Tesla tiene un problema con los "frenazos fantasma": el nuevo sistema de cámaras está dando errores

Tesla tiene un problema con los "frenazos fantasma": el nuevo sistema de cámaras está dando errores
51 comentarios

Los "frenazos fantasma", en los que los coches desaceleran o frenan sin razón aparente, siguen siendo un dolor de cabeza para Tesla. Debido a este problema, el fabricante de coches eléctricos se vio obligado a retirar temporalmente la versión 10.3 de su software Full Self-Driving beta en octubre del año pasado, pero las quejas de los propietarios se han disparado desde ese entonces.

Según The Washington Post, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) ha recibido en los últimos 3 meses 107 denuncias de "frenazos fantasma", lo que se traduce en un importante aumento si se tiene en cuenta que en los 22 meses anteriores se recibieron solo 34 denuncias en total.

Tesla deja de usar radares y empiezan los problemas

La NHTSA recibió las primeras denuncias de "frenazos fantasma" en mayo del año pasado, mes en el que los Tesla Model 3 y Model Y para el mercado estadounidense dejaron de incorporar radares. En su lugar se implementó un sistema de cámaras, sensores ultrasónicos y procesamiento de redes neuronales para hacer funcionar los sistemas de asistencia al conductor. Los Model S y el Model X, por su parte, siguieron usando radares.

El nuevo sistema, denominado Tesla Vision, es la consecuencia a un proceso de sustitución de los radares, anunciado tiempo atrás por la compañía. "Nuestra arquitectura de software basada en inteligencia artificial cada vez depende más de las cámaras, de manera que el radar se está haciendo innecesario antes de lo que esperábamos", dijo el año pasado.

No obstante, según los expertos consultados por The Washington Post, la utilización de un sistema de cámaras en lugar del radar en coches Tesla podría ser responsable del comportamiento errático de algunas funciones de Full Self-Driving beta, entre las que se encuentran los "frenazos fantasma" mencionados anteriormente.

Uno de los usuarios que se quejó explica que tras instalar FSD beta en su coche inmediatamente empezó a recibir advertencias falsas de colisión frontal. “Estas advertencias involucraron los pitidos de advertencia estándar y los indicadores rojos en la pantalla de conducción, y en un momento incluyeron un incidente de frenado de emergencia innecesario cuando no había ningún obstáculo frente a mí”, dijo.

Desde la NHTSA han dicho que están revisando las quejas recibidas por los usuarios en base a su proceso de evaluación de riesgos. “Este proceso incluye conversaciones con el fabricante, así como la revisión de fuentes de datos adicionales, incluidos los datos de informes de alerta temprana. Si los datos muestran que puede existir un riesgo, actuaremos de inmediato”, aseguran desde la agencia.

Coches que no se detienen en señales de alto

Por si lo anterior fuera poco, también hay otro inconveniente con Full Self-Driving beta. Los Model S, Model X, Model 3 y Model y equipados con este software no se detienen por completo en algunas intersecciones con señales de STOP. Este comportamiento es ilegal en la mayoría de los estados de Estados Unidos, por lo que la NHTSA ha instado a Tesla a eliminar esa característica porque "puede aumentar el riesgo de accidentes".

Tesla Vision 1

En consecuencia, la compañía dirigida por Elon Musk ha anunciado que cumplirá con el mandato de la NHTSA y, a través de una actualización de software, eliminará la característica conocida como "rolling stop" de 53.822 coches. Esto significa el problema se solucionará remotamente y los propietarios no tendrán que llevar sus vehículos a centros de servicio para una intervención manual.

Recordemos que el programa Full Self-Driving beta está disponible únicamente para probadores voluntarios que compraron o se suscribieron a los sistemas de conducción más completos de Tesla (el pack Full Self-Driving no está disponible en Europa por temas regulatorios). El programa de prueba brinda acceso temprano a funciones que no están terminadas y pueden presentar errores.

Además, Full Self-Driving beta brinda datos importantes que complementan las labores de calidad interna de Tesla y ayudan al desarrollo de las características. Eso sí, a pesar de su nombre, el software no hace que los vehículos sean autónomos (algo que Elon Musk viene prometiendo hace años), por lo que se requiere que los conductores tengan las manos sobre el volante y estén atentos a la carretera.

Imágenes: Unsplash | Tesla

Temas
Inicio