Publicidad

'Call of Duty Mobile': cómo darle la vuelta a tu estrategia para conseguir que tu público adolescente vuelva

'Call of Duty Mobile': cómo darle la vuelta a tu estrategia para conseguir que tu público adolescente vuelva
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los vientos del cambio azotan la industria del videojuego y, aunque aún no soplan con fuerza, ya hemos visto suficientes brisas convertirse en vendavales para saber que hay que permanecer atentos. Lo sabemos los jugadores y, por descontado, lo sabe también la industria, que con movimientos como el de ‘Call of Duty: Mobile’ dan buena cuenta de ello.

Puede que la franquicia ‘Call of Duty’ de Activision nunca haya estado en peligro, o al menos eso dan a entender las asombrosas cifras que cosechaban año tras año, pero tanto la competencia como la opinión de público y crítica parecían augurar un futuro bastante más complicado para la marca.

Retorno a los orígenes

La respuesta, lejos de mantenerse en su fiebre de experimentos, ha sido la que cualquier fanático de la saga pudiese desear. Por un lado atacar a su público habitual de PC y consolas con una vuelta a los orígenes. Un intento que ya se palpaba en ‘Call of Duty WWII’ pero se ha evidenciado aún más atacando directamente al precursor de su gran éxito, la subsaga ‘Modern Warfare’.

De vuelta a la casilla de salida y todos contentos. Con una fórmula clásica de juego con los pies en el suelo y sin jetpacks o armas futuristas, ‘Call of Duty: Modern Warfare’ ha demostrado ser justo lo que los jugadores estaban esperando. Una buena forma de recuperar los fieles que habían perdido en el camino e intentar llamar la atención de nuevos.

Ese último hito es, probablemente, el más complejo de todos los que tiene por delante Activision. Asomar el hocico entre un público joven en el que la saga ‘Call of Duty’ ya no es el nombre más relevante porque ahí están juegos como ‘Fortnite’, ‘PUBG’ o ‘Free Fire’ repartiéndose el pastel.

Casi tan importante como el qué resulta ser el dónde y el cómo, y es que con un segmento de población al que el concepto de consola o PC ya no le resulta imprescindible, los móviles y el mercado del free-to-play se han convertido en la fórmula más recomendable para atraer nuevos jugadores.

Ahí, como de tapadillo y casi coincidiendo con el lanzamiento de ‘Modern Warfare’, entra en escena ‘Call of Duty: Mobile’. Una jugada que resultaría un suicidio (al fin y al cabo están enfrentando dos lanzamientos muy importantes) de no tener claro desde Activision cuál es el objetivo de cada uno de ellos.

Objetivo: 1.000 millones de usuarios

En plena época de cambio, con el móvil manteniéndose en auge, a las puertas de una nueva generación y con sistemas de juego en streaming como el de Stadia -que podría acabar uniendo a los jugadores del primer y el segundo segmento-, el presidente de Activision, Bobby Kotick, comentaba en una de sus recientes conferencias que el objetivo es alcanzar entre todos sus juegos los 1.000 millones de usuarios en cinco años.

El mercado del videojuego tradicional tiene un techo complicado de superar. Al fin y al cabo la consola más vendida de la historia es PS2 con un total de 160 millones. Y si sumásemos las unidades vendidas de PS4 y Xbox One hasta la fecha nos quedaríamos en menos de 150 millones.

Activision necesitaría como mínimo 10 juegos capaces de cosechar el éxito de la mejor cara de ‘Call of Duty’ para alcanzar ese punto o, como demuestran estar haciendo, abrir al mercado a otro tipo de jugadores.

Los del mercado chino de PC sirvieron como experimento para esa expansión. Allí, con una plataforma propia y con un largo recorrido que llega hasta nuestros días, en 2015 se lanzaba ‘Call of Duty Online’. Una versión localizada y única de la franquicia que, bajo un modelo free-to-play, sentaba las bases de lo que hoy en día podemos encontrar en ‘Call of Duty: Mobile’.

Como si de un disco de grandes éxitos se tratase, Activision Shanghai, en colaboración con Raven Software, lanzaba una recopilación de armas, personajes y mapas de las distintas entregas de los ‘Call of Duty’ más recientes. Un compendio que, además, acabó abrazando otros modos de juego como la campaña, el modo zombies de ‘Black Ops’ y el Survival de ‘Modern Warfare 3’, ambos pasados por un filtro de cyborgs para adaptarse al mercado asiático.

Los millones de peticiones que arrastró su beta, limitada por aquél entonces a 200.000 jugadores, resultaron ser un buen indicativo de lo inteligente de aquella estrategia. Una sensación que luego se arrastró hasta Occidente con no pocos fans reclamando que el siguiente paso de Activision fuese dar el salto a ese modelo también por estos lares.

El lanzamiento de ‘Call of Duty: Mobile’ en números

Cuatro años después, Activision ha acabado respondiendo a esa petición con ‘Call of Duty: Mobile’. Con el mercado chino dominado gracias a su colaboración con Tencent (el gigante chino posee un 5% de Activision Blizzard), llegaba el momento de intentar arrastrar a todos esos jóvenes que veían a ‘Call of Duty’ como un juego de otra época o simplemente no disponían de una plataforma en la que disfrutar de sus tiroteos.

Tenemos estas grandes franquicias que han evolucionado durante mucho tiempo. Muchas de esas franquicias aún no están en móviles, así que cuando te das cuenta de que esas marcas podrían pasar de consolas y PC a móviles, entiendes que el crecimiento en audiencia va a ser asombroso.

Bobby Kotick hablaba para la CNBC aludiendo precisamente a la necesidad de acercarse a los móviles para alcanzar el hito de los 1.000 millones de usuarios y, con ello, se entiende mucho mejor el paso dado por franquicias como ‘Diablo’, que también gozará de su versión para iOS y Android, o el juego que nos ocupa.

Si con aquellos asiáticos que no tenían forma de acceder a sus juegos ha funcionado el modelo de recopilatorio de mapas y modos, puede que lo haga también aquí. Si la competencia está tirando de free-to-play, microtransacciones para elementos cosméticos y pases de batalla en consolas y móviles, puede que girar hacia ello no sea mala idea.

Como la gran mayoría de títulos actuales que dan ese salto, ‘Call of Duty: Mobile’ también ha optado por el batiburrillo de modelos de negocio en el que hay cabida para todo, desde las cajas de loot con acceso a skins de armas y personajes hasta los pases de batalla que ofrecen un progreso continuo segmentado para aquellos que opten por la versión gratuita o la de pago.

Eso y, por supuesto, una campaña de promoción a la altura. A las voces de jugadores, favoreciendo con ello el boca-oreja, se sumaba una inversión brutal que los colocaba como el cuarto anunciante de Google Play y App Store durante las primeras semanas.

El resultado les condujo rápidamente a ser la app más descargada en iOS en más de 100 países, cosechando más de 35 millones de descargas entre iOS y Android en sus tres primeros días en las tiendas. No contentos con eso, los ingresos iniciales acabaron embolsando en las arcas de Activision alrededor de 57 millones de dólares, y las analíticas reafirmaron que el modelo de ‘Call of Duty Online’ funcionaba a las mil maravillas, consiguiendo un 86% más de retención respecto a su rival directo: ‘Fortnite’.

Dutyas

Un ‘Call of Duty’ con la vista puesta en el futuro

De nada serviría todo eso si no estuviésemos ante lo que, indudablemente, es un gran juego. Con métodos de control adaptados a pantalla táctil, ‘Call of Duty: Mobile’ es una de esas experiencias en las que, sorprendentemente, uno no echa de menos el mando. Pese a ello es un juego creado para arrastrar nuevos jugadores sin olvidarse de los fans, así que las peticiones para introducir compatibilidad con mando no se han hecho esperar.

Con un futuro marcado por el crecimiento del streaming, jugar con mando en el móvil o la tablet va a ser cada vez más frecuente, así que tomar ese camino tampoco parece una mala idea. Con un sistema de matchmaking que separa a jugadores de control táctil de usuarios con pad, uno de los principales objetivos parece ser que unos y otros se acostumbren al siguiente paso de la industria de la mano de ‘Call of Duty’.

A los que no lo conocían les dan una razón más para seguir jugando en el móvil junto al resto de títulos que ya podían disfrutar de la misma forma. A los que no se atrevían a acercarse a su teléfono como plataforma de juegos, un cóctel de nostalgia en forma de mapas míticos y personajes memorables.

Junto a ello, el ya habitual ritmo de actualizaciones y temporadas que promete seguir llenando de contenido el ya de por sí grueso catálogo de ‘Call of Duty: Mobile’. A su modo multijugador clásico y la vertiente Battle Royale se sumaba recientemente la llegada del modo zombies. Una suma de opciones tan atractiva como variada que, junto a la publicación de nuevos mapas, promete no quedarse ahí.

Activision buscaba que ‘Call of Duty’ volviese a ser relevante en una industria en la que parecía estar sucumbiendo a las novedades de la competencia. Lo que no esperábamos hace un año es que el retorno de ‘Modern Warfare’ y una versión para móviles iban a conseguir allanar el presente y futuro de la franquicia con tanta facilidad.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir