Un Tesla sin volante por 25.000 dólares para 2023: Elon Musk deja la puerta abierta a que el rumoreado 'Model 2' sea completamente autónomo

Un Tesla sin volante por 25.000 dólares para 2023: Elon Musk deja la puerta abierta a que el rumoreado 'Model 2' sea completamente autónomo
122 comentarios

Durante el pasado Battery Day, el propio Elon Musk confirmó que están preparando un modelo con un precio de 25.000 dólares. Un reducido coste que previsiblemente en España acabe siendo superior, pero que refleja bien la intención de la compañía de apostar por un vehículo más asequible e intentar alcanzar nuevos conductores. O quizás deberíamos decir pasajeros.

Según informa Electrek, Elon Musk ha informado a los empleados de Tesla la intención de lanzar este nuevo vehículo en 2023, con el añadido de anticipar y dejar la puerta abierta a que no esté equipado con volante.

¿Será 2023 el año en que Tesla abrace totalmente la conducción autónoma?

Tesla Model 2

"Tesla fabricará un atractivo vehículo eléctrico de 25,000 dólares que también será completamente autónomo", ha explicado Elon Musk en su comunicado interno. Un precio significativamente más económico que los 35.000 dólares del Model 3.

Este rumoreado Model 2, cuyo nombre no está confirmado, sería un SUV compacto que aprovecharía la nueva producción de baterías y celdas de Tesla, un nuevo proceso de fabricación que permitiría reducir el coste de la batería en un 50%. Un modelo que se prevé que se fabrique en la Gigafactoría de Shanghái y sea exportado por el resto de mercados.

Pero sin duda lo más llamativo y que supondría un cambio importante dentro de la compañía es la intención de no añadir volante. Según cuenta Electrek, Musk habría preguntado a los empleados si están preparados para tener un Tesla sin volante ni pedales. Y no es la primera vez que Musk muestra esta intención.

En 2019, el propio Musk prometió que en 2020 arrancaría su servicio de taxis autónomos compartidos y para 2022 tendríamos una nueva versión de la plataforma Autopilot con un Tesla completamente autónomo donde el conductor podría "apartar la vista de la carretera y hasta dormir". Mostrando una imagen de cómo sería el interior de este vehículo. Un interior con la clásica pantalla central pero sin presencia del volante. Podéis apreciar la imagen en la portada de este artículo.

No es la primera vez que Tesla no cumple el calendario prometido por Musk, pero sí refleja que dentro de la compañía se trabaja para materializar este proyecto. Según explica Tim Higgins, reportero de el WSJ, Musk quería eliminar el volante ya en el Model Y. Sin embargo, la carrera por el coche autónomo está resultando más compleja de lo que al propio Musk le habría gustado. Algo que él mismo ha reconocido.

Temas
Inicio