Las mejores series estrenadas en 2021 y dónde puedes verlas
Cine y TV

Las mejores series estrenadas en 2021 y dónde puedes verlas

La televisión de este año ha estado marcada, por una parte, por el desembarco de una avalancha de series de Marvel en Disney+ que ha compensado la relativa escasez de películas-bomba de la compañía, situación que ha cambiado en los últimos meses con el taquillazo de 'Spider-Man: No Way Home'. Por su parte, Netflix ha seguido jugando a la saturación, pero con estrenos tan esperados como la segunda temporada de 'The Witcher', y Apple TV+ se ha revelado como un participante muy notable en este lucha por la atención del espectador. Revisamos lo que ha supuesto este 2021 en materia de series, tal y como hicimos con el cine.

'Bruja Escarlata y Visión'

El regreso del MCU tras un año de hiato total e imprevisto ha llegado con esta serie exclusiva de Disney+ de arranque especialmente desconcertante, al replicar con humor y múltiples referencias las dinámicas de sitcoms televisivas de distintas épocas. En su segunda mitad, la serie se convirtió en una aventura superheroica algo más convencional, pero perfecta para abrir boca para un año Marvel que promete más en lo televisivo que en lo cinematográfico.

'It's a Sin'

La primera sorpresa del año llega de la mano de HBO, aunque la serie es originariamente inglesa. Russell T Davies, creador de 'Queer As Folk' y del reboot de 'Doctor Who' se remonta a los ochenta para narrar la vida de un grupo de jóvenes cuyas propias existencias se ven amenazadas por el fantasma del SIDA. Honesta y brutal, desborda genuino dramatismo sin caer en el melodrama, y es una de las grandes opciones en lo que llevamos de año si te interesa acabar la jornada con un nudo en la garganta.

'Lupin'

Uno de los mayores éxitos de Netflix del año, debido sobre todo al carisma de Omar Sy como un admirador del mítico ladrón folletinesco de guante blanco. Intrigas sencillas, directas, con el mejor sabor a películas de atracos tradicionales, esas en las que hay que hay que dejar el sarcasmo a un lado y poner de nuestra parte para dejarse engañar. Perfecta para estos tiempos tan cínicos.

'Cobra Kai'

Aunque esta tercera temporada cierra un arco argumental que se remonta nada menos que a 'Karate Kid II', esta estupenda serie que Netflix produce desde esta tanda de episodios no se queda atascada en la nostalgia. De hecho, el pasado y sus consecuencias es un tema vector, pero 'Cobra Kai' ha encontrado una identidad peculiar jugando con otros elementos y aportando emociones propias que no vienen de prestado. De momento, la cosa queda abierta de cara a una cuarta temporada, que se estrena a finales de este mismo 2021 y que se promete más brutal y exagerada que todas las anteriores.

'Servant'

La serie de M. Night Shyamalan es una de las más perversas y oscuras que está ofreciendo la televisión en la actualidad. Su exclusividad para Apple TV+ está haciendo que no se hable demasiado de ella, pero sus reflexiones sobe la maternidad y la familia son tan siniestras que el propio director no ha llegado a igualarlas ni siquiera en sus películas. Sectas, bebes falsos, brujería, histeria familiar, una atmósfera pegajosa e irrespirable... un auténtico cuadro clínico para la pesadilla más sádica del streaming actual.

'Solar Opposites'

Una pequeña sorpresa, claramente derivativa del éxito de 'Rick y Morty', y que aunque no llega a sus niveles de autorreferencialidad y complejidad argumental, sí que plantea una clara apuesta de Disney+ en Europa por la animación adulta. Justin Roiland ("el otro" creador de 'Rick y Morty') y Mike McMahan (guionista desde sus inicios) no disimulan la deuda y estética argumental de esta sitcom de alienígenas con la serie de la que parten, pero el resultado es divertidísimo, ingenioso y lo más importante: abre con Disney+ una nueva vía de distribución para la animación adulta de calidad.

'Small Axe'

Un ambicioso proyecto para BBC de Steve McQueen, oscarizado director de '12 años de esclavitud'. Se trata de cinco largometrajes no conectados de forma estricta entre sí, pero que dibujan un fresco de la cuestión racial en Reino Unido a través de las conflictivas décadas de los sesenta, ochenta y noventa. Un impresionante trabajo basado en historias reales, que cuenta con actores como John Boyega y que retrata ambientes tan poco vistos en la ficción como la escena reggae de los años ochenta.

'The Stand'

Una de las adaptaciones más impresionantes que se han visto recientemente de Stephen King, y no precisamente de las más fáciles de llevar a cabo. La ingente novela-río que describe cómo la población mundial es diezmada por un supervirus (glups) tiene reparto de estrellas y una narrativa sosegada aprovechando el espacio narrativo que otorga el formato seriado. Dura y con una altísima factura técnica, es una de las grandes versiones catódicas del Rey, pero como siempre, no es la única que hemos visto este año. Nunca es la única.

'Star Trek: Lower Decks'

No es tan graciosa como un trekkie diciendo que no se puede hacer comedia con 'Star Trek', pero casi. Esta estupenda sitcom animada ambientada en las cubiertas bajas de una nave de la serie creada por Gene Roddenberry demuestra un conocimiento del universo en el que se desarrolla hasta un punto en que resulta superior a series canónicas como 'Picard'. Mike McMahan, su creador, procede de 'Rick y Morty', y aquí desarrolla una ciencia-ficción menos agresiva pero con la misma chicha.

'Invencible'

Esta producción de Amazon Prime Video basada en el cómic de Robert Kirkman demuestra que las series de Marvel están muy bien para acudir al canon de la gente disfrazada, pero si uno quiere cierta divergencia con los héroes típicos, hay otras opciones disponibles. Toneladas de sangre y violencia para una historia que recoge elementos icónicos de Superman y Spider-Man para comentar el mito del superhéroe desde sus mismas entrañas y reflexionar sobre la (hipotética) moralidad de un ser omnipotente.

'Calls'

La serie que demostró de forma definitiva que Apple TV+ suponía un punto y aparte en las plataformas de streaming en materia de contenido propio. A partir de una serie de grabaciones telefónicas, Fede Álvarez ('No respires') parte de un original francés de guiones muy similares -pero un acabado visual mucho menos sofisticado- para contar en distintas píldoras que van uniéndose un apocalipsis en las líneas temporales. Una maravilla visualmente cautivadora y con las voces de gente como Rosario Dawson, Pedro Pascal, Mark Duplass, Karen Gillan o Aubrey Plaza.

'Falcon y el Soldado de Invierno'

Después del relativo cambio de dirección y tono que ha supuesto 'Wandavision' (al menos en sus compases iniciales), llega casi a renglón seguido a Disney+ una serie que sí transmite vibraciones más de MCU tradicional. Se percibe cierta dinámica humorística entre estos dos Vengadores, y también el regreso de Zemo, un villano clásico del Capitán América que ya conocimos en las primeras fases de las películas y que roba la función sin ninguna dificultad. Continuidad casi total para otro éxito garantizado de Marvel, aunque queda por debajo en interés de otras series de la casa.

'La historia de Lisey'

El imprevisible Pablo Larraín ('El club', 'Neruda', 'Jackie', 'Ema'), JJ Abrams como productor y Julianne Moore como protagonista se alían con Apple TV+ para adaptar a Stephen King, en la que fue una de las producciones inspiradas en el autor de Maine (en su novela favorita de todas las suyas, afirma) más esperadas de 2021. En ella se nos cuentan las experiencias sobrenaturales de una mujer que recuerda la vida y muerte de su marido, escritor de éxito. Como siempre con Apple TV+, la serie ha pasado un poco bajo los radares, pero lo cierto es que tiene una factura cuidadísima y un uso del terror y el suspense distinto a la media de la televisión.

'Loki'

Tom Hiddleston retomó su personaje de Loki acercándose más a 'Thor: Ragnarok' que a los enfoques más serios del MCU. El personaje de Loki daba para un producto que jugara al desconcierto (al estilo de los primeros episodios de 'Wandavision') y al humor, y si había una serie de Marvel que podía sorprender y deshacerse de corsés, era esta: lo consiguieron con un curiosísima mezcla de aventura, buddy movie y comedia que puso sobre la mesa el tema de los universos paralelos y presentó al que promete ser uno de los villanos más estimulantes del futuro MCU.

'¿Qué pasaría si...?'

Una estupenda idea que, casi más que cualquier proyecto convencional del MCU, puede dar una buena idea de la riqueza de posibilidades del Universo Marvel tradicional. La idea clásica de los cómics de "¿Y si...?" para contar historias alternativas recibe en esta serie de animación una versión remozada, con los actores de las películas y series retomando sus papeles, y con historias que no se ven constreñidas por las necesidades de la continuidad, como la potente versión de 'Marvel Zombies' que, para sorpresa de nadie se verá continuada en un futuro.

'Them'

Muy en sintonía con las últimas muestras de películas y series de profunda carga racial (como 'Lovecraft County' en HBO y en cine, sin ir más lejos, el estupendo y exitoso remake de 'Candyman'), esta serie que contará historias distintas en cada temporada se adentra en el pánico urbano de una familia afroamericana que en los años cincuenta entra a vivir en un barrio de blancos. Mensaje claro y directo para una serie con un punto exploit, pero que cumple perfectamente su propósito.

'Nuevo sabor a cereza'

Una de las series más extrañas y desconcertantes del año llega con el sello de Nick Antosca, uno de los grandes renovadores del terror moderno. Ya pasmó lo suyo con la estupenda 'Channel Zero', y esta 'Nuevo sabor a cereza' ha sido una de las sorpresas del verano en Netflix. Estupendo reparto encabezado por unas grandiosas Rosa Salazar y Catherine Keener, para un despliegue de horror urbano angelino que demuestra una capacidad para sorprender casi constante.

'M.O.D.O.K.'

Ni 'Loki', ni 'Wandavision', ni nada que se les parezca. La serie Marvel del año, sin duda, ha sido esta locura animada que en Estados Unidos se vio en Hulu. Tiene detrás al gran Patton Oswalt como guionista y doblador del protagonista, creación sublime de Jack Kirby, y se encargan de la animación los gamberros iconoclastas de 'Robot Chicken'. El resultado es una sitcom desmitificadora, pero a la vez enamorada de la parafernalia y las chorradas típicas de la mitología superheroica: una parodia absolutamente única y una de las series del año.

'Star Wars: Visions'

Una interesante propuesta de Disney+ que difiere de las distintas y muy interesantes series sobre la franquicia 'Star Wars' que tiene ahora mismo en marcha. En este caso, son nueve cortos independientes creados con estética manga por una serie de estudios de estilos muy diversos, como Trigger ('Kill la Kill'), Science SARU ('Devilman Crybaby') o Production IG ('Ghost in the Shell: Stand Alone Complex'). Lo más notable es que los cortos no están atados a la continuidad oficial, así que pese a la obvia irregularidad de partida del concepto, hay hallazgos continuos.

'Misa de medianoche'

Mike Flanagan y Trevor Macy, responsables de uno de los mayores éxitos de Netflix de los últimos tiempos, 'La maldición de Hill House', vuelven con otra historia de terror: una comunidad aislada en una isla comienza a experimentar sucesos milagrosos cuando llega un nuevo sacerdote. Repiten algunos de los protagonistas de 'Hill House', como Kate Siegel o Henry Thomas, y aunque hay que acostumbrarse a un ritmo lleno de valles y picos, tiene no pocas ideas sugestivas sobre religión y vampirismo, todo con una magnífica atmósfera llena de interrogantes.

'Fundación'

Uno de los estrenos más esperados del año fue esta ambiciosa adaptación del clásico de Isaac Asimov, que se inspirará en las tres primeras novelas de su saga, 'Fundación' (1951), 'Fundación e Imperio' (1952) y 'Segunda Fundación' (1953). En ella Asimov plantea la teoría matemática de la psicohistoria, que a golpe de estadística es capaz de predecir el futuro a gran escala, incluida la debacle del Imperio galáctico. El problema: las novelas son sencillamente inadaptables, con gran cantidad de cháchara abstracta y saltos de décadas en el tiempo que eliminan todo rastro de protagonistas. Los cambios creativos de Apple TV+ son discutibles, como todo en esta vida, pero en esencia la lujosa serie mantiene parte del espíritu de los libros.

'Invasión'

El guionista Simon Kinverg, que ha escrito buena parte de las películas de 'X-Men', es uno de los showrunners de este drama de ciencia-ficción coral que sigue una invasión alienígena desde puntos muy distintos del planeta. Entre sus protagonistas están Sam Neill, Shamier Anderson y Golshifteh Farahani y más allá del pulcro acabado visual al que nos ha acostumbrado Apple TV+, la serie hace una interesante propuesta de protagonista colectivo en distintos puntos del globo que conecta muy bien con los clásicos del género.

'The Witcher' T2

Henry Cavill vuelve a dar vida a Geralt de Rivia en una segunda parte que deja los liosos laberintos temporales de la primera temporada y se centra en dos grandes historias: los esfuerzos del brujo para llevar a la Princesa Cirilla a Kaer Morhen y la lucha por la supervivencia de Yennefer. Es posible que en el camino haya perdido algo de la frescura y la ligereza de la primera tanda de episodios, así como el adorable ritmo de monstruo semanal, pero es una evolución lógica para uno de los pesos pesados de Netflix.

'El libro de Boba Fett'

El primer spin-off de 'The Mandalorian' ha llegado al borde del cierre del año, y se centra en el que es, quizás, el personaje más querido por los fans de Star Wars: el cazarrecompensas Boba Fett, otro mandaloriano cuya primera encarnación en imagen real data de 'El imperio contraataca'. Como en 'The Mandalorian', le dará vida su actor original, Temuera Morrison, al que acompañará otra cazarrecompensas nacida en la serie de Baby Yoda, Fennec Shand (Ming-Na Wen), y en lo que se ha podido ver hasta ahora, es absolutamente continuista con el estilo, la ambientación y el ritmo de la serie de la que procede.

'Ojo de Halcón'

Junto a 'Falcon y el Soldado de Invierno', la serie de Marvel y Disney+ para este año que más directamente ha continuado con las películas que ya conocemos. Ésta, concretamente, sitúa su acción después de los eventos de 'Endgame', y sirve para ahondar en el personaje de Kate Bishop, la nueva Ojo de Halcón. Volverá Jeremy Renner como Clint Barton, pero la atención se ha centrado en la heredera del arco, interpretada por Hailee Steinfeld. Se basa en los extraordinarios comics de Matt Fraction, David Aja y Javier Pulido, aparece Florence Pugh, la nueva Viuda Negra, y aunque está lejos de dejar un poso relevante en la cosmogonía Marvel, su estilo despreocupado es un alivio después de la densidad de la serie de Falcon.

'Masters del Universo: Revelación'

Estupenda serie de animación que ha tropezado con una inesperada fuerza de la naturaleza imbatible en su camino: los fans fatales de la serie original de los ochenta, muy poco amigos de que se abran los ventanales para que se aireen los viejos conceptos que ya cuentan con cuatro décadas a sus espaldas. En cualquier caso, una extraordinaria serie de fantasía, con excelente acción y tremendos rediseños, y que logra mantener el equilibrio perfecto entre la nostalgia y la renovación. Y Mark Hammill y Lena Headey como villanos, impagables.

'El juego del calamar'

El éxito sorpresa del año en la plataforma es esta serie coreana, a medio camino entre la alegoría y la sátira política del momento actual de aquel país que, gracias a su cuidado planteamiento estético, la entrega de sus intérpretes y el boca a boca de las redes sociales, ha arrasado en términos de audiencia. Toda una sorpresa que, de forma quizás algo contraproducente, ya tiene garantizada una nueva temporada.

'Arcane'

Tampoco esperaba nadie que una serie licenciada de 'League of Legends' fuera a dar de sí algo más allá de un producto de fantasía competente, pero en los créditos estaba el estudio francés Fortiche. Una estética única, a medio camino entre la animación analógica y la digital, un cuidadísimo mundo steampunk y una fidelidad total al mundo original del videojuego (se nota que Fortiche lleva años colaborando con Riot Games) dan pie a una de las mejores series de animación del año... y también una de las mejores de género fantástico.

'The Expanse' T6

Una serie que no nació en Amazon sino en Syfy, convirtiéndose en una producción de culto, aclamada por su inteligente uso de las ramificaciones políticas de una crisis galáctica. Sin embargo, las discretas audiencias llevaron a su cancelación: Prime Video compró los derechos para cerrar la historia y aquí tenemos el inicio de ese tramo final de la serie, donde se respeta a la perfección el tono y la estética que dio fama a la serie. Una de las series de género más coherentes del momento.

'Solo asesinatos en el edificio'

Una absoluta delicia de la que no esperábamos poco, viniendo encabezada por dos titanes de la comedia como Steve Martin y Martin Short. Las expectativas se han visto más que cubiertas con un espléndido e irónico murder mistery genuinamente enamorado de sus personajes, un trío de excéntricos residentes en unos apartamentos de lujo neoyorquinos donde se suceden los asesinatos, las sospechas... y los episodios de éxito de un podcast de true crime. Candidata a comedia del año, y sin duda uno de los placeres más genuinos de la televisión actual.

'Estación Once'

Otra serie que nos ha alegrado los últimos días de 2021 con una historia ambientada en una pandemia letal y que salta en el tiempo entre el primer brote de la plaga y décadas después, con la sociedad intentando reconstruirse. Sin embargo, la serie va mucho más allá de este planteamiento, con episodios autocontenidos y dedicados a personajes individuales, un guión medidísimo que interconecta distintos capítulos y un guión emotivo y humano pero nada ñoño. Excelentes interpretaciones, brillando especialmente una estupenda Mackenzie Davis.

Temas
Inicio