Publicidad

El futuro de los coches eléctricos se juega en los próximos tres años y las baterías son el problema clave
Automóvil

El futuro de los coches eléctricos se juega en los próximos tres años y las baterías son el problema clave

Publicidad

Publicidad

El crecimiento del coche eléctrico tiene una serie de problemas. Y uno de ellos son las baterías. A pesar de las fuertes inversiones del sector, la capacidad de producción de baterías para coches eléctricos no sería suficiente para atender a la demanda si atendemos a declaraciones de varios fabricantes como Volkswagen, Renault o Jaguar.

Durante el Nordic EV Summit 2019, el Dr Ralf Speth, CEO de Jaguar Land Rover, ha comentado que "tenemos una gran demanda, pero estamos limitados por la provisión de baterías. Toda la industria de coches eléctricos tiene este problema y se mantendrá así durante 2 o 3 años.". Una postura compartida por Ulrich Eichhorn, director de I+D del grupo Volkswagen, que en 2017 aseguraba que "la industria necesitará añadir una capacidad de producción de baterías equivalente a 40 Gigafactorías de Tesla", algo que según las previsiones del propio fabricante no se alcanzará hasta 2025.

¿Están los fabricantes preparados para afrontar la demanda? ¿Tienen estas marcas acceso a suficientes baterías? Repasamos las principales inversiones, qué dicen los números y cuáles son los planes de los distintos fabricantes de coches eléctricos de cara a los próximos años.

¿Cuántas baterías de ion-litio se están produciendo?

Baterias Vw

Gilles Normand, VP de coches eléctricos de Renault, comentaba a principios de año en una entrevista que las ventas en Europa de coches eléctricos han crecido un 31% en 2018, según datos del European Alternative Fuels Observatory. Sin embargo, Normand también comenta que ha habido varias tensiones con los proveedores de baterías.

Cuando se inició la planta de LG Chem en Polonia, la capacidad a principios de 2018 era de 100.000 vehículos eléctricos. Esto acabó suponiendo el doble del plan inicial de 2015, cuando la fábrica se anunció. Pero no termina aquí, ya que LG Chem ha anunciado que invertirá 500 millones extra para aumentar la producción hasta los 300.000 vehículos al año. Un aumento que pretenden tenerlo listo en 2021.

LG Chem, fabricante de baterías con el que trabajan marcas como Volkswagen y Renault, ha anunciado una inversión de 500M€ para alcanzar en 2021 una producción que soporte hasta 300.000 vehículos.

Por el momento, China tiene la mayor capacidad de producción de este tipo de baterías. Un mercado dominado por Panasonic, LG y Samsung. Fabricantes como Nissan o Tesla han construido sus propias fábricas y en el caso de esta última, en un solo trimestre de 2018 produjeron más que en todo 2016.

Baterias Proveedores de baterías según la capacidad total. Más información: BloombergNEF

Goldie Scot, analista de Bloomberg, ofrece algunos números sobre la situación actual. El número de modelos ha pasado de 79 en 2015, a unos 200 en la actualidad y se espera que alcance los 300 en 2022. “Hemos estado asistiendo a un aumento significativo en la capacidad de fabricación de baterías en los últimos años, y un incremento considerable de la inversión, a esa misma escala. Ahora se traducen en ventas reales”, añade Scot.

Paralelamente, la demanda de los componentes necesarios para la fabricación de baterías de Litio-Ion (electrodos, electrolitos) también aumentará, desde unas 700.000 toneladas métricas en 2018 hasta los 10 millones de toneladas métricas en 2030.

Bloomberg Fuente: Bloomberg.

La materia prima está afectando al coste de producción

El coste de las baterías de iones-litio han ido disminuyendo pero para fabricarlas se necesitan materiales como el litio o el cobalto, cuyas reservas son limitadas y están alcanzando precios desorbitados. Según datos del FMI, el precio del carbonato de litio aumentó en más del 30 % en 2017, mientras que el cobalto ha aumentado en un 150 % entre septiembre de 2016 y julio de 2018.

