Compartir
Publicidad

Volkswagen, BMW y Mercedes financiaron estudios con humanos para probar que el diésel no es cancerígeno, según StZ y SWR

Volkswagen, BMW y Mercedes financiaron estudios con humanos para probar que el diésel no es cancerígeno, según StZ y SWR
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El jueves, el New York Times informó que una investigación del EUGT (un grupo disuelto desde el año pasado financiado por los pesos pesados de la industria automovilística alemana: Volkswagen, BMW y Daimler, el fabricante de Mercedes) había usado monos para encontrar evidencia experimental contra la decisión de la OMS de calificar los gases de los motores diésel como cancerígenos.

Según el NYT, el EUGT había expuesto a diez monos a gases de este tipo en un laboratorio de Albuquerque (Nuevo México) en 2014. La condena fue unánime, pero nadie se imaginaba que, según han sacado a la luz varios medios alemanes, los experimentos se habían realizado también con humanos.

Pruebas que "no pueden justificarse éticamente de ninguna manera"

dfdsf

Durante el fin de semana, varios medios alemanes, el Stuttgarter Zeitung y la emisora SWR, han presentado pruebas de que al menos 19 hombres y 6 mujeres fueron sometidos a ambientes altamente contaminados para demostrar que el diésel no era cancerígeno. Las pruebas duraron un mes y se llevaron a cabo en Aachen, al oeste de Alemania, siempre según estos medios.

Las empresas condenaron y se desvincularon de los experimentos durante el fin de semana. Y Steffen Seisert, el portavoz del gobierno de Angela Merkel, ha dicho que “estas pruebas en monos o incluso en humanos no pueden justificarse éticamente de ninguna manera”. Toda la oposición está pidiendo explicaciones.

Pero llueve sobre mojado. Tras el Dieselgate, el escándalo de emisiones contaminantes de vehículos de Volkswagen, los principales medios del país señalan directamente al lobby del automóvil y su fuerza en la política alemana como causantes de una "sensación de impunidad" capaz de saltarse las más básicas normas éticas.

La experimentación humana ha sido un tema tradicionalmente muy delicado en Alemania y, por el momento, no está nada claro cuál será el impacto de esta revelación. Sin embargo, parece evidente que la sucesión de escándalos públicos está dejando sin credibilidad a la industria del automóvil.

Más en Motorpasion | Los primeros en experimentar el fraude de las emisiones de Volkswagen fueron 10 monos en una cámara de gas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio