Netflix aún puede ganar la guerra del streaming a golpe de talonario. 'El agente invisible' es su gran apuesta

Netflix aún puede ganar la guerra del streaming a golpe de talonario. 'El agente invisible' es su gran apuesta
30 comentarios

Que Netflix quiere mirar a los ojos a las majors de Hollywood no es ningún secreto. Su última película, 'El agente invisible', de la que acaba de presentar un espectacular trailer, no solo usa su potente reparto y equipo como gancho comercial. También su presupuesto de 200 millones de dólares está siendo aireado para dejar claro que Netflix no escatima en medios para ponerse en paralelo con cualquier otra productora.

Un presupuesto sin precedentes (en Netflix). Aunque no hay cifras oficiales, se habla de más de 200 millones de dólares. 'Alerta roja', su blockbuster más reciente, también tenía un presupuesto rondando esa cifra, pero se dice que 'El agente invisible' la supera. Por debajo quedan producciones igualmente ambiciosas como 'El Proyecto Adam' (110 millones) o '6 en la sombra' (150 millones)

Afirman los Russo en Deadline que "la intención es que sea competitiva con cualquier película para cine", y lo cierto es que la película tiene un acabado visual, patente en el trailer, que deja atrás a películas con claras ambiciones temáticas de franquicia, como 'La vieja guardia' o 'Proyecto Power' que no lograban desembarazarse de sus aires de películas televisivas (ambas con presupuestos de menos de 100 millones). Pero es que hasta 'El Proyecto Adam' o 'Alerta Roja', pese a sus repartos de estrellas, tenían una estética digna de TV-Movie: o los vicios digitales, o la limitada cantidad de escenarios, o los efectos especiales no del todo pulidos, o la escasa ambición generalizada, pero algo fallaba.

Quizás solo '6 en la sombra' sea comparable a la nueva película de Netflix en términos de espectacularidad y de acabado visualmente "cinematográfico" (atendiendo solo al trailer de 'El agente invisible', claro), posiblemente debido a dos razones. Primero, el propio presupuesto de '6 en la sombra', de 150 millones de dólares, es bastante generoso. Segundo, que a Michael Bay le das un triciclo y dos petardos y te monta una secuencia de acción mejor que cualquiera de Marvel.

Hablando de Marvel. Es obvio el espejo en el que se está mirando Netflix: la mayor productora de blockbusters del momento. Y 'El agente invisible' no es una película de superhéroes, pero tiene muchos elementos que recuerdan a las películas Marvel. Para empezar, por supuesto, los hermanos Russo como directores, responsables de algunos de los mayores éxitos de la compañía: 'Capitán América: El Soldado de Invierno', 'Capitán América: Civil War', 'Vengadores: Infinity War' y 'Vengadores: Endgame'.

Les acompañan un par de guionistas habituales para el dúo: Christopher Markus y Stephen McFeely, que han escrito a su vez de todas las películas de los Russo en Marvel (y unas cuantas más, como 'Capitán América: El primer vengador', 'Thor: El mundo oscuro' o la serie 'Agente Carter'). Y, por supuesto, en el reparto, Chris Evans, el genuino Capitán América, como villano. El objetivo está claro: replicar los éxitos de Marvel, y también con un punto de partida con intención de franquiciado: la serie de best-sellers de Mark Greaney.

Y finalmente, esa cifra mágica: 200 millones de dólares es el presupuesto que manejan también la mayoría de las películas Marvel, al menos las de la hornada post-'Endgame'. Netflix está usando también esa vara de medir del desembolso medio de un blockbuster de éxito para financiar (y promocionar) esta ambiciosa apuesta.

Oda3dmregfdwbex2ccrfgqjbb4

Los últimos cartuchos. La existencia de esta película y la clara ambición de Netflix de participar en el juego de las majors tiene sentido. Se ha hablado de un hipotético techo de crecimiento para una plataforma que no puede engordar indefinidamente y que, con su reciente caída de suscriptores (y lo que le espera, según sus propios cálculos), tiene que encontrar nuevas formas de extender sus tentáculos más allá de su negocio nuclear de streaming.

Por eso, tenía sentido que Netflix diera algunos primeros pasos en este apartado con películas como 'Roma' o 'El irlandés', sin vocación de blockbusters, sino más bien orientadas a ganarse fama como productora de verdad. Ahora que, con su buen arsenal de Oscars, tiene el certificado de rigor, puede dedicarse a amasar dinero con películas que puede que aún no tengan el acabado visual de un éxito cinematográfico tradicional -'Alerta roja' no parecía del todo una película para cine-, pero que claramente van en esa dirección.

Para predecir el futuro de la plataforma, no solo hay que mirar a sus grandes y confirmados éxitos, como 'Stranger Things', sino a propuestas que se salen un poco de lo habitual en Netflix. Aunque sea solo por el esfuerzo y el dinero invertido, 'El agente invisible' es un interesante volantazo en la estrategia habitual de la plataforma. Queda ver hasta dónde la lleva.

Temas
Inicio