Compartir
Publicidad

Poner batería a una maleta no era tan buena idea: Bluesmart cierra tras el veto a los equipajes inteligentes

Poner batería a una maleta no era tan buena idea: Bluesmart cierra tras el veto a los equipajes inteligentes
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las prohibiciones en los equipajes con baterías en los vuelos de todo el mundo se han cobrado su primera víctima, la startup de maletas inteligentes Bluesmart. La causa ha sido un pequeño detalle en el diseño de sus maletas, el hecho de que sus baterías no fueran extraíbles. Esto hacía que los usuarios no pudieran llevarlas como equipaje de mano.

La propia startup le ha comunicado a los usuarios su decisión de cerrar sus operaciones mediante un comunicado oficial. En él, explican que la prohibición de maletas con baterías no extraíbles anunciada por varias aerolíneas les han puesto en una situación financiera y comercial "irreversiblemente difícil", por lo que han decidido que han decidido echar el cierre.

Después de una recomendación de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), sus más de 280 aerolíneas asociadas empezaron a prohibir este tipo de equipajes inteligentes desde el pasado 15 de enero del 2018. La norma se ha aplicado en Estados Unidos, Europa, Asia, Pacífico, Sudamérica y África, y afecta a equipajes con sensores de GPS o baterías de litio que no sean fácilmente extraíbles.

Llevamos varios años oyendo hablar de Bluesmart, e incluso en nuestros análisis vimos que sus maletas resultaban prácticas gracias a funciones como el bloqueo automático cuando nos acercamos a ellas, las posibilidades de incluir una batería con puerto USB, su geolocalización o la función de báscula para no pasarnos de peso con nuestros equipajes.

Sin embargo, todas estas funciones se quedan en nada si llegas al aeropuerto y te dicen que no puedes pasarla. Entonces sólo te queda facturarla, algo que puede no ser una alternativa si vas algo justo de tiempo a tu vuelo. Desde luego, el cómo han afectado las normas a sus usuarios ha sido suficiente para acabar con la empresa.

"Después de explorar todas las opciones posibles para pivotar y seguir adelante, la compañía finalmente se vio obligada a cerrar sus operaciones y explorar opciones de disposición, incapaz de continuar operando como una entidad independiente", leemos en su comunicado. "Esto representa un resultado muy desafortunado para todos los involucrados, y todos lamentamos este giro inesperado de los acontecimientos".

Bluesmart acababa de terminar con un periodo de reservas de la segunda generación de sus maletas, las cuales tampoco llevaban batería extraíble. Ahora, en el comunicado han anunciado que le han vendido a la empresa de maletas Travelpro toda su propiedad intelectual, incluidos diseños, branding y la tecnología de sus baterías. Por lo tanto, de volver a ver alguna nueva maleta con este nombre correrían a cargo de esta otra empresa.

Las aerolíneas contra las baterías de litio

Portatiles

Algunas de las mayores aerolíneas de Estados Unidos, incluyendo Delta Air Lines, American Airlines o Alaska Airlines, anunciaron el pasado diciembre que habían decidido empezar a prohibir cualquier "equipaje inteligente" que cuente con una batería de iones de litio no extraíble. Una norma que al final se aplicará en casi todo el mundo, después de que la IATA recomendase a sus aerolíneas asociadas que aplicaran también esta prohibición a partir del 15 de enero del 2018.

La persecución de los dispositivos con baterías se empezó a intensificar hace dos años tras los casos de explosiones del Galaxy Note 7. Samsung tuvo que dejar de comercializar el móvil, mientras que las explosiones provocaron cierta preocupación por las baterías de litio en los vuelos.

Por si esto no fuera suficiente, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos dijo en 2017 que tenían inteligencia que demuestra que los terroristas "siguen teniendo como objetivo la aviación comercial y están persiguiendo agresivamente métodos innovadores para llevar a cabo sus ataques, como incluir dispositivos explosivos camuflados en varios objetos de consumo".

Eso hizo que el año pasado Estados Unidos prohibiera viajar con dispositivos electrónicos más grandes que un teléfono móvil en algunos vuelos procedentes África y Oriente Medio, una norma que poco después propusieron ampliar a Europa, aunque finalmente acabó descartándose en países de la Unión Europea.

Todas estas prohibiciones e intentos de prohibiciones también han traído su dosis de polémica, comparando a esta situación con la persecución que también sufrieron en su día las botellas de agua. Algunas voces se preguntan si detrás de ellas puede haber intereses comerciales, mientras que otros expertos y periodistas llevan tiempo dudando sobre la efectividad de estas medidas en cuanto a la seguridad se refiere.

En Xataka | EEUU prepara la prohibición para viajar con portátil en vuelos procedentes de Europa, incluida España

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos