Compartir
Publicidad
Xbox All Access: jugar en cómodos plazos mensuales puede tener mucho sentido
Videojuegos

Xbox All Access: jugar en cómodos plazos mensuales puede tener mucho sentido

Publicidad
Publicidad

Muchos de nuestros lectores recordarán aquellos tiempos no tan lejanos en los lo normal era comprar un móvil asociado a una tarifa de datos y de voz. El precio final del móvil queda difuminado, porque las operadoras subvencionaban la compra y la edulcoraban con esos servicios que te permitían acceder a los móviles de última generación a precios muy asequibles.

En Microsoft parecen haberse inspirado en esa idea del pasado, porque con el llamado Xbox All Access plantean ponerte una Xbox One S o una Xbox One X en casa con un catálogo de juegos impresionante a tu disposición a partir de 22 dólares mensuales según los últimos datos. Conectarte y jugar ahora es posible en cómodos plazos mensuales, y la idea no es en absoluto mala.

¿No tienes consola? Microsoft te la pone en casa

La empresa de Redmond ha planteado esta idea con su propio nombre en clave, Project Largo, y aunque aún no hay anuncio oficial al respecto fuentes cercanas a Microsoft revelan que la empresa aprovechará sus actuales servicios basados en un modelo de suscripción.

De hecho hace semanas se hablaba mucho de ese Project Scarlett y una consola que estaría centrada en el juego vía streaming en la nube, pero ese desarrollo podría tardar en llegar, y mientras tanto lo que sí parece inminente es una idea que aprovecha tanto su servicio Xbox Live Gold como el cada vez más relevante Xbox Game Pass.

Este servicio de suscripción que se renovó recientemente para ir un paso más allá y ofrecer algunos juegos de última hornada desde el primer momento, pero los interesados en este servicio tienen un potencial obstáculo: tener que comprar antes una Xbox One para disfrutar de ese catálogo de juegos bajo suscripción.

Ahora ese problema no es tal, porque si no la tienes, ese Project Largo de Microsoft te pone una Xbox One S en casa por 22 dólares o, si quieres lo más de lo más, una Xbox One X por 35 dólares al mes. Como diría aquel, a jugar.

Jugar en cómodos plazos mensuales

El proyecto de Microsoft estaría por ahora limitado a Estados Unidos, indican en Windows Central, y esa sería la razón por la que no han aprovechado la reciente feria internacional Gamescom 2018 para presentarlo de forma mundial.

Según esta información, esta suscripción plantearía una interesante alternativa al modelo tradicional, en el cual uno compra la consola (aunque se pueda financiar) y luego compra los juegos a los que quiere jugar (aunque ya existen servicios de suscripción).

Microsoft se convertiría así en una empresa que ofrecería ese "pack de consola + juego online + juegos por suscripción" en una alternativa con la que cualquier usuario podría acceder desde el primer momento a un interesante catálogo de unos 200 juegos.

Obviamente eso no le impediría comprar juegos que no estén en el catálogo —y que compraría a precios con descuento por ser miembro de estos programas de suscripción— y que tendría disponibles para jugar para siempre.

Esos pagos mensuales se realizarían durante 24 meses, a partir de los cuales los usuarios podrían cancelar las suscripciones a Xbox Live Gold o a Xbox Game Pass para quedarse con la consola sin más.

¿Sale barato pagar un pack a plazos?

Si esos planes se confirman, comprar la consola con estos plazos es una idea especialmente interesante. Las cuotas actuales harían que tras dos años el usuario que eligiese el plan con la Xbox One S acabase pagando 528 dólares habiendo disfrutado de Xbox Game Pass y de Xbox Live durante todo ese tiempo.

Sin esa oferta, el usuario tendría que comprar una Xbox One S por separado, lo que actualmente supone un coste de unos 230 dólares, a los cuales habría que sumar los 360 dólares (120 dólares/año de GamePass, otros 60 dólares/año de Xbox Live Gold) de las dos suscripciones a esos servicios. Eso haría que el coste total ascendiera a 590 dólares.

Es cierto que a lo largo del año van apareciendo promociones que permiten suscribirse a estos servicios con algún descuento, pero aún así la rebaja de 60 dólares es sin duda interesante, y representa aproximadamente un 10% de descuento sobre el precio sin la suscripción con el mismo resultado: que la consola acabaría siendo tuya.

Este programa es también interesante si quieres la Xbox One X, la potente consola de Microsoft que conseguirías pagando 24 cuotas de 35 dólares.

Eso acabaría siendo algo más barato (840 dólares en total) que si compras la consola y te apuntas a esos planes de suscripción por separado (860 dólares). La rebaja es desde luego menos llamativa, pero como alternativa sigue siendo interesante porque Microsoft, como decimos, hace que ese modelo de financiación haga más asumible la adquisición de esta consola.

Si no puedes con la PS4 de golpe, hazlo en cómodos plazos

Si se confirma el planteamiento de Microsoft y esos precios (menos atractivos en el caso de la Xbox One X), Microsoft pondría encima de la mesa una interesante alternativa que quizás le permita recortar algo de distancia frente a las ventas de su gran rival, la PS4.

Ventas

Phil Spencer ya comentaba en 2015 cómo "la cuota de mercado es importante, pero más importante que la cuota es si estamos ganando nuevos clientes, si están comprando juegos y si están ligados al servicio".

En Redmond tienen difícil luchar contra esa realidad en el ámbito de las ventas: la PS4 acaba de superar los 82 millones de unidades vendidas mientras que la Xbox One había vendido lago más de 37 millones de unidades a principios de julio según VGChartz.

Será interesante ver si Microsoft activa este plan y si luego lo exporta a otros países fuera de Estados Unidos, pero a priori la idea parece desde luego interesante para plantearle al usuario esa opción para poder disfrutar de todas estas ofertas sin que ese pago inicial sea tan alto.

En Xataka | La próxima será la última generación de consolas: después jugaremos como escuchamos música, por streaming

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio