Compartir
Publicidad
8K, OLED, microLED: toma de contacto con lo últimos avances en televisores del CES 2018
Televisores

8K, OLED, microLED: toma de contacto con lo últimos avances en televisores del CES 2018

Publicidad
Publicidad

Visitar el CES nos ha permitido poder ver en primera persona las últimas novedades en televisores. El enorme recinto de Las Vegas estaba plagado de stands, muchos de ellos con pantallas de 55 o 65 pulgadas mostrando imágenes espectaculares. Entre ellas hemos visto de cerca las tecnologías que acabarán llegando como el microLED, el OLED 8K o pantallas HDR con hasta 10.000 nits.

Repasamos qué ha sido lo mejor del CES 2018 en televisores, cuáles nos han sorprendido más y qué aporta cada producto las grandes marcas que nos han enseñado. Algunos son únicamente prototipos y podrían tardar años en llegar, otras televisiones sí se pondrán a la venta en un par de meses. Independientemente, sirva esta toma de contacto para hacernos una mejor idea de qué camino está tomando el sector de las pantallas de gran tamaño.

LG dispone de las mejores pantallas: OLED 8K en todos los formatos

Sin duda una de las televisiones más llamativas que pudimos ver en la feria es el prototipo de panel OLED 4K enrollable de LG. No hay fecha ni precio. De hecho se trata del primer panel de este tipo que hemos visto a pesar que llevábamos ya un tiempo esperandolo. A través de un pequeño mando activaremos la pantalla OLED para que se despliegue en unos diez o quince segundos o se oculte en su caja. Un mecanismo muy delicado que queda oculto pero no afecta de ninguna manera a la calidad de la imagen, que sigue viéndose tan espectacular como en el resto de pantallas.

LG permitiría dejar la televisión totalmente oculta, que sobresalga ligeramente como si fuera un cuadro o adaptarla al contenido que deseemos. Una curiosa solución ante la invasión de pantallas gigantescas y que pese a su rudimentario aspecto, podría ser mucho más interesante si la base actuara también como barra de sonido, una opción que ya utilizan en su OLED serie W.

En la misma sala de acceso privado, ya que estas televisiones no estaban expuestas en su stand de la feria, pudimos comprobar como el catálogo de OLEDs que prepara LG Display es enorme. Además de la llamativa OLED enrollable ya tienen listos toda una serie de paneles con resolución 8K.

LG nos mostró una extensa colección de paneles OLED en todos los formatos, incluso algunos que quizás nunca lleguemos a ver como un televisor tradicional.

Encontramos por un lado un OLED de 88 pulgadas con resolución 8K que bien podría ser la siguiente generación de la serie W. Sorprendentemente, LG también sigue invirtiendo en paneles IPS que también son capaces de alcanzar esta resolución. En concreto nos mostraron un panel IPS de 75 pulgadas 8K que pese a no contar con unos negros tan profundos, la demo era muy colorida y brillante.

Si tanta densidad de píxeles os parece muy elevada, LG presentó nuevos paneles OLED en formas muy originales. Recordamos el LG Wall, una pantalla ultra panorámica compuesta por cuatro OLED de 55" FullHD colocadas en vertical. Una solución con una calidad excepcional para quienes busquen algo en ese tamaño.

Oled Lg Display OLED 8K 88" (izquierda) y in-Touch 86" UHD (derecha). Dos nuevos paneles de LG Display mostrados durante el CES 2018.

También nos llamó la atención los paneles OLED verticales de 43" o la pantalla in-Touch de 86", un panel OLED táctil que en la demostración se utilizaba como mostrador de una tienda donde podíamos editar los colores. Era muy llamativo, pero a decir verdad la respuesta táctil dejaba mucho que desear por lo que más que una solución para el consumidor, creemos que irá enfocada a grandes establecimientos que busquen alguna interacción ocasional con los clientes. No se quedaron ahí. Encontramos también paneles ultrafinos, nuevos OLED de 77", paneles de cristal que parecen cuadros e incluso un OLED con tecnología Crystal Sound, cuyo sonido se produce desde la pantalla. Una solución equivalente a la producida por Sony con su Acoustic Surface.

LG Display distribuye sus paneles a múltiples empresas y durante los últimos meses su número ha continuado creciendo. Encontramos OLED en la propia LG, Sony, Panasonic, Bang & Olufsen, Philips, Loewe... no sería de extrañar que alguno de estos fabricantes acabe sacando modelos basados en los paneles que nos enseñaron en el CES.

Lg LG 77W8, nuevo modelo de la wallpaper OLED 4K junto a su barra de sonido Dolby Atmos.

Hemos hablado de los paneles de LG Display, pero los verdaderos protagonistas de la feria eran sus nuevos televisores. LG ha renovado toda su gama de OLEDs y LCD IPS añadiendo principalmente el nuevo procesador Alpha 9 Intelligent Processor, que sería hasta un 35% más rápido que su predecesor, permitiría reproducir contenidos HFR 120/4K y mejora el color con la técnica True Color Accuracy Pro. El fabricante surcoreano está invirtiendo no solo en pantallas sino también en afinar mejor el color de sus televisores. Y en esta dirección han llegado a acuerdos con CalMan para mejorar el calibrado de serie.

Esta mejora llega junto al ecosistema ThinQ, una inteligencia artificial que estará disponible en los modelos SuperUHD de 2018. La familia se resume en los nuevos televisores OLED LG W8, E8, G8, C8 y B8, además de los modelos IPS con tecnología FALD SK9500, SK9000 y SK8000.

Los nuevos modelos OLED para 2018 mantienen su diseño pero con Alpha 9 dan un salto en procesamiento de imagen. Además tenemos compatibilidad con Google Assistant gracias a ThinQ, una potente mejora para complementar WebOS.
Lg Thin LG apuesta por la inteligencia artificial (ThinQ) y mejores procesadores (Alpha9) para su nueva gama de OLEDs 2018.

Un trabajo excelente por parte de LG que como ya vimos en el análisis de su OLED C7 está ofreciendo la última tecnología en pantallas a precios muy competitivos. El OLED ya empieza a bajar de precio y se ofrece en muchas televisiones, solo queda que continúen mejorando los algoritmos y adoptando las nuevas certificaciones HDR para ofrecer la calidad más cercana al cine profesional.

Samsung dio la sorpresa con la esperada tecnología microLED

Samsung lleva varios años apostando por el QLED pero pese a que se obtienen colores y brillos muy buenos, saben que no es una tecnología verdaderamente auto emisiva como sí es el OLED. Para romper esta dinámica donde todas las miradas iban en otra dirección, en este CES han decidido sorprendernos mostrando por primera vez la tecnología MicroLED.

'The Wall' es el nombre de una nueva gama de televisores que se espera para 2019. La pantalla mostrada era de 146 pulgadas y sin duda aunque solo fuera por el tamaño lucía espectacular. Las ventajas del microLED son muy variadas, por un lado ofrece emisión de color como el OLED pero se eliminan las capas polarizadas y no sufre sus desventajas. Con el microLED podemos alcanzar el mismo nivel de imagen del OLED pero sin limitaciones de brillo ni retenciones de imagen.

MicroLED es la respuesta de Samsung a por qué no habían apostado todavía por el OLED.

El televisor de Samsung está compuesto de módulos por lo que podrá adaptarse al tamaño de cada salón en particular. Cada módulo de 'The Wall' mide 9,37 pulgadas y se ajusta a la perfección con el resto sin afectar a la calidad. Con esta construcción han logrado crear estas pantallas de más de cien pulgadas que de momento eso sí formarán una resolución 4K pero nada les impide mejorar en ese punto. Una tecnología que todavía tardará en llegar pero suficiente potente como para que la propia Samsung, o incluso Apple, hayan decidido esperar a tenerla.

Native 8k Samsung Tv

Si bien el microLED fue la pantalla que más llamó la atención, justo enfrente mostraron que también tienen lista su televisión de máxima resolución. Se trata de la Q9S, el televisor 8K buque insignia de Samsung con tecnología QLED y un sistema de retroiluminación FALD de hasta 10.000 zonas. Con esto anuncian que se consigue un contraste mucho mayor y un brillo de hasta 4.000 nits.

QLED todavía tiene futuro: preparan el salto al 8K y mejora del contraste con sistemas FALD avanzados.

Estará disponible en 75 y 85 pulgadas, vendrá con Bixby integrado y un modo para juegos donde se rebaja el input lag hasta los 15ms. Números y características muy interesantes que confirman que Samsung apostará por el QLED durante unos años más.

Más allá de estos modelos de gama alta premium, Samsung nos convoca a la primavera para mostrar la renovación de su gama QLED 2018. Un retraso respecto a las OLED de LG, Sony o Panasonic que hemos visto en el CES pero que quizás les sirva para llegar a tiempo de ofrecer algo rompedor.

La imagen más brillante la tuvo Sony con su X1 Ultimate

Sony X1 Ultimate

Sony aprovechó el CES para presentar una gran cantidad de dispositivos. Mientras muchos fabricantes optaron por tratar sobre estrategia y mostrar tecnologías del futuro, el gigante japonés se centró bastante en producto. Entre ellos varios televisores como la nueva OLED AF8 o la gama XF. Una renovación donde principalmente se ha modificado el diseño, implantado los últimos paneles y se ha incorporado su mejor procesador de imagen hasta ahora, el X1 Extreme.

Sin embargo Sony también nos deparó una pequeña sorpresa para ir abriendo boca de cara a lo que está por llegar. Con el doble de potencia, nos presentó un televisor LED 8K de 85 pulgadas con el procesador X1 Ultimate. Y realmente se veía espectacular, posiblemente el vídeo de demostración más llamativo y con mejor calidad de imagen visto durante el CES 2018.

X1 Ultimate 8k
10.000 nits. Una cifra de luminosidad que trasladada al televisor 8K HDR mostrado por Sony se veía impresionante. Su procesador X1 Ultimate es el culpable.

Cada dos años renuevan procesadores y este X1 Ultimate está pensado para 2019. En la demostración aseguran ofrecer el máximo de la certificación HDR 10, es decir, 10.000 nits. Y a la vista de los resultados realmente era llamativo, aunque el hecho de estar en una sala a oscuras también ayudaba a dar esa sensación.

Mientras LG sigue exprimiendo su fábrica de OLEDs y Samsung explora nuevas tecnologías, Sony sigue confiando en sus sensores y procesadores. Chips que puedan extraer el máximo de cada panel. Dicho esto, al lado del televisor LED de 85" 8K teníamos una OLED 4K con el mismo procesador, lo que nos lleva a pensar que más adelante quizás nos presenten una Sony OLED A2 y una ZD10, su buque insignia LED, con resolución 8K.

Panasonic se consolida con su gama OLED FZ

Panasonic Panasonic FZ950, la nueva OLED para 2018 compatible con HDR10+. Imagen by AVsforums

Panasonic cumple cien años. Una empresa centenaria que ha aprovechado el CES para presentarnos su nueva gama de televisores OLED FZ. Lejos de intentar mostrar una tele que todavía no pueden ofrecer se han centrado en las mejoras de sus televisores OLED FZ950 y FZ800.

Tenemos un nuevo procesador HCX 4K para mejorar el contraste y color. Además se incorporan tablas profesionales 3D LUT, muy usadas por los productores de Hollywood. En general Panasonic realiza un excelente calibrado de sus televisiones, tal y como pudimos comprobar en la anterior generación OLED EZ950. Para complementar se ofrece la tecnología 'Auto HDR Brightness Enhancer', dirigida a quien no quiere complicarse buscando el mejor modo de imagen en cada situación.

Pero el movimiento más destacado de Panasonic en cuanto a teles en este CES 2018 ha sido su incorporación a HDR10+, la certificación que apoya Samsung y alternativa a Dolby Vision. Sin embargo lo hacen con una tecnología denominada "metadatos dinámicos" que permitirá implantar futuros estándares de HDR en caso que aparezcan.

Y como no todo es imagen en el mundo de los televisores, estos nuevos modelos de Panasonic vienen con una barra de sonido firmada por Technics, pero con un diseño 'Blade' más fino que el ya mostrado en la EZ1000 pero hasta un 40% más potente.

Gigantes chinos como TCL o Hisense también se apuntan a las TV de última generación

Hisense 8k

Suele pensarse que las mejores tecnologías son campo exclusivo de las grandes marcas pero lo cierto es que durante nuestra visita nos quedamos sorprendidos de la cantidad de pequeños fabricantes con acceso a paneles OLED y televisores de alta gama de gran pulgada. Al final, tal y como ocurre en otros sectores, no solo son los componentes sino el procesado de después, el calibrado y el control de calidad lo que determina que sea un buen producto o un trozo de pantalla gigante.

Entre estos fabricantes queremos destacar dos gigantes chinos como TCL y Hisense. En muchos mercados como el estadounidense están subiendo como la espuma y pese a que sus modelos de TV no son tan conocidos sí siguen a la última en cuanto a tecnología. TCL nos presenta toda una gama de dispositivos con Dolby Vision, sistema de retroiluminación Full-array LED (FALD) y control por voz de Roku. Se ven bien, pero se nota que todavía tienen mucho margen de mejora para igualar el contraste que ya ofrecen muchas gamas medias.

Marcas como Hisense o TCL están creciendo gracias a televisores compatibles con los últimos estándares a precios muy económicos. En el segmento ultra premium no pueden competir, pero su calidad, diseño, brillo y contraste es más que suficiente para muchos.

Por otro lado nos encontramos a Hisense que nos mostró toda una serie de productos. La nueva serie H9E Plus contará con paneles de 120Hz, Dolby Vision, Android TV y como novedad soporte para Alexa. Aprovechando el mundial también siguen expandiendo su gama ULED pero lo que nos sorprendió es que también mostraron un televisor 8K, dejando a la vista que la disponibilidad de estas pantallas es más grande de lo que pensábamos inicialmente.

Laser Tv Ante el avance de las pantallas gigantes, Hisense apuesta por la Laser TV: un híbrido entre proyector 4K y televisor de 100 pulgadas.

En general se apostó teles cuanto más grande posibles mejor. Aunque aquí todavía tienen ventaja los proyectores. Curioso fue observar la Laser TV, un híbrido entre proyector de 3000 lúmenes y televisión de 100 pulgadas aunque bajo una mirada crítica lo cierto es que todavía está muy muy lejos del contraste que ofrece un buen panel LED, ya no hablar del que consigue un OLED.

Más grandes, ultrafinas, 8K y con asistentes de voz más inteligentes

Un televisor de 65 pulgadas de gama alta puede estar fácilmente sobre 4.000 euros. Los de 75 o 77 pulgadas son menos habituales y su precio, dependiendo del modelo, puede rondar los 20.000 euros. En este CES 2018 nos ha quedado claro que los televisores del futuro van a ser grandes, muy grandes.

Wallpaper

Uno puede pensar que no hay suficiente espacio, pero también se pensaba lo mismo de los televisores de 55 pulgadas y gran parte de los consumidores han optado por este tamaño según afirma WitsView, la división de TrendForce especializada en pantallas. Afortunadamente, el precio medio de los televisores 4K ha continuado descendiendo aunque parece estabilizarse en los últimos años.

El 4K ya está bien implantado y las marcas están acelerando para llegar a 2020 con televisores 8K de nueva generación. Listos para aprovechar el tirón unos Juegos que buscarán ser un cambio de paradigma a la hora de transmitir imágenes.

En este último punto es donde se sitúan los fabricantes de televisión hoy en día. Los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 serán retransmitidos en 8K y las marcas están empujando el mercado en esa dirección. Lo que se han encontrado sin embargo es que producir paneles 8K no es fácil en tamaños pequeños, por lo que se está optando por enfocarse en un mercado ultra premium. Cuyas casas sí tienen paredes suficiente grandes como para colgar teles de 80, 100 o 140 pulgadas.

Un año de consolidación, sin grandes sorpresas, para el mercado de consumo de televisiones

Todas estas tecnologías todavía tienen mucho margen de mejora. Los asistentes de voz tienen que ser más inteligentes, el HDMI 2.1 todavía no ha sido mostrado en ninguna de estas televisiones y pese a que el OLED está en boca de todos, representa menos del 1% del mercado según las últimas estimaciones.

Este año los fabricantes han optado por fortalecer posiciones. LG ha renovado su portfolio con las mismas gamas y los cambios introducidos son a mejorar poco a poco su calidad de imagen con mejores procesadores y a introducir una inteligencia artificial que de momento en la práctica no va mucho más allá de Google Assistant. Por el contrario Sony, que ya tenía acceso a este asistente de voz lo que ha hecho es ampliar su catálogo de OLEDs a precios más económicos. Panasonic también ha hecho una renovación continuista. Mientras tanto Samsung directamente va a esperar unos meses para mostrar sus nuevas QLED y quién sabe si alguna sorpresa.

Sin duda un buen año para comprar un televisor 4K, un mercado ya muy consolidado y maduro. Pero en contraste con el año pasado donde en el CES llegaron las nuevas OLED ultrafinas, Samsung presentó el QLED y Sony su innovadora A1. Como aficionados a la imagen y tecnología nos encanta conocer los últimos avances en televisiones de gama premium, aunque debemos ser conscientes que hasta dentro de unos años no llegarán a la mayoría de hogares.

En Xataka | Estas son las tecnologías de TV que más han sonado en el CES, y que seguirán dando de qué hablar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos