'Invasión' es la prueba definitiva de que Apple TV+ quiere cambiar la ciencia-ficción en televisión

'Invasión' es la prueba definitiva de que Apple TV+ quiere cambiar la ciencia-ficción en televisión
40 comentarios

'Invasión' es la nueva -y última de esta envergadura por este año- serie de ciencia-ficción de Apple TV+, y nos lleva a una recta final del año en el que la plataforma ha sembrado nuestras pantallas de extraordinarias series de género. Más allá aún: series diferentes a las que hemos visto en otras plataformas, a quienes les está costando diferenciarse entre sí más de lo que Apple TV+ está logrando distanciarse del resto.

Como sucede con 'Fundación', 'See', 'Calls' o 'Para toda la humanidad', 'Invasión' no es exactamente una serie para todos los paladares. Lejos de los intentos de plataformas como Netflix de abarcar distintos tonos y de suavizar las complicaciones para alcanzar audiencias millonarias, esta nueva serie de Simon Kinberg, guionista de buena parte de las películas de 'X-Men' y productor de 'Marte', no cede a demasiadas concesiones.

Ese es el posible motivo de que Apple TV+ haya decidido estrenar los tres primeros capítulos de una tacada, en un término medio (al menos esta semana inicial) entre el binge-watching y una narrativa serial y reposada que sin duda beneficiará a la serie y al ritmo escalonadísimo que claramente busca. Desde luego, los espectadores más impacientes harán bien en buscar productos más atentos a la emoción inmediata o esperar a que acabe la primera temporada para darse el atracón, porque 'Invasión' avanza a una velocidad que puede crispar más de un nervio. Y eso es lo bueno.

Desde el primer momento, la serie narra una invasión extraterrestre que, al menos en este arranque, es absolutamente hostil (y también muy enigmática, ya que no veremos ataques frontales, sino desconcertantes muertes y explosiones de violencia aparentemente al azar). A diferencia de películas y series de invasiones como 'La guerra de los mundos' y sus muchas adaptaciones (a las que 'Invasión' le debe sin duda el tono de  histeria colectiva), la serie de Apple TV+ no arranca con explosiones y persecuciones locas.

En los dos primeros episodios tendremos una serie de sucesos inexplicables y la presentación de un reparto coral repartido por todo el mundo: de Japón y su agencia de exploración espacial a un grupo de escolares, pasando por un matrimonio en crisis (que estalla al mismo tiempo que otro drama más global y devastador), un sheriff australiano a punto de jubilarse (Sam Neill) o un soldado norteamericano destinado a Oriente Medio. Saltaremos de uno a otro contemplando una amenaza de alcance planetario. Supuestamente sus destinos acabarán ligados de un modo u otro, pero algo nos dice que aún nos queda para verlo.

Es pronto para juzgar 'Invasión', pero el arranque no podía ser más estimulante: no solo es extremadamente sofisticada en lo visual (aunque de momento se esquiva la espectacularidad de decorados y efectos especiales -con la salvedad de afortunados momentos específicos, como un accidente terrible en el episodio 1-), sino que los momentos dramáticos son genuinamente emotivos y están muy bien interpretados. El momento recetas de Instagram, por ejemplo, del capítulo 1, es soberbio en su sencillez e intensidad.

Y sin embargo, hay una voluntad de ir a más progresivamente que ya se percibe en estos primeros tres capítulos. De los ocasionales estallidos de muerte y destrucción del arranque de la serie al inicio de una situación casi apocalíptica que vaticina el tercero. La serie no escatima en variedad de tonos y decorados y el argumento, a este ritmo, puede estirarse indefinidamente. Tenemos 'Invasión' para rato si los espectadores responden, y esa es una estupenda noticia.

La ciencia-ficción según Apple TV+ sigue evolucionando

Es admirable la apuesta que ha hecho Apple TV+ por el género este año. Suya es 'Fundación', sin duda la adaptación de un clásico literario más comentada del año junto a 'Dune', que se ha saldado con una excelente recepción crítica y de público. Ha sabido sortear con creatividad y un espléndido diseño de producción los obstáculos inherentes a adaptar una obra tan estática y verborreica como la de Asimov. Y también suya es, tras comprarla en exclusiva para que se salte la ventana de los cines, la nueva película de Tom Hanks, 'Finch', que estrenará el 5 de noviembre y que promete un apocalipsis emocional y una interpretación arrebatadora.

Descarga 1

Apple TV+ también ha continuado este año con dos propuestas interesantísimas de género, muy distintas entre sí y que parece que están encontrando identidad personalísimas tras sus primeras temporadas. Por una parte el apocalipsis hosco y ciego de 'See' con Jason Momoa al frente. Por otra, la cuidadísima ucronía 'Para toda la humanidad', en la que los rusos llegan primero a la Luna, lo que genera una historia completamente alternativa a la que conocemos. Y como guinda, 'Calls', una minúscula miniserie experimental de Fede Álvarez que se cuenta entre lo mejor del año y que se adentra en terrenos tan literarios como abstractos.

Todo ello conforma un amplio abanico de propuestas (a las que se suman incursiones aún más abiertas en el fantástico, como 'La historia de Lisey' o 'Servant') que nos dan una visión diversa y multicolor del género, de la más emocional a la más aventurera. Cada espectador decidirá qué propuestas le interesan más, pero es indiscutible que todas comparten una impecable factura técnica (catapultada por el espléndido soporte técnico que da la plataforma, que en nuestra última comparativa sobre el tema aportó las mejores cifras de bitrate) y cierta ambición temática y narrativa.

Esa ambición se percibe, desde luego, en 'Invasión', que no cede a la tentación de proporcionar espectáculo continuo para mantener enganchado al espectador. Se permite hacer desaparecer durante un largo paréntesis al que parece que va a ser su protagonista porque le conviene a la historia, y no tiene miedo de dedicar tiempo al trasfondo psicológico de sus personajes, con historias que quizás no siempre son perfectas, pero que posiblemente nos preparan adecuadamente para decisiones radicales que se van a tomar más adelante.

'Invasión' podría llamarse también 'Lo que le sucede a las personas durante una invasión', y su carencia de acción pura y dura (aunque hay tiempo también para el espectáculo con interesantes visiones de pura ciencia-ficción gigantista) no la va a convertir en un éxito viral a lo 'El juego del calamar'. Pero es perfecto testimonio de que Apple TV+ tiene en su catálogo propuestas diferentes (dentro del género y también fuera de él, no hay más que ver series como 'Ted Lasso' o 'The Morning Show') y de que sería un terrible error ningunear a la plataforma por su aparente papel secundario.

Temas
Inicio