Compartir
Publicidad
Intel NUC (Core i7 e Intel Octane), análisis: un PC configurable en formato compacto para el salón o el trabajo
Análisis

Intel NUC (Core i7 e Intel Octane), análisis: un PC configurable en formato compacto para el salón o el trabajo

Publicidad
Publicidad

De los Intel NUC que llegaron al mercado como alternativa de escritorio de los netbooks y ordenadores de sobremesa baratos, casi nada queda. Las sucesivas generaciones han logrado crear una categoría propia que promete mucho tras su alianza con AMD para integrar gráficos Radeon VEGA. En Xataka hemos probado una de las soluciones Intel NUC clásicas más potentes, con procesador Core i7 y memoria Intel Optane.

Así es el Intel NUC con Core i7

Como comentábamos en la introducción de este análisis, actualmente tiene poco sentido referirse a los Intel NUC como ordenadores de poca capacidad y bajo coste. La familia ha evolucionado y mirado hacia adelante para, mantenido la esencia de un ordenador compacto, no tener nada que envidiar en prestaciones y configuraciones con otros sobremesa.

Las limitaciones por su reducido tamaño, cabe en una mano, son evidentes. Tanto en puertos como en posibilidades de expansión no podemos comparar los Intel NUC con un sobremesa clásico, pero sí que tiene sentido pensar en ellos como una opción a considerar cuando no necesitamos tarjeta gráfica externa (que tenga Thunderbolt 3 abre una vía nueva para soluciones gráficas externas) o no queremos un todo en uno clásico.

El modelo de Intel NUC que hemos probado es una de las soluciones más potentes disponibles. Viene preparado para usar memorias Intel Optane y cuenta con gráficos Intel Iris Plus sumando a la conectividad Thunderbolt 3.

Intel NUC7i7BNH Kit

Procesador

Dual Core Intel i7-7567U (3,5- 4 GHz) // Caché 4 MB

Tecnología

14 nm

Gráfica

Intel Iris Plus Graphics 650

TDP

28 W

Memoria RAM

DDR4-2133 máximo 32 GB

Disco duro

M.2 y SATA 3 de 2.5 pulgadas

Salidas gráficas

HDMI 2.0a; USB-C (DP1.2)

Puertos USB

4 USB 3.0 (uno de carga)

Otros puertos

microSD

Precio

459 euros

En el interior de este modelo de Intel NUC hay sitio para una unidad SSD de tipo M.2, un disco duro clásico (o SSD) SATA3 de 2.5 pulgadas, así como hasta 16 GB de memoria RAM DDR4 (hay dos slots disponibles). Se trata de uno de los modelos de la categoría kit, es decir, los que dejan para el usuario la elección y montaje de algunos componentes como la memoria RAM o almacenamiento. Tampoco viene con sistema operativo instalado.

Pict 20180211 161922 Parte trasera del NUC con sus puertos principales

A nivel de conectividad, el NUC, pese a su tamaño reducido, viene muy bien preparado excepto quizás en el número de puertos USB, de los que parece que nunca tenemos suficientes salvo que recurras a conectar periféricos de forma inalámbrica.

El NUC de Intel dispone en la parte trasera de un puerto HDMI 2.0 con salida de audio 7.1 (compatible con contenido 4K), un puerto Ethernet Gigabit, dos puertos USB 3.0 y un Thunderbolt 3 (40 Gbps, Displayport 1.2 y USB 3.1 gen2). También está ahí la entrada de alimentación.

Si miramos en uno del los laterales, encontramos un cierre Kensington y un práctico lector de tarjetas microSD.

En su tamaño compacto no falta casi de nada para un PC de consumo. Trae incluso puerto de infrarrojos y dos micrófonos para poder hablar a Cortana

Ya en la parte frontal está el receptor de infrarrojos, que nos permitirá usar mandos a distancia si queremos darle funciones de centro multimedia al NUC, la entrada/salida de audio, así como dos puertos más USB 3.0 muy cómodos para esos periféricos de quita y pon (uno de ellos es de carga)

Este NUC de Intel no descuida las comunicaciones sin cables y viene preparado de serie con WiFi AC y Bluetooth 4.2. Pensado para usar con Windows 10, Intel ha incluido en el frontal dos micrófonos para que Cortana nos pueda escuchar.

En nuestro caso, la configuración base del Intel NUC y su Core i7 i7-7567U se complementó con un módulo de 8 GB de RAM a 2133 MHz, una memoria Optane de 32 GB para mejorar el rendimiento general del equipo y un disco duro de 1 TB. El sistema operativo es Windows 10 instalado en el disco duro mecánico al que como he indicado apoya Intel Optane. El NUC, al ser compatible, realiza esa funcionalidad de manera transparente para el usuario.

En la caja viene incluido un adaptador VESA para colocar el NUC de forma cómoda y segura en la parte trasera de un monitor compatible.

Montaje sencillo: solo necesitas un destornillador

Si has decidido personalizar tu Intel NUC en ciertos componentes internos, el montaje es muy sencillo. Solo debes tener en cuenta el espacio limitado que hay y que dificulta alguna colocación de tornillos, pero poco más.

Pict 20180211 162105 Añadir o cambiar componentes es muy accesible

El acceso al interior del Intel NUC se realiza por la parte inferior, donde disponemos de cuatro tornillos. Una vez los hemos retirado nos encontramos con la carcasa con conexión SATA3, la cual debemos retirar con cuidado a un lado para poder acceder a las entrañas de este Intel NUC.

Pict 20180211 162052 Interior del Intel NUC una vez retirada la carcasa del disco SATA3

En nuestro caso procedimos a instalar en unos pocos segundos tanto la unidad Intel Optane de 32 GB, en su correspondiente ranura M.2 que hay que atornillar con cuidado, como el disco duro mecánico Toshiba de 1 TB. Finalmente pinchamos un módulo de memoria RAM DDR4 de 8 GB, que tiene que ser de tipo SO-DIMM, recolocamos la carcasa del disco duro de 2,5 pulgadas justo encima alineando con los huecos para los tornillos y cerramos.

La reducción de elementos superfluos es total, y por ejemplo esa carcasa SATA3 va atornillada a la placa base con los mismos tornillos que cierran la tapa inferior de acceso al interior del NUC de Intel.

Pict 20180211 163031 Hay que tener un poco de paciencia con el tornillo de la ranura M.2 por el poco espacio disponible para colocarlo

Una vez que acabamos de montar todos los componentes no incluidos en el kit (una memoria Optane de 32 GB sale por 65 euros), procedimos a la instalación del sistema operativo. Escogimos Windows 10 Pro.

Consumo, temperatura y ruido en funcionamiento del Intel NUC con Core i7

Con el Intel NUC ya perfectamente listo para empezar a trabajar con él tras la instalación de aplicaciones varias y algún que otro juego, iniciamos la batería de pruebas para medir el consumo, ruido en funcionamiento y temperatura en diferentes escenarios.

Respecto al consumo, la fuente de alimentación (se agradece que sea tan compacta) que viene con el NUC marca un máximo de 65 W, así que sabíamos que por ese margen nos debíamos de mover. Efectivamente, en nuestras mediciones, la media con carga de trabajo del 100% se situó en los 49 W, cifra muy interesante especialmente pensando en su uso como centro multimedia.

Respecto al ruido y la temperatura de funcionamiento, en nuestros test el equipo Intel NUC nunca superó los 60 grados centígrados, con una temperatura ambiente de unos 15 grados centígrados. A nivel de ruido, el sistema incluye un pequeño sistema de ventilación con un altavoz que se pone en marcha en cuanto le exigimos un poco por encima del 25% de carga de trabajo al procesador. En completo silencio es apreciable el ruido continuo pero ni como centro multimedia viendo contenido ni en el trabajo diario, es un problema pese a la dificultad de refrigeración de este Core i7 en un espacio tan reducido.

Intel NUC con Core i7: prueba de rendimiento

En el día a día como ordenador de consumo, el Intel NUC se ha mostrado en nuestras pruebas muy fiable, no mostrando problema alguna en tareas relacionadas con ofimática, navegación web e incluso edición fotográfica.

También pasó diferentes pruebas de reproducción de vídeo para corroborar que si queremos usarlo como reproductor multimedia, gracias a su salida HDMI 2.0 con sonido 7.1. El soporte máximo es para contenido 4K a 60 Hz, y con vídeos que ofrecen esa calidad la reproducción fue perfecta. Ideal pues como centro multimedia compacto para el salón salvo por el matiz de que, con su coste, no conviene darle exclusivamente esa funcionalidad. Pero es manejable y en cuestión de segundos puede estar colocado en el salón junto al televisor o un proyecto si así lo deseamos.

Imagen NUC montado

Comprobado que la práctica iba perfecta para sus características, pasamos a las pruebas sintéticas para poner números a nuestra experiencia.

La primera batería de pruebas tenía a PCMark y 3DMark como protagonistas. En el caso de la última, en el test TimeSpy nos ofreció este NUC con su Core i7 una cifra de 535 puntos, con 1434 para la prueba Fire Strike. Los datos se corresponden con los esperados para este procesador y su gama.

Por último tenemos la prueba con Cinebench, que nos marcó 49,8 fps en el test OpenGL, y 401 cb en la específica para la CPU.

Intel NUC para jugar, ¿es posible?

Quien esté pensando en la compra de un Intel NUC con Core i7 e Intel Optane es muy improbable que, por los casi 600 euros que costaría una configuración con disco duro y RAM, lo tenga en consideración para tareas de juego. Es un equipo que con cargas gráficas intensas sufre y no está preparado para ello.

Que nada más ejecutar The Division en el Intel NUC nos saltara un claro aviso de "¡qué haces!" no era muy buena señal de partida

Pese a ello, quisimos ponerlo a prueba tanto con juegos de primer nivel en cuanto a requerimientos gráficos, como en otros de esports o menos exigentes.

La prueba de fuego la realizamos con nuestro juego de referencia para estos test: The Division. Nada más cargarlo nos saltó el aviso de que la configuración del PC no era la más idónea para ese juego. No le hicimos caso y lo ejecutamos.

La primera prueba con The Division la realizamos con resolución 1080p pero en modo de detalle Bajo. Los 16,4 fps de media que obtuvimos ya nos dejaron claro que subir de detalle no estaba dentro de las posibilidades. Sí que redujimos la resolución hasta los 1366x768 píxeles para conseguir, en ese mismo modo de detalle Bajo, unos 26 fps que podríamos soportar jugando alguna vez.

Si conservando la misma idea de jugar a 1080p pero con calidad Baja en la configuración, pasamos a otros títulos habituales de nuestras reviews de hardware, solo con los poco exigentes podemos pensar en alguna que otra sesión de juego con este Intel NUC.

Para quien aspire a más, las soluciones de gráficas externas pueden ser una solución aunque, con el precio del sistema en su totalidad, cabría preguntarse si es precisamente lo que queremos tener.

En el caso de su uso como PC principal en casa, para tareas de ofimática, navegación y el interesante extra de usarlo como centro multimedia, su tamaño compacto, consumo y poco ruido en funcionamiento conforman un pack interesante aunque en una gama ya con precio a considerar.

El equipo ha sido cedido para la prueba por parte de Intel. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos