'M.O.D.O.K.': una tronchante parodia Marvel en Disney+, en sintonía con la mejor animación alternativa para televisión

'M.O.D.O.K.': una tronchante parodia Marvel en Disney+, en sintonía con la mejor animación alternativa para televisión
2 comentarios

Es imposible no pensar, en los primeros compases de esta fantástica parodia del universo Marvel producida por la propia Disney, en un par de fantásticos referentes de la animación televisiva reciente. Por una parte, en 'Robot Chicken' (que puedes ver en HBO), cosa nada extraña, porque la estética de muñecos de acción animados por stop-motion es idéntica y se debe al mismo estudio, Stoopid Buddy Stoodios.

Por otra, el centrar parte de la atención en el gran hallazgo de la serie, los minions de M.O.D.O.K., recuerda a una de las grandes series de culto de Adult Swim, de la que últimamente se ha vuelto a hablar porque, aunque ya cancelada después de un largo recorrido de 17 años, se ha dado luz verde a un nuevo especial. Se trata de 'The Venture Bros.', una parodia multigenérica (de Johnny Quest a los Vengadores) centrada en buena parte en los secuaces del villano.

Son solo dos ejemplos que certifican el pedigrí de una serie que conecta, a base de humor excesivo, explosiones de ultraviolencia y referencias múltiples a los iconos de la cultura pop (en este caso Marvel se lleva la mayor parte de las chanzas), con la oleada de animación televisiva independiente que invadió las pantallas hace unas décadas en el cable estadounidense. De la Liquid TV de MTV a la zona más oscura y excesiva de Cartoon Network (luego Adult Swim), esas vibraciones de la animación producida por majors pero al margen de sus reglas, donde literalmente todo puede pasar, está en 'M.O.D.O.K.'.

La serie, que llega hoy con capítulos semanales a Disney+ (aunque originariamente se estrenó en Hulu en Estados Unidos), cuenta las peripecias domésticas del mítico y ridículo villano Marvel, creado en 1967 por Jack Kirby como némesis del Capitán América, al que se ha enfrentado en numerosas ocasiones. En este primer episodio intenta no perder el control de su empresa de megalomanía aplicada, AIM, mientras gestiona diversos problemas domésticos.

La cabeza más notoria de Marvel

'M.O.D.O.K.' no es para todos los públicos. Quienes piensen que los ramalazos de humor de 'Thor: Ragnarok' o 'Guardianes de la Galaxia' son cargantes y encuentren cómoda la épica descafeinada de la mayoría de productos Marvel, no le verán la gracia a la idea de una corporación estilo Google comprando una empresa doméstica para hacer el mal, o las discusiones de M.O.D.O.K. con su hija por no hacer bien el bullying.

Para el resto, es decir, para quienes consideren que Marvel es una factoría de productos pop, susceptibles de ser comentados, analizados y, por supuesto, parodiados más como marcas registradas que como genuinos productos de ficción, encontrarán en 'M.O.D.O.K.' una buena dosis de desternillante veneno. El ritmo febril de los gags, los adecuados guiños al Universo Marvel (de las gominolas Pym al fetichismo con la bota de Iron Man), todo encaja en un contexto más cercano a una 'Aterriza Como Puedas - Avengers Edition' y a las películas de LEGO que a un producto Marvel al uso.

De hecho, las elevadas dosis de temas turbios y gloriosa y colorista violencia es algo que nunca se habría permitido en la Disney+ original (es un producto Hulu, no olvidemos), y hace lamentar la cancelación del resto de series que iban a acompañar a 'M.O.D.O.K.': 'Hit-Monkey', 'Tigra and Dazzler' y 'Howard the Duck', de la que por desgracia solo ha sobrevivido la primera, aún sin estrenar. Buena parte de esa mala baba viene de los tremendos guiones (y trabajo en la voz del villano) del cómico y Marvel-zombie Patton Oswalt.

'M.O.D.O.K.' queda a mucha distancia en intenciones y resultados de 'Wandavision' y 'Falcon y el Soldado de Invierno', que en comparación resultan lentas, repetitivas y muy poco chispeantes. Por desgracia, su renuncia a hacer reverencias a la pesadita continuidad Marvel hará que esta maravilla pase desapercibida entre los devotos del MCU, pero no hay problema: Oswalt y Stoopid Buddy Stoodios son muy conscientes de que han hecho un producto solo para gourmets del gamberrismo animado.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio