'Thor: Love and Thunder' y 'El agente invisible' pinchan: el paso inmediato a streaming está desinflando las recaudaciones

'Thor: Love and Thunder' y 'El agente invisible' pinchan: el paso inmediato a streaming está desinflando las recaudaciones
80 Comentarios

La taquilla semanal ha presentado algunas cifras sorprendentes, y no precisamente para bien. Dos de los estrenos más esperados de los últimos meses, 'Thor: Love and Thunder' y la superproducción de Netflix 'El agente invisible' han arrojado cifras muy inferiores a lo que se esperaba de ellas. Veamos qué conclusiones podemos sacar de este par de pinchazos.

La peor segunda semana de Marvel. Aunque la primera semana de 'Thor: Love and Thunder' en la taquilla estadounidense corroboró la buena racha de todas las películas Marvel de este año, con cifras superiores a todas las aventuras anteriores del personaje, su segunda semana ha presentado números bien distintos, batiendo un record no muy agradable. Ha sufrido la peor caída porcentual en una película Marvel hasta hoy: de 144,1 millones de dólares a 46 millones en el segundo.

Es decir, una espectacular caída del 68,1%, superando a la anterior producción de la casa que ostentaba este récord: 'Viuda Negra' con una caída del 67,8%, solo que en este caso competía contra sí misma. La película de Scarlett Johansson fue estrenada simultáneamente en Disney+: al final, como veremos, todos los problemas de taquilla de películas como ésta remiten a un punto similar, el de la exhibición en streaming.

Se trata de una noticia agridulce: el 68,1% de caída es llamativo, pero la película está haciendo una carrera muy consistente: sigue estando en el número 1 de la semana, seguida de la nueva película de los 'Minions'. Y lleva recaudados 500 millones de dólares, lo que sin duda es una cantidad muy respetable y que no pondrá en apuros económicos a Disney. El problema está m´ás en la dirección en la que apunta.

Netflix: ni al Top 10. Con menos paños calientes se puede hablar del rendimiento del nuevo blockbuster de Netflix, 'El agente invisible', en el que la plataforma claramente ha puesto grandes esperanzas, como se puede deducir no solo de su reparto plagado de grandes estrellas, sino por la dirección de los hermanos Russo, responsables de las películas más recordadas del MCU. Su estreno en la plataforma será el próximo 22 de julio, pero una semana antes ha pasado por cines.

De estreno prácticamente promocional se puede calificar a esta nueva película, ya que por ejemplo, en Estados Unidos solo ha pasado por 400 salas. Es relativamente comprensible que (según fuentes no oficiales, porque Netflix no hace públicas sus cifras) la película no vaya a recaudar ni 200.000 dólares. Sin embargo, y aunque puede pensarse que a Netflix lo que le interesa es la exhibición en su plataforma, tenemos el caso de una anterior película de similares características: 'Alerta roja', su superproducción de espías con Dwayne Johnson, Gal Gadot y Ryan Reynolds, se vio en 750 salas y recaudó 1,5 millones de dólares, una cifra mucho más interesante para un paso testimonial por salas.

La maldición de los 45 días. Una posible causa de estas bajadas está en el agotamiento de la reducción de las ventanas de exhibición, de modo que en solo 45 días después de su estreno en salas una película puede pasar a las plataformas de streaming. Se trata de una medida concebida durante las especialísimas condiciones que se dieron durante la pandemia y que obligaron a cerrar los cines, pero sirvieron para catapultar las cifras de suscripciones a los servicios de streaming.

Plataformas como Disney, Warner o, en menor medida (ya que su negocio siempre ha sido, ante todo, el streaming) Netflix no tenían que pedir permiso a nadie para reducir las ventanas: es lo que permitió que durante todo un año, Warner estrenara simultáneamente en cines y en HBO Max, dando un considerable impulso a su plataforma. O que Disney ensayara un sistema de suscripción premium con estrenos simultáneos en salas de películas como 'Mulan' y que ha acabado abandonando.

Sin embargo, ese sistema que tan bien ha funcionado para las plataformas en continuo crecimiento puede haberse dado de bruces con un temor que tenían los sectores más críticos, afines a la exhibición tradicional: los espectadores se han dado cuenta de que quizás no merezca la pena ver una película en salas si esperando solo cinco semanas la van a tener en una plataforma para la que ya pagan una suscripción. No ha sucedido con otras películas Marvel de este año, pero la tibia recepción de la crítica y un sector de los fans hacia 'Thor: Love and Thunder' puede haber hecho que espectadores con dudas hayan preferido esperar a que venzan los 45 días.

El caso de Netflix y 'El agente invisible' puede ser aún más claro: solo hay que esperar una semana para ver una película que, por una parte, no pertenece a ninguna franquicia establecida, con lo que hay cierto riesgo a la hora de ir a verla. Y por otra parte, la baja valoración que tienen películas anteriores similares de la plataforma, como 'Alerta roja' o 'El proyecto Adam', sin duda favorece un acercamiento más conservador del público a las películas.

Por supuesto, es pronto para sacar conclusiones, y sin duda hay que matizarlas con decenas de variables. Por una parte, 'Thor' está muy lejos de ser un fracaso; por otra, posiblemente nunca sepamos qué alcance real tiene 'El agente invisible' una vez llegue a Netflix. Sin embargo, con las protestas de los exhibidores tradicionales y unos estrenos cada vez más centrados en franquicias y secuelas, la ventana de los 45 días, una solución aún lejos de establecerse por completo, sigue siendo una de las herencias para la industria más enigmáticas de la pandemia.

En Espinof - En qué orden conviene ver todas las películas y series del Universo Marvel

Temas
Inicio