en los próximos días.

Y la sorpresa: R9 Nano

En un mercado que busca el máximo realismo - íntimamente ligado con el mayor potencial gráfico - no sorprende ninguno de los lanzamientos de aquí arriba. Es lo habitual: tecnologías que entran (HBM), más potencia, menor consumo, precio más asumible... y así va creciendo el mercado.

Sin embargo, de entre los productos presentados por AMD dentro de este E3 2015, hay uno que sí destaca sobre los demás por ser diferente: se llama AMD R9 Nano, una tarjeta gráfica potente en pequeño formato.

Amd R9 Nano

Su principal virtud está su longitud, 15 centímetros, una miniatura en comparación con las gamas más altas que suelen estar en torno a los 25-28 centímetros, según fabricante. Con este modelo, que estará basado en Fiji - como las 'Fury' - AMD quiere demostrar de lo que es capaz su nueva arquitectura en términos de escalabilidad.

Para que tengamos algunas referencias, AMD asegura que R9 Nano es la mitad de una R9 290X, con un rendimiento igualmente de la mirad. Su mercado es muy diferente, principalmente esa nueva moda de los SFF para jugar y, seguramente, con las Steam Machines en el punto de mira. Habitualmente este tipo de equipos montaban gráficas del estilo a las R7 260/270 o GTX 750, y ahora la R9 Nano será una dura competidora.

Lamentablemente por ahora no hay precios, aunque sí una fecha para su lanzamiento: tercer trimestre de 2015, esto es, a partir de verano.

Una evolución más que necesaria

Podemos definir los nuevos productos de AMD como muy necesarios. Empezábamos este artículo mencionando que NVidia había comido terreno, y que AMD llevaba ya más de año y medio sin nuevos productos representativos; la espera por fin ha llegado a su fin.

La presentación puede dividirse en dos. En primer lugar los refritos, que más que interesar por las novedades tecnológicas los nuevos modelos R7 y R9 pueden ser atractivos por sus bajadas de precio respecto de sus antecesoras. Tampoco hay que olvidar los pequeños detalles que mejorarán, como la arquitectura más eficiente (mayor factor rendimiento/consumo energético) o ciertas características como la RAM.

Sin embargo, el principal foco está puesto en las AMD R9 Fury, esa revolución con la que AMD quiere poder sentarse junto a NVidia en las gamas más altas. Son tarjetas gráficas caras, productos bastante exclusivos pero esenciales en la imagen de una compañía. A la vista de las características parece que por fin AMD podrá competir con NVidia en la parte más alta del mercado; no obstante, esto deberá como siempre ser confirmado a través de benchmarks, que por ahora no han sido publicados.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir