Compartir
Publicidad

Volvo dirá adiós a los motores diésel para centrarse en eléctricos basándose en los buenos resultados de Tesla

Volvo dirá adiós a los motores diésel para centrarse en eléctricos basándose en los buenos resultados de Tesla
Guardar
33 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La foto que abre este post pertenece a un concepto de SUV eléctrico fabricado por Volvo, un segmento que apunta a cobrar relevancia para el fabricante sueco de cara a la próxima década. Si lo vemos fríamente no es ninguna novedad que una marca como Volvo esté apostando por los coches eléctricos, vamos, hasta este punto todos están adoptando la misma estrategia.

Lo verdaderamente importante del movimiento de Volvo, es que esta apuesta por lo eléctrico significa abandonar el desarrollo de diésel, su mercado más importante y el cual representa más del 50% de su mercado en Europa. Pero lo más interesante es que Volvo dice haber tomado esta decisión gracias a lo que ha conseguido Tesla en el segmento, algo que buscan replicar y hacer crecer en los próximos años.

El futuro es eléctrico

Este mes el CEO de Volvo, Hakan Samuelsson, dejó ver que la actual generación de motores diésel será la última que fabricarán, dejarán de lado este desarrollo para centrarse en motores eléctricos y el impulso a su plataforma MEP (Modular Electrification Platform). Dicha plataforma se convertirá en el foco principal de la compañía de cara a 2020.

Asimismo, Volvo estará aprovechando las ventajas de China en el segmento eléctrico para fabricar ahí mismo su primer coche. Dicho coche apunta a ser anunciado en 2019, tendría un precio de entre 35.000 y 40.000 dólares, una autonomía de al menos 400 kilómetros y sería lanzado de forma global.

Samuelsson añadió:

"Desde la perspectiva de hoy, no vamos a desarrollar más motores diesel de nueva generación. A partir de ahora nos centraremos en vehículos eléctricos e híbridos. Aquí tenemos que reconocer que Tesla ha logrado ofrecer un coche para el cual la gente está haciendo cola. En este segmento también debe haber espacio para nosotros, donde llegaremos con alta calidad y un diseño atractivo."

Samuelsson estima que la producción de vehículos diésel cesará en 2023, ya que a día de hoy sigue siendo importante para la compañía, pero ya no habrá inversión en su desarrollo. Por otro lado, el ejecutivo también se atrevió a pronosticar que para 2025 tendrán una flota de vehículos eléctricos que alcanzará el millón de unidades a nivel mundial, que es la meta que se han fijado a día de hoy.

En Motorpasión | Volvo deja caer que la nueva generación de motores diésel podría ser la última

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos