Recibe una ayuda por la Covid para empresas y se la gasta en una sola carta Pokemon: ahora se enfrenta a 20 años de cárcel en EEUU

Recibe una ayuda por la Covid para empresas y se la gasta en una sola carta Pokemon: ahora se enfrenta a 20 años de cárcel en EEUU
25 comentarios

Un ciudadano del Estado de Georgia, en EEUU, usó buena parte de la ayuda que recibió del fondo gubernamental para la continuidad de negocios afectados por la Covid para comprar una sola carta Pokemon por casi 58.000 dólares, según ha informado The Macon Telegraph. No ha trascendido información sobre la carta que era. La cantidad total que recibió el empresario fue de unos 85.000 dólares.

Para obtener ese dinero, el acusado mintió sobre la cantidad de empleados que tenía y los ingresos que generaba su negocio, lo que, sumado a que se lo gastase en algo muy diferente a garantizar la continuidad de la compañía, hace que ahora haya sido acusado de fraude electrónico, cargo que puede conllevar hasta 20 años de prisión y hasta 250.000 dólares de multa.

El fondo del que recibió el dinero este empresario es el Coronavirus Aid, Relief, and Economic Security Act, con el que el Congreso de los Estados Unidos aprobó inyectar 200.000 millones de dólares en forma de créditos a bajo interés para ayudar gastos operativos, como alquiler o pago de facturas, o para compras imprescindibles para la continuidad del negocio, exclusivamente.

Las cartas Pokemon más raras son un bien muy codiciado, cuyo valor no ha parado de crecer en los últimos años, por lo que alguien que decida especular con ellas puede obtener importantes beneficios. Y es que se han llegado a pagar cerca de 200.000 dólares por una sola carta, según PCMag.

En este caso, no queda claro si el empresario quería aprovechar los fondos para tratar de conseguir réditos económicos a costa de las arcas del gobierno federal o es un entusiasta de las cartas Pokemon al que la tentación pudo más que la prudencia. Pero, sea como fuere, lo cierto es que la jugada puede acabar saliéndole muy cara.

Temas
Inicio