Compartir
Publicidad
Publicidad

Mountain Performance 15, análisis (II)

Mountain Performance 15, análisis (II)
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entramos con la segunda parte del análisis del Mountain Performance 15. Tras una introducción ayer hoy toca ponernos manos en la masa y empezar con los benchmarks y pruebas sobre juegos.

Recordaréis que este equipo tiene un procesador Intel Core i7 y una tarjeta gráfica NVidia GT 555M, todo en un formato de 15 pulgadas que nos puede hacer pensar en un equipo destinado a videojuegos, y en cierto modo así es. En realidad es un equipo para todo, incluyendo desde la navegación web hasta programas de corte profesional, pasando por el ocio y los juegos.

Así que hemos instalado unos cuantos programas, otros tantos juegos, y lo hemos comparado con otros equipos que hemos probado. Benchmarks y pruebas en videojuegos os esperan tras el salto.

Mountain Performance 15, resumen del análisis

Benchmarks y pruebas sobre el sistema operativo

3DMark 11

Mountain Performance 15 benchmarks

Nota: la Intel HD Graphics 3000 no es compatible con DirectX 11, con lo que no soportaba 3DMark 11.

Unigine Heaven

Mountain Performance 15 benchmarks

Mountain Performance 15 benchmarks

Mountain Performance 15 benchmarks

SuperPI

Mountain Performance 15 benchmarks

Mountain Performance 15 benchmarks

Mountain Performance 15 benchmarks

CrystalDiskMark

Mountain Performance 15 benchmarks

Mountain Performance 15 benchmarks

Tiempos de arranque y apagado del sistema operativo

Mountain Performance 15 benchmarks

Rendimiento en juegos

Crysis: WarHEAD

Mountain Performance 15 benchmarks

Crysis 2

Mountain Performance 15 benchmarks

Starcraft 2

Mountain Performance 15 benchmarks

Far Cry 2

Mountain Performance 15 benchmarks

Mafia II

Mountain Performance 15 benchmarks

Conclusiones

Ey tú, friskito, pensaba que era un portátil para jugar y estamos hablando de un puñado de fps en los juegos que has probado. ¿Me tomas el pelo?. Seguramente hayáis pensado algo así, ¿verdad? Antes de nada me gustaría poneros en contexto antes de explicar los resultados de este análisis.

En primer lugar, la comparativa de aquí arriba es con el Mountain GTM 900, nuestro equipo de sobremesa para pruebas de componentes. Así pues, las otras tarjetas son tarjetas gráficas de sobremesa, también de gama media como la NVidia GT 555M usada en el Performance 15, excepto la Asus NVidia GTX 580 Matrix que es una gama muy alta.

En segundo lugar, todas las configuraciones de los juegos son las máximas disponibles, con lo que el Performance 15 flojea en algunas pruebas. Véase, Crysis 2 es uno de los juegos más potentes del mercado y en configuración Ultra está claro que no puede. Esta configuración es así para poder hacer una comparativa real con otras pruebas ya realizadas anteriormente, y en el caso concreto del motor de Crytek es necesario reducir la carga gráfica con el fin de lograr una tasa de imágenes por segundo suficiente como para disfrutar del juego, y no sufrirlo.

En tercer y último lugar, es interesante conocer lo que puede ofrecer un portátil de gama media-alta respecto de otras tarjetas gráficas de escritorio, saber dónde podemos situar un portátil de gama media respecto de un ordenador de sobremesa.

Mountain Performance 15

Y con estas premisas ya podemos sacar algunas conclusiones. Por ejemplo, el rendimiento general es muy bueno, excelente si tenemos en cuenta lo que nos aporta el SSD: 251 y 132 MB/s en lectura y escritura, respectivamente, que se notan y mucho en el manejo del ordenador, en el día a día.

En juegos la cosa es bastante buena, aunque no llega al nivel de un ordenador de sobremesa. Tengamos en cuenta que es un equipo con un precio de unos 1.100 euros, algo alto respecto de lo que consideramos normal pero no desorbitado. He de remarcar que en todos los juegos probados, excepto Crysis 2, he conseguido tasas de más de 30 imágenes por segundo modificando el apartado gráfico de cada título a configuraciones menos exigentes. Salvo excepciones no deberían darse problemas a la hora de echarse unas partidas con este equipo. Ya os comenté en la anterior entrada que hará funcionar prácticamente cualquier juego en cualquier calidad, salvo contadas excepciones, y así es.

Como esperábamos, el rendimiento de la dedicada NVidia es considerablemente superior al de la integrada Intel

Mountain Performance 15

En definitiva, a la vista de las pruebas mostradas en esta entrada, estamos ante un equipo muy bueno en términos de potencia, con un rendimiento bastante aceptable y que es una delicia manejar en el día a día. Quizá a los usuarios más exigentes se les quedará corto en términos de potencia gráfica para videojuegos, pero para ellos están orientados los ordenadores de sobremesa de unos cuantos miles y no este tipo de portátiles que intentan ofrecer rendimientos dignos a precios competitivos.

El portátil Mountain Performance 15 ha sido cedido para la prueba por parte de Mountain. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

En Xataka | Mountain Performance 15.
Más información | Mountain.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos