Compartir
Publicidad

Así es el eléctrico y autónomo Toyota i-TRIL: en busca del vehículo urbano ideal

Así es el eléctrico y autónomo Toyota i-TRIL: en busca del vehículo urbano ideal
Guardar
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Es una moto o es un coche? Por las cuatro ruedas, más lo segundo, pero vamos a dejarlo en que es un vehículo pequeño y urbano que está propulsado por energía eléctrica. El Toyota i-TRIL es una vuelta de tuerca más en el camino de la compañía japonesa por encontrar el vehículo urbano ideal.

Ahora mismo se nos muestra como concepto en el Salón de Ginebra, pero el trabajo de Toyota Motors Europa y la diseñadora ED Digital Studio nos enseña muchas soluciones para el futuro de la movilidad.

Existen cosas parecidas en el mercado, que se venden, como es el caso del Renault Twizy, pero Toyota sigue gestando este tipo de ideas sin darle una salida comercial real. Os podéis hacer una idea por su aspecto, se trata de una alternativa para el tráfico urbano a coches de pequeño tamaño, incluso motos.

Toyota I Tril Concept 2017 1280 02

Con un peso no muy superior a los 600 kilos, el pequeño vehículo mide 2,8 metros de largo y 1,4 metros de alto. El vehículo tiene una configuración de cuatro ruedas que no mantienen la distancia entre vías: las de delante tienen 1,2 metros de separación, mientras que las traseras están bastante más juntas: 0,6 metros.

Toyota ya había jugado con vehículos pequeños que se inclinan en las curvas para avanzar - 10 grados -, es lo que la marca ha bautizado como Active Lean: se consigue gracias a un sistema de bisagradas entre eje y habitáculo. Hay que aclarar que la parte de atrás, que es donde está la tracción, queda fija, es la delantera la que se mueve.

Se busca una mejor estabilidad en condiciones que no son extremas de conducción, como las que tenemos en la jungla de asfalto, pero también un poco de diversión. En lo que no parece muy potente es en ángulo de giro, ya que se queda en cuatro metros. Creo que estas cosas mejor en vídeo:


Eléctrico, pequeño, y autónomo

Tres plazas y una única puerta de entrada para el pequeño i-TRIL

El i-TRIL dispone de una única puerta que se abre al estilo mariposa para facilitar el acceso a la plaza del conductor, también a las dos traseras disponibles. Se ha utilizado este tipo de puerta para ocupar la mínima envergadura posible al abrir en calles.

Como buen concepto que es, y en la época en la que nos movemos, Toyota no ha obviado que su proyecto tendría que ser autónomo. Comentar que la la dirección, aceleración y frenos se controlan mediante mandos en el volante, no hay rastros de palancas o pedales.

Interior

Neumáticos Goodyear

Las ruedas delanteras con inclinación montan neumáticos altos y estrechos, dispuestos en sentido contrario (V invertida), inspirados en el diseño simétrico de los neumáticos de moto. Mientras que la banda de rodadura del neumático trasero tiene un diseño asimétrico con una parte interior más sólida que le da estabilidad en las curvas. Los neumáticos son prototipos de Goodyear.

No se habla demasiado sobre las especificaciones finales que tendrá este concepto, pero sabemos que su autonomía máxima se moverá en 200 kilómetros, y que será capaz de llegar a 100 km/h, de forma limitada.

A la Unión Europea le encanta este tipo de soluciones para ciudades de medio tamaño y cercanías a núcleos urbanos, así que no nos va a extrañar que se subvencione la creación de cosas similares. ¿Qué os parece el futuro autónomo y urbanita de Toyota?


1
2
3
4
5
6
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos