Esta mezcla de 'Prince of Persia' y película de samuráis es uno de los secretos mejor guardados de Game Pass

Esta mezcla de 'Prince of Persia' y película de samuráis es uno de los secretos mejor guardados de Game Pass
8 comentarios

Este título independiente de los polacos Flying Wild Hog, creadores de 'Evil West' y la saga 'Shadow Warrior' es absolutamente fascinante desde el punto de vista visual. Aunque este 'Trek to Yomi' ha sido criticado por las limitaciones de su sistema de combate, lo cierto es que su cuidadísima atmósfera de película de Akira Kurosawa de samuráis en blanco y negro le da una identidad única.

Disponible para Windows, PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One y Xbox Series X/S (y en Game Pass en las consolas de Microsoft), este recién llegado a los juegos de acción en 2D recuerda también a clásicos como el 'Prince of Persia' original, aunque en aquel caso los escenarios eran infinitamente más laberínticos y la acción y las plataformas más exigentes. 'Trek to Yomi' no es tan complejo, pero lo compensa con una estética de desbordante belleza.

Ambientado en el riquísimo periodo Edo de la historia de Japón (entre 1603 y 1867), el juego nos cuenta la venganza de un joven guerrero cuyo poblado ha sido asaltado y reducido a cenizas por unos bandidos. La importancia de la documentación en 'Trek to Yomi' ha sido esencial: se ha contado con historiadores para que aspectos como la banda sonora, el vestuario o los escenarios sean fieles al periodo que se retrata.

Por desgracia, el juego no tiene la fluidez (aunque sí la violencia) de una genuina película de samuráis, y la riqueza de su arsenal de golpes no cuaja en una mecánica igualmente compleja. Con todo, 'Trek to Yomi' es un fabuloso espectáculo visual, lo suficientemente variado y divertido como para funcionar como un buen homenaje a los clásicos japoneses del cine de artes marciales.

Temas
Inicio