El cobalto marcando máximos históricos ha llevado a que los fabricantes estén apostando por alternativas. Tesla defiende la tecnología niquel-cobalto-aluminio que requiere menos de un tercio del cobalto, mientras que fabricantes como BMW están invirtiendo en centros para fabricar celdas de batería con el objetivo de controlar toda la cadena de valor y la selección de materiales.

Un informe de 2016 de Amnistía internacional reflejaba que compañías como Tesla y Panasonic obtenían su cobalto de Filipinas y no del Congo. Un intento de controlar mejor la procedencia del cobalto que ha llevado por ejemplo a compañías como Toyota, Honda y Panasonic a crear una 'joint venture' en la que explorar nuevos materiales alternativos para las baterías de coches eléctricos.

Materiales como el cobalto, necesario para las baterías, está marcando máximos de precio históricos. Algo que está llevando a múltiples fabricantes cambiar de estrategia y explorar nuevas tecnologías y materiales alternativos.

Según Victoria Fuentes, editora de Motorpasión, "se están desarrollando muchas alternativas a estos materiales, puede que en dos años no cambie mucho, pero a 5 años vista es probable que sí".

Qué inversiones están en marcha para afrontar la demanda durante los próximos años

Factory Baterias Ev Factorías de Nissan, LG Chem, Tesla y Panasonic.

Según los datos de UBS Group AG, el mercado actual de baterías para coches eléctricos está valorado en 23.000 millones de dólares, pero esperan que para 2025 aumente hasta los 84.000 millones de dólares.

Según los datos de Bloomberg, la producción anual actual es de 131GWh. Muy alejada de los 1.500 GWh que en 2030 alcanzaría la demanda.

Según los datos de Bloomberg para 2018, la capacidad de manufacturación total de baterías de Litio-Ion es de aproximadamente 131 GWh al año, pero basándose en las fábricas anunciadas y bajo construcción, en 2021 se dará un salto hasta los 400GWh, con el 73% de la producción global concentrada en China. Pero este salto no serviría, ya que según el mismo informe de Bloomberg, para 2030 se espera que la demanda supere los 1.500 GWh.

El problema que se enfrentan los fabricantes de coches eléctricos es que hay varias grandes gigafactorías en construcción previstas para los próximos años.

Amperex Technology: CATL, el fabricante de baterías más grande de China está construyendo en el sur de China una fábrica de 24GWh, prevista para 2020 y que aumentaría la producción total de la compañía hasta los 88GWh al año. Otro gran fabricante como es BYD tendrá en 2019 una fábrica de 24GWh en Qinghai, aunque la capacidad de producción por el momento se quedará en unos 10GWh este año según informa Quartz.

Renault

Países como Alemania han reservado fondos de hasta 1.000 millones de euros en el desarrollo de baterías, de cara a 2022.

Desde Europa, para afrontar la demanda mundial de celdas de baterías Alemania ha reservado un fondo de 1.000 millones de euros de aquí a 2022 para impulsar el desarrollo de celdas de baterías, mientras, Francia también ha explicado que invertirá hasta 700 millones de euros durante los próximos cinco años para reducir la dependencia asiática.

El mercado europeo no quiere quedarse atrás y tenemos iniciativas recientes como la del Grupo Volkswagen quien se ha unido al fabricante sueco de baterías Northvolt para crear la 'Unión Europea de Baterías'. Unas baterías que, según Rosa Palacín, investigadora en el Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona, harían bien en centrarse en la denominada era post-litio.

Por el momento, importantes fabricantes norteamericanos como General Motors o Ford todavía no han presentado su estrategia respecto al coche eléctrico. Según Pushevs, fabricantes surcoreanos como Hyundai o Kia no están incrementando su producción y en Europa hasta 2020 no llegarán varios modelos de coches eléctricos. El mercado está de momento a la expectativa y los fabricantes están viendo cómo adaptarse a la limitada producción de baterías para coches eléctricos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir