Compartir
Publicidad

El 'Dieselgate' sigue dándole problemas a Volkswagen: todo lo que ha pasado en lo que llevamos de 2018

El 'Dieselgate' sigue dándole problemas a Volkswagen: todo lo que ha pasado en lo que llevamos de 2018
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Volkswagen ha avisado a los compradores afectados por el Dieselgate en España de que la nueva ITV podría afectarles. Tal y como han contado en Motorpasion, la empresa no tiene evidencia de que en la nueva ITV se puedan llegar a detectar las alteraciones en el software o las emisiones NOx de un vehículo, pero por si acaso recuerdan a sus consumidores de que no se olviden de ir a revisar la "incidencia detectada" en sus motores.

Se trata sólo del último recordatorio de que el escándalo descubierto en 2015 sigue estando de actualidad mientras la empresa intenta pivotar hablándonos de sus futuros coches eléctricos. Pero es que en los últimos meses hemos tenido de todo, desde dimisiones hasta experimentos secretos en los que se maltrataban animales. Aquí tienes un repaso a los coletazos más destacados que ha seguido dando el Dieselgate en 2018.

El CEO del Dieselgate intenta evitar los tribunales

Winterkorn

Martin Winterkorn presentó su división como CEO de Volkswagen en septiembre del 2015 tras destaparse el escándalo por el engaño en las emisiones de la empresa. Pero por mucho que a él le gustase que así fuera, este no ha sido el punto y final para sus dolores de cabeza, ya que en Estados Unidos le acusan de conspiración para engañar a los reguladores del país.

Winterkorn está actualmente refugiado en Alemania sin aparente intención de viajar al país norteamericano para ser procesado. Ha intentado mantener su inocencia, pero el fiscal general de los Estados Unidos, Jeff Sessions, afirma que "el plan de Volkswagen de hacer trampa con sus requerimientos legales llegó hasta lo más alto de la empresa". Está por ver si es capaz de continuar evadiendo la justicia.

Los registros continúan en Europa

Mientras, en Europa la justicia sigue realizando actuaciones relacionadas con este caso. El pasado abril, la fiscalía alemana registró las instalaciones de Porsche, filial del Grupo Volkswagen, en el marco de la investigación aún abierta por el escándalo Dieselgate. Se está investigando a empleados, ex-empleados y miembros de la junta directiva por fraude y publicidad fraudulenta vinculados a la manipulación de sistemas de control de emisiones en automóviles diésel.

La Fiscalía se ha centrado en tres sospechosos: un miembro del consejo de administración, un miembro de la alta dirección de Porsche y un tercer empleado que ya no trabaja en la firma alemana.En total se han realizado registros en 10 instalaciones de Porsche, aunque la fiscalía también ha registrado de forma paralela dos edificios de Audi, otra de las filiales del Grupo Volkswagen.

La demanda colectiva de la OCU prospera

Wv Tdi

El pasado verano, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) presentaba una demanda colectiva contra Volkswagen por el escándalo del Dieselgate. En ella se le exigían al grupo alemán indemnizaciones por más de 22 millones de euros para los 7.500 afectados por escándalo en España que han realizado la denuncia frente al organismo.

Hace un mes, el juzgado de lo mercantil número 1 de Madrid decidió admitir a trámite la demanda. Esto quiere decir que se ha iniciado un proceso por el que el gigante automovilístico podría tener que acabar realizando las compensaciones requeridas por la OCU, aunque todavía es pronto para saber cómo acabará el asunto.

Cuando se destapó el escándalo, los afectados españoles tuvieron que realizar sus denuncias de forma individual, y según ha explicado Consumo el grupo en España lleva más de un año negándose a compensar a los más de 7.000 afectados cuyos coches tuvieron que pasar las pertinentes reparaciones y ajustes del software. Ahora, la demanda colectiva busca indemnizaciones generalizadas como las que ya había asumido en Estados Unidos.

Siguen las dimisiones en Volkswagen

También el pasado abril se anunció que Matthias Müller, que era el actual CEO de Volkswagen, dejaría su cargo dos años antes de que termine su mandato. Ni la empresa ni el propio Müller han querido hablar de las razones, pero la prensa especializada especula con la posibilidad de que el grupo automovilístico esté intentando hacer limpieza y renovarse por dentro, aunque también se especula con que pueda haber sido debido a que no consiguió enterrar escándalo.

Müller consiguió que el grupo VAG vendiese 10,74 millones de vehículos en 2017, un 4,3 % más que en 2016 y multiplicase por dos su beneficio operativo. Sin embargo eso no ha sido suficiente para mantener su cargo, y ya haya sido por no conseguir que se deje de hablar del escándalo o porque realmente la empresa busca sangre nueva, su nuevo sustituto es Herbert Diess, que entró en Volkswagen en 2014 procedente de BMW.

Experimentos secretos con monos... y personas

Experimentos con monos

Y por si Volkswagen no tuviera suficientes problemas ya de por sí con todo lo que arrastra por el Dieselgate, en enero se destapó un nuevo escándalo por maltrato animal. El grupo contrató científicos para realizar experimentos en Estados Unidos con los que intentar demostrar que el diésel es respetuoso con el medio ambiente, y en uno de ellos diez monos estuvieron encerrados obligados a respirar humo de diésel en la habitación de un laboratorio.

La empresa acabó pidiendo perdón por estos experimentos realizados en 2014 antes de que se destapase el Dieselgate, un perdón que sólo llegó cuando se les pilló públicamente. Además, al poco tiempo se descubrió que el experimento se había hecho también con humanos, lo que hizo que les lloviesen críticas por todas partes por unos experimentos que al parecer ni siquiera obtuvieron resultados, y no se pudo determinar el impacto de estas emisiones en las personas.

No está mal para apenas medio año

Como puedes ver, apenas cinco meses dan para mucho, demasiado como para considerar el escándalo del Dieselgate como finalizado. De hecho, Volkswagen también ha tenido otros problemas relacionados durante 2018 como el creciente número de vehículos paralizados en Estados Unidos, donde 294.000 unidades de vehículos afectados están ocupando muchos metros cuadrados de terreno que no parecen que se vayan a liberar a corto plazo.

Además, en una clara referencia al escándalo del diésel, el gobierno británico ha comunicado que planea penalizar a los fabricantes de automóviles que intenten engañar en las emisiones de gases contaminantes. Y quieren hacerlo con cargos penales que vayan más allá de las actuales normas europeas.

Sin embargo, nada de esto parece ser suficiente, y los consumidores siguen apostando por la empresa, sobre todo en Europa. Tanto es así que, como hemos mencionado antes, Volkswagen cerró 2017 con unos excelentes números de ventas. 6.230.200 unidades vendidas en 2017, 4,3 millones de las cuales se vendieron en Europa, lo que supone un aumento del 4,3% y del 3,3% respectivamente en comparación con 2016.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio