Publicidad

Samsung Galaxy Note 10 Lite, análisis: la línea Note se rejuvenece en esta edición más ajustada
Análisis

Samsung Galaxy Note 10 Lite, análisis: la línea Note se rejuvenece en esta edición más ajustada

Publicidad

Publicidad

Puede que el catálogo de Samsung haya sido de los más flexibles de manera histórica, ampliándose o reduciéndose aunque no fuésemos capaces de percibirlo, y en su aparente movimiento de tener cada vez más Galaxy de gama alta llegaron las versiones Lite a principios de 2020. También la de los Galaxy Note 10, que es la que ha pasado por nuestras manos y os contamos en el análisis del Samsung Galaxy Note 10 Lite.

El compañero de división del Samsung Galaxy S10 Lite tiene algunas similitudes con él, pero se diferencia en aspectos clave como las cámaras, el procesador y el S Pen. El apellido Lite no significa renunciar al rasgo más característico de los Note, pero sí hacer bastantes concesiones en la experiencia con los de gama alta por derecho. Veamos cuáles.

Ficha técnica del Samsung Galaxy Note 10 Lite

SAMSUNG GALAXY NOTE 10 LITE

DIMENSIONES Y PESO

163,7 x 76,1 x 8,7 mm
199 gramos

PANTALLA

Super AMOLED de 6,7 pulgadas
Resolución FullHD+ (2.400 x 1.080 píxeles)
394 ppp
Infinity-O Display

PROCESADOR

10 nm 64 bit octa-core

MEMORIA RAM

6/8 GB

ALMACENAMIENTO INTERNO

128 GB

CÁMARA TRASERA

Ultra gran angular de 12 MP f/2.2
Gran angular de 12 MP f/1.7 con OIS
Telefoto de 12 MP f/2.4

CÁMARA DELANTERA

32 MP f/2.2

BATERÍA

4.500 mAh

SISTEMA OPERATIVO

Android 10

CONECTIVIDAD

Por determinar

OTROS

S-Pen

PRECIO

609 euros en la web de Samsung, 598,33 euros en Amazon

Samsung Galaxy Note 10 Lite - Smartphone de 6.7" FHD+ (4G, Dual SIM, 6GB RAM, 128GB ROM, cámara trasera 12MP(W)+12 MP(UW)+12MP, cámara frontal 32MP, Octacore Exynos 9810) Aura Red [Versión española]

Samsung Galaxy Note 10 Lite - Smartphone de 6.7" FHD+ (4G, Dual SIM, 6GB RAM, 128GB ROM, cámara trasera 12MP(W)+12 MP(UW)+12MP, cámara frontal 32MP, Octacore Exynos 9810) Aura Red [Versión española]

Diseño: un Note rejuvenecido y adaptado a las nuevas líneas de diseño de Samsung

Bien sea porque Samsung parece estar cambiando su pauta de diseño o porque éstos son los primeros Lite (que quizás llegan más a destiempo de lo que cabría esperar con respecto a sus respectivos predecesores), el caso es que a primera vista y tras un primer rato con él este Note recuerda muy poco a un Note. No tiene esos bordes tan cuadrados y en ángulo recto con respecto a trasera y pantalla que presentaban los Note 10 y 10+ en los bordes superior e inferior, sino esquinas completamente curvas que evocan a móviles más recientes como el S10 Lite o de gama inferior, como el Samsung Galaxy A51.

Contribuye también el hecho de que, como el S10 Lite, esté construido en plástico. Bien es cierto que la calidad del mismo es alta y que es un material más cómodo a la hora de usarlo y exponerlo a posibles golpes, pero la sensación es diferente (y no hay carga inalámbrica).

Samsung Galaxy Note 10 Lite Camara Trasera 04

A esto hay que añadir que el paso de las huellas dactilares se nota y mucho (y parece tener algo de electricidad estática porque los pelos se quedan "pegados" con facilidad, palabra de compañera de piso de gatos). Otra desventaja es que no es un móvil pequeño y que resbala bastante, lo cual no favorece el uso.

El Samsung Galaxy Note 10 Lite no es un móvil pequeño y resbala bastante

En los marcos sí se ha mantenido el metal que caracteriza a los móviles de gama alta de la marca, logrando en este caso un contraste al combinar el acabado metalizado del borde con el de la trasera, aunque en ambos casos es en brillo y se vuelve a jugar con el reflejo de las luces. No es el efecto multicolor de la trasera Aura Glow (blanca) del Note 10, pero es un rojo más o menos eléctrico según le dé la luz.

Las diferencias con los últimos Note traen algunos aspectos positivos: como ocurría en el S10 Lite, en este caso tampoco vemos curvatura en la pantalla. Con esto el efecto de pantalla infinita quizás pueda ser menor, pero el agarre mejora al tener bordes algo más gruesos y ergonómicos.

Samsung Galaxy Note 10 Lite Diseno Perfil

La curvatura de la parte trasera parece estar disminuida con respecto a los Note 10 primigenios, lo cual no sería de extrañar viendo que es algo que se ha hecho en los Galaxy S20 como comprobamos en las primeras impresiones y el análisis del S20 Ultra. Se nota algo grueso al agarre, pero sin ser algo exagerado y por ejemplo no llega a la sensación que tuvimos con el Xiaomi Mi Note 10 (9,67 milímetros de grosor frente a los 8,7 del S10 Lite).

Altura (milímetros) Anchura (milímetros) Grosor (milímetros) Peso (gramos) Pantalla (pulgadas) Batería Superficie (cm2) Volumen (cc)
Samsung Galaxy Note 10 Lite 163,7 76,1 8,7 199 6,7 4.500 124,58 108,38
Samsung Galaxy S10 Lite 162,5 75,6 8,1 186 6,7 4.500 122,8 99,51
Samsung Galaxy Note 10+ 162,3 77,2 7,9 196 6,8 4.300 125,29 98,98
OnePlus 7 Pro 162,6 75,9 8,8 206 6,67 4.000 123,41 108,603
Huawei P30 Pro 157 73,2 8,6 190 6,47 4.200 114,92 98,83
iPhone 11 Pro Max 158 77,8 8,1 226 6,5 3.969 122,92 99,57
Pixel 4 XL 160 75,1 8,2 193 6,3 3.700 120,46 98,78
LG V50 ThinQ 159,2 76,1 8,3 169 6,4 4.000 121,15 100,56
OPPO Reno 10x Zoom 162 77,2 9,3 210 6,6 4.065 125,07 116,31
Xperia 10 Plus 167 72 8,3 180 6,5 3.000 121,91 101,19
Xiaomi Mi Note 10 157,8 74,2 9,67 208 6,47 5.600 117,09 113,22

El Samsung Galaxy Note 10 Lite queda en cuarto lugar en peso y volumen de entre esta selección de gamas alta de pulgadas y dimensiones similares. Logra ser más ligero y pequeño que el OPPO Reno 10x Zoom y Xiaomi Mi Note 10 al no tener un módulo como el primero ni una batería tan grande como el segundo y teniendo el S Pen, pero queda entre los más grandes de la competencia.

Samsung Galaxy Note 10 Lite Trasera 04

En relación al S10 Lite es algo más pesado y voluminoso, lo cual se nota en mano habiendo tenido los dos seguidos durante días. El Note 10+ es de hecho más compacto, con una pantalla mínimamente más grande, si bien la batería es algo menor.

La trasera es bastante discreta, dejando a un lado que el color rojo es bastante llamativo y hablando de que no hay más elementos en ella que el módulo de cámaras y el logo de Samsung, dado que el lector de huellas está integrado en la pantalla. El módulo es cuadrado, sobresaliendo bastante poco e integrando tres cámaras y el flash.

Samsung Galaxy Note 10 Lite S Pen 05

La bandeja para la SIM está en el borde izquierdo sin más compañía, ya que los botones de volumen y encendido están en el otro lado y no hay botón específico para Bixby (gracias). En el borde inferior vemos mini jack de audio, no alineado del todo con el altavoz, el USB y el S Pen, que llega integrado tal y como vemos en los Note “senior”.

Frontal heredado directamente de éstos mismos, integra la cámara frontal en el centro de la pantalla perforada con tal fin. Los marcos y las proporciones parecen hechos con el mismo molde que el S10 Lite, con algo de barbilla y esa pantalla plana que ya hemos mencionado.

Samsung Galaxy Note 10 Lite Pantalla Agujero 01

En general se nota bien construido, sin hendiduras entre marco y cubierta y con materiales de calidad. Como ocurre con el S10 Lite y matizábamos al principio, en mano tendremos una sensación más de terminal de gama media por el material, pero el plástico tiene sus ventajas (más allá del precio) para quien prime la comodidad y durabilidad frente a la carga inalámbrica.

Pantalla: comodidad para el fabricante con el FullHD+, comodidad para el usuario sin las curvas

Mismas cartas en la mano para el Note 10 Lite que para el S10 Lite a nivel de pantalla, aunque no es exactamente la misma dado que en este caso no tiene soporte para HDR10 + (y no es Super AMOLED plus, sino “sólo” Super AMOLEDl), lo cual nos sigue sabiendo a poco para un gama alta “por aproximación" de Samsung. El Note 10 Lite se queda los genes del Note 10 senior y no los del 10+, integrando una pantalla super AMOLED de 6,7 pulgadas con resolución de 2.400 x 1.080 píxeles y una densidad de 384 píxeles.

Samsung Galaxy Note 10 Lite Pantalla 01

Es por ello que, con una diagonal algo mayor que la del Note 10, queda con una densidad de píxeles algo menor que éste (394 píxeles por pulgada en el Note 10 Lite con respecto a los 401 del Note 10). Evidentemente esto no es ningún drama y la resolución FullHD+ es muy válida, pero se queda atrás o al mismo nivel en cuanto a este parámetro con respecto a su competencia y, como nos pareció también para el S10 Lite, creemos que es una oportunidad perdida (reiteramos, sobre todo teniendo en cuenta su precio de salida).

El panel se observa bien y en general cumple para cualquier tipo de contenido, tanto a nivel de definición como de contraste. El aprovechamiento de pantalla por parte del frontal queda algo por debajo del 90%, siendo menor que el del Note 10 al tener marcos más gruesos, pero igualmente deja un frontal atractivo y actual.

Samsung Galaxy Note 10 Lite Pantalla Agujero 03

El ajuste de brillo automático suele funcionar bien con contadas excepciones, quedando algo alto al pasar a un ambiente con luz baja pero ajustándose bien sin ayuda de manera más habitual. El brillo máximo es suficiente para ver el contenido cuando la luz del sol da directa y más intensamente sobre la pantalla, sobrepasando los 600 nits.

Eso sí, hay un pequeño bug relacionado con el brillo que se circunscribe a la app de cámara, de modo que al consultar los ajustes propios y volver a la interfaz de disparo se dispara el brillo y es algo molesto (y corregible con alguna actualización). Además, la capa de software de Samsung, como LG UX, baja automáticamente el brillo cuando queda un 5% de batería, si bien no lo hace al mínimo y esto permite que no perdamos la visualización por completo (y podamos reajustar si lo deseamos).

Así, aunque la calidad parece menor que la de las pantallas de sus predecesores (e incluso la del S10 Lite), el contraste es suficiente y cumple a nivel de los ángulos de visión habituales e incluso forzados. La calibración de fábrica es también correcta (tirando a cálida), pero pueden hacerse algunas modificaciones en la sección de ajustes de pantalla.

Samsung Galaxy Note10 Lite Pantalla Ajustes 01

Esto se mantiene con respecto a lo que vimos en el S10 Lite. One UI 2.0 muestra ese ajuste no gradual para la temperatura, teniendo que elegir entre cinco puntos (salvo que optemos por el ajuste avanzado y elijamos el punto de rojo, verde y azul) pero teniendo que quedarnos con el modo intenso de color, con lo cual queda todo sobresaturado y la experiencia es bastante peor.

Samsung Galaxy Note10 Lite Pantalla Ajustes 02

Lo que también se ha mantenido a nivel de software en este Note básico es la pantalla Edge, esa pestaña múltiple que permite tener accesos rápidos a las apps que deseemos, funciones especiales como la captura de pantalla avanzada, contactos y otras herramientas. Si nos acostumbramos puede ser de utilidad, sobre todo porque plegada es bastante discreta y no interfiere en el gesto de Atrás u otras interacciones, aunque puede experimentar un ligero lag en su apertura (puntualmente).

Samsung Galaxy Note10 Lite Pantalla Edge 01
Samsung Galaxy Note10 Lite - Un ejemplo de uso de la captura avanzada a la que se accede desde la Pantalla Edge Un ejemplo de uso de la captura avanzada a la que se accede desde la Pantalla Edge.

En la misma sección encontramos la iluminación Edge. Una manera de que las notificaciones de las apps compatibles (la mayoría si no todas) puedan ser algo más vistosas al iluminarse el lado superior con el efecto que deseemos de los disponibles. Junto a la anterior, son las dos funciones que quedaban relegadas a la gama alta y las pantallas curvas y que ya en el A51 vimos en móviles de menor rango.

Samsung Galaxy Note10 Lite Pantalla Iluminacion Edge

El modo oscuro es otra opción dentro de las de pantalla para adecuar más la experiencia a nuestras preferencias, ofreciendo un fondo negro que puede resultar más agradable y menos “agotador” para la vista. Se aplica desde aquí y afecta tanto a interfaces propias como a apps compatibles.

Samsung Galaxy Note10 Lite Software Modo Oscuro Modo oscuro versus tema claro.

En One UI se reparten estos ajustes entre los de pantalla en general, donde veremos más adelante las posibilidades para la de inicio, y los de la pantalla de bloqueo. Es ahí donde vemos los de la pantalla Always On (la pantalla ambiente), la cual apenas ha sufrido cambios en las últimas versiones del sistema. Podemos personalizar el estilo del reloj y los widgets a añadir, aunque siguen siendo muy limitados y de servicios propios, sin que podamos tener interacción con las notificaciones de apps de terceros.

Bien a nivel de sensibilidad táctil y ángulos de visión, con buena visibilidad aunque inclinemos la pantalla vertical u horizontalmente y sin percibir nada más que el habitual efecto de coloración de las pantallas AMOLED. La interfaz tolera muy bien el agujero como en el S10 Lite y no hemos experimentado toques fantasma en ninguno de los agarres ni al usar el S Pen, del cual ahora hablaremos.

Samsung Galaxy Note10 Lite Pantalla Agujero

El S Pen en el Samsung Galaxy Note 10 Lite

Afortunadamente, no hay demasiada diferencia entre las funciones del S Pen en sus hermanos mayores hablando de este nuevo Note. El puntero tiene la misma punta (aunque en este caso no se entregan recambios) y también el botón que facilita las funciones de mando a distancia.

Samsung Galaxy Note 10 Lite S Pen

La sensibilidad del S Pen es la esperada, sin milagros y con una latencia dentro de lo esperado a la hora de hacer garabatos o escritura a mano. El teclado Samsung tiene el modo para transformar esta escritura en texto a tiempo real y funciona bastante bien, aunque es una escritura más lenta que el tecleo con los dedos o con el S Pen.

Samsung Galaxy Note10 Lite S Pen Al software le falta saber interpretar bien el texto que seleccionamos.

El S Pen, eso sí, no tiene gestos aéreos. Sí nos servirá para controlar la reproducción de música o para disparador de la cámara, pero el tiempo que puede pasar fuera del terminal también es bastante más limitado, siendo de aproximadamente una hora y media antes de que el móvil nos pida que volvamos a insertarlo para que funcione.

Samsung Galaxy Note10 Lite S Pen
Samsung Galaxy Note 10 Lite S Pen

Cuando extraemos el S Pen, nos aparece un pequeño acceso directo en un borde de la pantalla que esconde las funciones propias del stylus y su autonomía, igual que vimos en los pasados Note, llamado Air Command. Aquí vemos apps para crear notas, selección inteligente en la pantalla o escritura, así como los mensajes animados y el dibujo AR que ya se incluían previamente.

Samsung Galaxy Note10 Lite S Pen El menú de Air Command. En la parte superior nos saldrán indicaciones si tenemos alguna app con la que poder usar el botón del S Pen, como puede ser Spotify.

La app propia de notas nos sirve para poder dibujar o crear escritos, sin que en esta ocasión se pre-instalen apps como PENUP (centradas en colorear y dibujar), que igualmente podemos encontrar en la Galaxy Store si nos interesa. Tampoco tenemos traducción con estos S Pen y software, pero lo que podremos hacer es usar la selección avanzada para extraer texto de la misma (aunque lo que hemos probado no funciona demasiado bien).

Samsung Galaxy Note10 Lite S Pen Algunos ejemplos de uso del S Pen.
Samsung Galaxy Note10 Lite S Pen También podemos desbloquear con él.

Rendimiento: el truco de dar más vida a un procesador "antiguo" funciona también esta vez

Los nuevos Lite han llegado casi un año después de conocer a los Galaxy S10, pero no lo hacen del todo a nivel de motor. El corazón del S10 Lite está quizás más a la altura al integrar un procesador de 2019 (y de Qualcomm, que hasta el momento tienen mejores rendimiento), pero para este Note 10 Lite apostaron por el Exynos 9810, el procesador que estrenaron los Samsung Galaxy S9 en 2018 con los mismo 6 GB de RAM que probamos en el Galaxy S9+. Queda pues sobre el papel por debajo del S10 Lite, pero aunque sea una jugada algo cuestionable y desfavorable para este smartphone, por suerte no se nota apenas en la experiencia.

No hemos notado que los componentes del Note 10 Lite se queden cortos. Como ocurría con el hardware del S9+ y el software en ese momento, éste se movía bien y sin un lag manifiesto, si bien en este Note lo hemos percibido quizás más puntualmente (sin que llegue a molestar o se reitere, y más en apariencia por un software más exigente y pesado).

Samsung Galaxy Note 10 Lite Pantalla

Las apps exigentes como las de reproducción multimedia o los videojuegos se mueven y cargan bien, siendo la que más lenta va la de cámara (como ya vimos en el S10 Lite). Quizás por ello veamos ese bug con el brillo que comentábamos en el apartado de pantalla.

Lo positivo es que en este caso parece haberse hecho un mejor trabajo con la disipación del calor que con el S10 Lite porque no notamos ningún aumento de temperatura notable cuando jugamos, notando sólo que el lado opuesto al de las cámaras sufre un ligero incremento dentro de lo esperado. De hecho, jugando hemos registrado menores temperaturas que en otras ocasiones haciendo uso normal.

Samsung Galaxy Note 10 Lite Pantalla

Para quienes tomáis como referencia los tests de rendimiento, os dejamos los benchmarks del Samsung Galaxy Note 10 Lite frente a los del S9+ (con su misma configuración), el Note 10+ (hardware de un año después) y otros smartphones de configuración similar más recientes.

Samsung Galaxy Note 10 Lite Samsung Galaxy S10 Lite Samsung Galaxy Note 10+ Samsung Galaxy S9+ LG G8X ThinQ Xiaomi Mi 9T Pro Huawei P30 Pro iPhone 11 Pro
Procesador Exynos 9810 Snapdragon 855 Exynos 9825 Exynos 9820 Snapdragon 855 Snapdragon 855 Kirin 980 Apple A13 Bionic
RAM 6 GB 8 GB 12 GB 6 GB 6 GB 8 GB 4 GB
AnTuTu 337.937 462.174 340.698 253.740 422.812 361.727 261.115 409.070
Geekbench 4.4/5.0 (single/multi) 314 / 1.280 (5.0) 745 / 2.541 (5.0) 1.582 / 5.564 (4.4) 3.781 / 8.942 (4.4) 746 / 2.669 (5.0) 3.496 / 10.855 (4.4) 3.251 / 9.670 (4.4) 5.475 / 13.232 (4.4)
PCMark Work 5.969 9.918 8361 5.067 9.374 9.358 7.644 -

Software: la personalización y los servicios propios por bandera (a veces queramos o no)

One UI es una capa de software que deja clara su presencia, aspecto e intenciones, con un buen surtido de notificaciones en el primer inicio del terminal tras encenderlo por primera vez (o tras restaurar). Su estética es tan evidente como incisiva, aplicando en las diferentes apps del sistema esas zona de visualización y zona de interacción, las dos áreas por excelencia de las interfaces de One UI, que vemos aquí en su versión 2.0 sobre Android 10.

Vemos de nuevo que podemos elegir qué apps propias se instalan ya desde el pre-load y también parte de las de terceros. De ese modo, desmarcando las que no nos interesan podemos partir con un cajón de apps bastante limpio, pudiendo desactivar o desinstalar las que nos convengan hasta cierto punto.

Samsung Galaxy Note10 Lite Software Apps Esto nos aparece justo antes de iniciarse el móvil por primera vez.
Apps de fábrica (habiendo deseleccionado todo) en el Samsung Galaxy Note 10 Lite Apps de fábrica (habiendo deseleccionado todo) en el Samsung Galaxy Note 10 Lite.
Escritorio de fábrica en el Samsung Galaxy Note 10 Lite Escritorio de fábrica en el Samsung Galaxy Note 10 Lite.

Veremos que, aunque las desactivemos, queda cierto remanente en el sistema porque algunas se actualizarán igualmente volviendo a aparecer en el cajón. Es algo que ocurre desde hace bastantes versiones del sistema y que quizás debería revisarse y corregirse para que no quedase nada y no nos volviesen a aparecer, dado que si las eliminamos es porque no nos interesan.

Samsung Galaxy Note10 Lite Software Apps
Samsung Galaxy Note10 Lite Software Apps Tras unos días de uso Facebook volvió a aparecer (notificando) y el traductor, que no estaba al inicio, se instaló también, sin haber hecho nosotros nada.

Hablando del reparto de aplicaciones, de fábrica nos vienen expuestas en un escritorio y el cajón de apps, pero podemos cambiarlo a nuestro gusto. por suerte también podemos lograr un mejor aprovechamiento del espacio por parte de la interfaz al poder cambiar la cuadrícula y reducir el tamaño de iconos y texto, logrando así que las 6,7 pulgadas tengan algo más de sentido.

Samsung Galaxy Note10 Lite Software Ajustes Pantalla

Los ajustes se mantienen en relación a lo que hemos estado viendo en otros móviles de la marca con dicha capa de personalización, con secciones propias para pantalla, sonido, seguridad y otros más específicos que ahora iremos viendo. Son bastante claros y si no nos aclaramos mucho con su organización el buscador va bastante bien.

De los de pantalla ya hemos hablado, pero cabe añadir que es dónde se encuentran lo de la navegación por el sistema, pudiendo dejar los botones virtuales tradicionales que vienen de serie o bien un tirador (o varios) para emular gestos. Lo que más cómodo nos resulta es dejar un tirador único, a modo del de Android stock pero con el añadido de que el gesto de atrás sea el tirón en cualquiera de los lados, pudiendo además ir a la tarea anterior con un solo movimiento.

Samsung Galaxy Note10 Lite navegación

Entre esos otros añadidos vemos las herramientas de mantenimiento, que reúne ajustes para poder mejorar el rendimiento de manera más automática controlando los consumos en segundo plano, tanto de rendimiento como a nivel energético. Podemos establecer avisos para esas apps que se pasen de la raya o bien consultar esta sección más de vez en cuando, aunque normalmente lo más útil de todo es lo referente a la batería (que veremos más adelante).

Samsung Galaxy Note10 Lite Software

Para las restricciones relacionadas con nuestras propias manos está La sección de Salud digital, que ofrece una pantalla de inicio con dos opciones para que elijamos qué hacer. Vemos que además del habitual desglose de uso de apps hay opción de poder aplicar restricciones que nos ayuden a regular dicho tiempo de uso, algo similar a los modos o perfiles de sonido, pero aplicados a las restricciones que queramos.

Samsung Galaxy Note10 Lite Software Salud Digital
Samsung Galaxy Note10 Lite Software Salud Digital

Se mantiene el Game Launcher para ofrecer una serie de herramientas específicas para los videojuegos. Si lo deseamos, éstos se agregarán a la lista del Launcher de manera automática, pudiendo configurar opciones para el rendimiento y las notificaciones en pro de favorecer y centralizar un juego entre el resto de apps.

Samsung Galaxy Note10 Lite Software Game

También se incluye Bixby Home, que sigue siendo una opción en el escritorio, a modo de panel de acceso rápido a contenidos o apps. Es bastante configurable, aunque en un principio tendremos bastantes contenidos preconfigurados.

Samsung Galaxy Note10 Lite Software Bixby

Biometría

El Samsung Galaxy Note 10 Lite incorpora los habituales métodos de desbloqueo basados en aspectos biométricos, contando tanto reconocimiento facial como lectura de huellas. A diferencia de los Galaxy S y Note más recientes, se trata de un lector de huellas óptico, y el mecanismo para la lectura rostro se basa en la cámara frontal, sin ningún otro sistema avanzado, tal y como vimos en el S10 Lite.

El reconocimiento facial funciona bien con luz abundante indirecta, teniendo dificultades cuando ésta le da directamente a la cámara (por ejemplo, en exteriores a medio día). En interiores con luz media-baja y de noche normalmente no nos reconoce el rostro y tendremos que recurrir mejor a la lectura de huellas.

Samsung Galaxy Note10 Lite Biometria Recon Facial

En cuanto al sensor de huellas, la experiencia es bastante similar a la del S10 Lite (quizás sea el mismo lector). Nor deja registrar igualmente únicamente tres huellas, lo cual se queda corto, aunque lo más importante es que necesita mejorar en cuanto a sensibilidad dado que no siempre funciona a la primera y es quizás demasiado exigente con la superficie que apoyamos.

Al final se agradece que integre estos dos métodos, pero la experiencia no se acerca a lo que hemos experimentado en los anteriores (reales) gamas alta. Ambos métodos tienen más tasa de fallo de lo que cabe esperar, y no es algo que debería ocurrir en un móvil de estas características.

Samsung Galaxy Note 10 Lite S Pen

Cámaras: una mejor elección de las cámaras y unos resultados que no sorprenden

La combinación de cámaras que vemos en el Note Lite 10 es la que ya podemos acuñar como convencional desde hace un par de años, hablando de una triple cámara trasera con zoom, gran angular y lente estándar. No hay lente macro como en el S10 Lite, encontrando algo entremezclado entre lo que vimos en el S10 Lite (el mismo ultra gran angular) y el Note 10 (teleobjetivo y angular con mismo sensor y lente parecida).

  • Cámara principal con sensor de 12 megapíxeles (1/2,55 pulgadas) con una lente con apertura f/1.7 y 27 milímetros de distancia focal y estabilización óptica.
  • Sensor de 12 megapíxeles de 1/3,6 pulgadas con un teleobjetivo con 52 milímetros de distancia focal, zoom óptico 2x y estabilización óptica.
  • Sensor de 12 megapíxeles con lente ultra gran angular de 123 grados de campo de visión, con apertura f/2.2 y 12 milímetros de distancia focal.
Samsung Galaxy Note 10 Lite Camara Trasera

La cámara frontal, por su parte, es una sola e integra un sensor de 32 megapíxeles, con una lente con apertura f/2.2 y distancia focal de 25 milímetros. Interesante que Samsung apueste por la grabación en 4K también para la cámara frontal, ya que no es algo habitual, además de dotar de estabilización a al menos dos de sus tres cámaras. Pero antes de meternos en el análisis nos damos el paseo por la app de cámara.

App de cámara

En el Note 10 Lite encontramos la app de cámara de One UI 2.0 que hemos visto en los terminales que integraban dicha versión, pero ajustada a sus características. Es por ello que aunque el esqueleto y las vestiduras son las mismas que usamos en el S10 Lite o el A51, habrá algunas diferencias.

La app mantiene la estructura de funciones con pestañas, pudiendo personalizar qué modos tienen una o qué otros van al apartado “Más” (salvo los principales, que son fijos). Los accesos rápidos de la interfaz se mantienen para el flash, el ratio, el temporizador y otros botones habituales, pero el HDR sigue relegado a los ajustes y sigue siendo bastante incómoda su activación manual (aunque cabe decir que al menos es posible, a diferencia de los S20).

Samsung Galaxy Note10 Lite Camara App Interfaz
Samsung Galaxy Note10 Lite Camara App Interfaz

Hay algunas buenas noticias y otras no tan buenas en cuanto a lo que encontramos en esta app. Los ajustes son bastante completos y nos dan opción para configurar calidad, guardado en RAW y la corrección de la curvatura en el gran angular, aunque casi lo que más nos alegró es ver que esta vez el modo Pro está completo, a diferencia del S10 Lite.

Samsung Galaxy Note10 Lite Camara App Interfaz

El modo noche sigue siendo bastante sencillo y no supone un añadido tan importante como en los Pixel o los Huawei, pero al menos está también para la cámara frontal. Eso sí, lo que no vimos es el modo de vídeo dinámico, cuando no había ninguna diferencia de hardware que fundamentase su presencia en el S10 Lite y no en éste (no hay sensor de profundidad como en el Samsung Galaxy A80, donde lo probamos por primera vez).

Dos funciones que tiene su acceso rápido son la superestabilización y la optimización de escenas. La segunda es bastante testimonial y seguimos sin notar su efecto salvo algo de saturación en algunos casos, pero veremos que la primera (que sólo da vídeos hasta 1080p) sí se nota y tiene todo el sentido que tenga su botón directo en la interfaz, para no tener que ir a los ajustes.

Samsung Galaxy Note 10lite App Camara

La app va bien, no lo fluida que debería sobre todo cuando intentamos cambiar algún ajuste. Es intuitiva y compensa de manera bastante completa el hardware, así que veamos qué tal resulta el trabajo de ambos a continuación.

Cámaras traseras

El resultado fotográfico de las cámaras traseras del Note 10 Lite nos recuerda bastante al del S10 Lite, aunque la adición del teleobjetivo quizás da algo más de juego según cuál sea nuestro uso. En general es un resultado por debajo de nuestras expectativas al ser también algo irregular y ver que cojea en condiciones de luz más exigentes más de lo esperado.

Samsung Galaxy Note 10 Lite: fotografía en automático Fotografía en automático.

Con buena luz se obtienen fotografías definidas, con un buen desenfoque natural de lente, siendo así muy favorecidos los disparos tipo macro aún no teniendo una lente específica para ello. El rango dinámico es algo justo, casos en los cuales podremos intentar el disparo con HDR que si bien en alguna ocasión no es muy agresivo en otras puede sacar algo más de información de iluminaciones y sombras, sobre todo de noche.

Samsung Galaxy Note 10 Lite: fotografía en automático Fotografía en automático.
Samsung Galaxy Note10 Lite Auto Hdr
Samsung Galaxy Note10 Lite Comp Auto Hdr

En interiores y de noche es cuando más lento dispara y cuando peor rinde. El modo noche nos da un resultado algo más artificial, pero también mucho más definido y la foto no sale movida como nos puede ocurrir al disparar en automático o HDR, sobre todo si recurrimos al zoom o el gran angular.

Samsung Galaxy Note10 Lite Auto Noche

El ultra gran angular da buen resultado con luz favorable, manteniendo la colorimetría y la exposición casi en el mismo grado que el disparo con el angular. De noche es cuando más sufre, siendo recomendado activar la corrección de la curvatura de la lente desde un principio dado que el resultado mejora sin deformar o perder detalle.

Hablando del zoom, da un resultado correcto, sin alardes. Vemos que hay algo más de ruido y algo menos de contraste que con la cámara principal, pero suele salvar bastante bien el resultado.

Samsung Galaxy Note10 Lite Comp Lentes

Con el modo de enfoque dinámico (retrato) vemos resultados irregulares, aunque normalmente el recorte es bastante acertado. Le falta algo de estabilidad dado que, como ocurría en el S10 Lite, se desactiva con facilidad, y aunque nos indique “Listo” puede que a posteriori se haya guardado como un disparo estándar.

Samsung Galaxy Note 10 Lite - Modo de enfoque dinámico Fotografía con el modo de enfoque dinámico.

El bokeh sigue siendo algo plano y postizo, pero ha mejorado respecto a situaciones previas. Los mejores disparos se obtienen cuando hay más contraste entre el objeto principal y el fondo, actuando tanto en objetos como en animales y personas.

Cámaras frontales

Tras haber analizado el Samsung Galaxy S20 Ultra mantenemos que el fabricante parece parece seguir optando por los resultados menos naturales, quizás para satisfacer a cierto público. Signo de ello es que la cámara se abre con el ajuste de “belleza” activado, pero sobre todo lo decimos por la falta de detalle en el primer plano que suele quedar en los resultados.

De día y en exteriores el resultado se salva bastante bien, con colores naturales y una definición aceptable. A veces lo sorprendente es que el detalle en el primer plano se guarda mejor en el modo de enfoque dinámico que en el modo automático, pese a tener más procesado.

Samsung Galaxy Note 10 Lite - fotografía con la cámara frontal en modo automático Modo automático.

De noche la calidad baja, pero está para asistir al resultado el modo noche que también actúa para esta cámara. Da un resultado con los bordes demasiado exageados y puede que menos natural, pero rescata bastante el contorno que pierde el modo automático.

Samsung Galaxy Note10 Lite Frontal Auto Noche

Por su parte, el modo de enfoque dinámico suele ser bastante más permisivo que el de las cámaras traseras y no pondrá impedimentos casi nunca, incluso en contraluces, pero el recorte dependerá de la facilidad de las condiciones y cuando éstas sean complicadas será menos preciso.

Samsung Galaxy Note 10 Lite - fotografía con la cámara frontal en modo de enfoque dinámico Enfoque dinámico.

Vídeo

Más ajustado en vídeo queda este Note 10 Lite, sin que logre destacar frente a otros terminales de gama media y dependiendo muchísimo de las condiciones de luz. En exteriores y el sol irradiando a pleno rendimiento las tomas logran ser bastante acertadas, aunque veremos que peca de sobreexposición y que esto afecta al rango dinámico.

Los colores son realistas cuando expone bien, sin apreciar sobresaturación, y el rango dinámico es aceptable. Hay una buena captura de sonido y la definición es algo mejor escogiendo la resolución 4K.

Si nos importa menos la definición y estamos con buena iluminación, casi compensa activar la superestabilización. Es un modo que como ya hemos visto en otros móviles Samsung sólo graba en 1080p.

Cuando hay menos luz, por la tarde y sobre todo por la noche, la calidad es bastante baja. Hay muy poca definición de los contornos y bastante ruido, esperando algo más a tenor de lo visto en la gama media del año pasado.

La cámara superlenta necesita también un buen chorro de luz. Se trata de una toma automática de pequeños clips, de modo que no hay manera manual de controlar la grabación, pero se activará siempre (no depende del movimiento que detecte).

La cámara frontal salva bien la situación de día, pero eso sí, con la estabilización activada. Si no saldrán siempre tomas temblorosas. De noche el resultado es también bastante mejorable, algo por debajo de las expectativas viendo las fotografías.

Sonido: lo justo para quedar bien

El Note 10 Lite saca pecho y espalda literalmente a nivel de hardware en sonido con respecto a su compañero de batallas y sí incorpora un minijack de 3,5 milímetros, algo permitido quizás por ese poco más de volumen en este caso. De este modo, los auriculares que se entregan en este caso tienen esta conexión, situada al lado del USB tipo-C y al lado opuesto que ese altavoz único que nos deja también sin sonido estéreo.

Samsung Galaxy Note 10 Lite Usb

Es por ello que la audición del Note Lite 10 nos dé un agudo déjà vu con respecto al S10 Lite, con una calidad más encuadrada en lo que esperaríamos en un móvil de gama media (sobre todo porque el audio de los Galaxy de alta gama suele estar muy bien). El desempeño con ese altavoz principal es aceptable, sin ser claramente superior a móviles de la competencia o incluso de la propia casa y de menor gama.

Sobre todo podría mejorar en matiz y rango dinámico, al menos tal cual viene configurado de fábrica (a continuación hablaremos de los ajustes que podemos hacer). En cuanto al volumen máximo, hemos registrado un máximo de 115 decibelios a la salida del altavoz, lo que se traduce a unos 80 ambientales, teniendo así suficiente potencia como para ambientar una estancia. Eso sí, la calidad desciende mucho al máximo volumen, siendo mejor tenerlo en torno al 60% (unos 60 decibelios ambientales).

Samsung Galaxy Note 10 Lite

Hablando de los ajustes de software, vemos que tenemos un apartado de opciones avanzadas en la sección de sonido del sistema, de modo que la mayoría sólo están disponibles para el sonido con auriculares, salvo el ecualizador y el Dolby Atmos. Teniendo en cuenta esto y que normalmente los auriculares dan un mínimo de aislamiento que favorece la calidad de la escucha, convendrá que los usemos para tener una mejor experiencia.

La activación del Dolby Atmos nos da un sonido ligeramente más envolvente y con mayor profundidad, recuperando algo de rango dinámico (sin milagros). Podemos probar el Adapt Sound, dado que tras un test nos da un perfil de sonido personalizado (aunque en este caso no nos ha dado una opción que nos gustase más que el predefinido).

Samsung Galaxy Note10 Lite Sonido
Samsung Galaxy Note10 Lite Sonido

El Optimizador UHQ también ayuda a tener algo más de definición en el sonido por auriculares, pero la diferencia entre mejorar sólo los bits o también el ancho de banda es mínima en la práctica. Al final la mejor experiencia la hemos tenido sido con el Dolby Atmos activado en automático y sin activar nuestro perfil de audio personalizado.

Samsung Galaxy Note 10 Lite Pantalla

Autonomía: un rendimiento más ajustado de lo previsto

En el interior de este Note 10 Lite vemos una batería de 4.500 mAh, quizás incluso la misma pieza que hay integrada en su primo más que hermano el S10 Lite. No obstante, el móvil es distinto, el resto de componentes varían y aunque se rigen por el mismo software la experiencia en este punto también es diferente.

Las medias en el Note 10 Lite están algo más ajustadas, hablando de una autonomía media de casi 1 día con unas 7 horas y media de pantalla. Aunque no sean cifras de récord, al final esto se traduce en una buena experiencia y en no tener que estar pensando continuamente en si llevamos un cargador encima si salimos de casa con la batería bastante cargada.

Samsung Galaxy Note10 Lite Autonomia

La carga se completa en algo más de una hora, con el cargador de serie y de 0 al 100% con el smartphone apagado. De este modo, aunque la autonomía no es algo espectacular, el hecho de poder tenerlo casi completamente cargado en una hora compensa en cierto modo.

Samsung Galaxy Note10 Lite Autonomia

No hemos notado diferencias perceptibles en el uso según estuviésemos en modo claro u oscuro, pero a lo que sí podemos recurrir para tener un mejor control de los consumos en segundo plano es a los ajustes de mantenimiento, pudiendo limitar de manera manual el segundo plano de las apps o bien establecer alguno de los perfiles de consumo.

Samsung Galaxy Note 10 Lite

Samsung Galaxy Note 10 Lite, la opinión de Xataka

La serie Note ya no es lo que era, para bien. Quien deseaba usar el S Pen tenía que hacerse con un tope de gama sí o sí, con lo que eso conlleva a nivel de inversión, y ahora no es que haya “Note ganga”, pero sí dos opciones más en lo que antes era un lanzamiento puntual y ahora puede ser doble o triple (veremos qué pasa con los Note 20, asumiendo que ése sea su nombre).

Samsung Galaxy Note 10 Lite Trasera

El Samsung Note 10 Lite es una manera de acercar el puntero a una gama intermedia entre la alta y la media, con una pantalla más de lo segundo y un procesador que se atribuye a la primera, si bien no es actual y hay varias versiones posteriores al mismo. Decisiones que quizás hayan servido para que el precio de lanzamiento sea menor que el de los Note “senior”, siendo así un Note más para masas (lo cual no significa que sea barato o de gama de entrada, matizo).

El note 10 Lite es un Note más juvenil, más ajustado pero más fresco

De hecho, usándolo teníamos más la sensación de que por diseño y prestaciones es un Note más juvenil, más ajustado pero más fresco y más alejado aún de aquellos Note primigenios orientados más a un perfil laboral o más exigente. El S Pen mantiene muchas de las funciones del de los Note más potentes, lo cual lo convierte en un aliciente también bastante útil si nuestro uso va a ser poco exigente y básico (dibujar, capturar, reproducir música, disparar fotos).

La experiencia con el software es bastante pareja a la del S10 Lite, como si el hardware tolerase mejor esta pesada capa. También forma parte de esa estirpe de "gamas alta por rendondeo" que como decíamos entremezclan especificaciones de una gama y otra, pero en este caso se ha logrado una muy buena experiencia a excepción de la autonomía y hasta cierto punto las cámaras.

Samsung Galaxy Note 10 Lite S Pen

8.5

Diseño8,75
Pantalla8,75
Rendimiento9
Cámara8
Software8,75
Autonomía8

A favor

  • La estética es llamativa, pero da un aire juvenil que puede gustar a un perfil más amplio de usuarios que los anteriores Note.
  • El S Pen funciona muy bien y tiene las funciones suficientes para tener una experiencia satisfactoria.
  • La elección del teleobjetivo dé quizás más juego que la del un macro.

En contra

  • La autonomía es algo ajustada teniendo en cuenta la batería que integra y que el S10 Lite rendía bastante mejor (con hardware algo distinto, pero muy aproximado).
  • El sonido podría estar algo más cuidado.
  • Las cámaras cumplen, pero no parecen estar al nivel de la competencia.

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Samsung. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Samsung Galaxy Note 10 Lite - Smartphone de 6.7" FHD+ (4G, Dual SIM, 6GB RAM, 128GB ROM, cámara trasera 12MP(W)+12 MP(UW)+12MP, cámara frontal 32MP, Octacore Exynos 9810) Aura Red [Versión española]

Samsung Galaxy Note 10 Lite - Smartphone de 6.7" FHD+ (4G, Dual SIM, 6GB RAM, 128GB ROM, cámara trasera 12MP(W)+12 MP(UW)+12MP, cámara frontal 32MP, Octacore Exynos 9810) Aura Red [Versión española]

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios