"No habrá un 'Yo soy Iron Man'": James Gunn empieza a desgranar cómo será su universo DC frente al MCU de Marvel

Seoul Fan Event 012
6 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Aunque 'The Flash', todavía un efecto de la resaca del universo DC en cine tal y como lo visualizó Zack Snyder, está a la vuelta de la esquina, está claro que vivimos tiempos de cambios en Warner. No solo el argumento de esta nueva película los propicia con su inyección de multiversos en la fórmula, sino que James Gunn fue nombrado hace unos meses, en compañía del veterano productor de Warner Peter Safran, como nuevo responsable de crear un nuevo cosmos superheroico para la compañía.

Algunos proyectos ya confirmados. Entre todo lo que trae James Gunn bajo el brazo, aún sin la mayoría de fechas ni repartos confirmados, tenemos 'Superman: Legacy', escrita y dirigida por él mismo, y que llegará en julio de 2025. Y después irán llegando cosas como 'The Authority', 'The Brave and the Bold' (con el regreso de un Batman que no es Robert Pattinson), 'Booster Gold', 'Creature Commandos', 'Amanda', 'Swamp Thing', 'Lanterns', 'Supergirl: Woman of Tomorrow' y 'Paradise Lost', con una nueva Wonder Woman.

Superhéroes más tradicionales. En el podcast Inside of You, Gunn ha hablado acerca de en qué aspectos se va a diferenciar su universo del de Marvel. Afirma que los personajes de DC son más tradicionales, y en eso no le falta razón: mientras que los héroes de la escudería de Batman y Superman tienen un historial que se remonta, en muchos casos, a los años 30 y 40, los de Marvel llegaron con la década de los sesenta, con enfoques más modernos y un aire renovador.

La clave de las identidades secretas. Gunn afirma que el hecho de que los superhéroes mantengan secretas sus identidades es clave en DC. "Si nos fijamos en el MCU, hay muy pocos superhéroes tradicionales. Nunca hubo un tipo con identidad secreta hasta Spider-Man. Su Capitán América es un soldado aunque lleve máscara. Iron Man se descubrió a sí mismo al final de la primera Iron Man, porque no quieren lidiar con todo el asunto de la identidad secreta". Y certifica: "En DC no habrá un 'Yo soy Iron Man'", en referencia al famoso último plano de la película inaugural de Marvel.

Más fantasía. Para Gunn, este elemento es el que distingue a Marvel de DC, ya que "hay un poco más de elemento fantástico en el DCU, porque está Superman, uno de estos héroes más grandes que la vida misma, y está Clark Kent. Son dos personajes diferentes, y tienes que encontrar una forma de tratarlos que sea lo más realista posible dentro de este mundo". A DC, parece decir Gunn, nunca le van a importar los conflictos de una persona común que se disfraza para hacer el bien, que son claves en personajes como Spider-Man o Iron Man, sino de la contraposición de un humano y un semidiós.

Ciudades fantásticas. Una de las características que ha distinguido a los héroes Marvel de los de DC, y que es especialmente significativo acerca de su naturaleza, es que las ciudades de los primeros son reales (la vinculación de Spider-Man con Nueva York es absoluta), mientras que los lugares de DC son inventados: "Una de las cosas que me entusiasman de DC es que en cierto modo proponen una historia alternativa. Gotham City, Metrópolis, Star City y Bludhaven, todos estos lugares diferentes son en esta otra realidad, un poco como Poniente de 'Juego de Tronos'".

James Gunn, las cosas claras. Gunn parece tener muy enfilados los cómos y los porqués de los héroes DC. Quizás quepa preguntarse si su visión de los superhéroes, que tan bien ha encajado en héroes al margen de las tramas principales de Marvel, como los Guardianes de la Galaxia, o abiertamente paródicos e iconoclastas, como 'El Escuadrón Suicida' o 'El Pacificador', van a funcionar con todo tipo de superhéroes, algunos tan complicados de desdramatizar como Batman o Superman. O si Gunn será capaz de adaoptarse a distintos estilos.

Cabecera: Disney

En Xataka | Warner está revelando casi todos los cameos de 'The Flash'. Es una muy mala señal sobre sus expectativas

Inicio