'Stranger Things 4' bate records... y deja claro hasta qué punto lo de 'El juego del calamar' fue una proeza

'Stranger Things 4' bate records... y deja claro hasta qué punto lo de 'El juego del calamar' fue una proeza
15 Comentarios

La cuarta temporada de 'Stranger Things' no tiene suficiente con ser una de las más elogiadas por los seguidores de la serie (pese a sus problemas), sino que además ha entrado directamente en el top de lo más visto de la plataforma, sumando 1500 millones de horas vistas desde su estreno. Ha sido con la llegada de julio, tras la llegada de los dos episodios que conforman la segunda parte de la Temporada 4, cuando ha batido este récord.

Un éxito incontestable. Este récord no es extraño para una serie que se ha convertido en abanderada de las producciones de Netflix. Por ejemplo, la semana del 27 de junio al 3 de julio, con la Temporada 4 disponible solo desde hacía tres días, ha sido la segunda semana más vista de la serie, adelantada solo por por la primera semana de la Temporada 1. Desde el estreno de la misma, 'Stranger Things' ha estado siempre en distintas posiciones del Top 10 de Netflix, y ahora, cómo no, está en el número 1.

El éxito de la cuarta temporada, además, genera un efecto de arrastre para las temporadas anteriores, que ven cambiar sus posiciones en el top. Esta semana, la Temporada 1 vuelve al número 3 de la lista, con 34'5 millones de horas vistas, la Temporada 3 llega al quinto puesto con 30,3 millones de horas y la Temporada 2 llega al sexto, también con 30'3 millones de horas esta semana.

El calamar imbatible. Del mismo modo, el trono de 'El juego del calamar sigue intacto... de momento. Fue la primera serie en la historia de Netflix en superar los mil millones de horas acumuladas. Actualmente cuenta con 1.650 millones de horas de visionado, muy por delante de la segunda en su categoría de series de habla no inglesa, la quinta parte de 'La casa de papel', que suma 792 millones de horas (esto siempre en sus 28 primeros días de emisión).

No sería extraño que, viendo el ritmo que lleva la cuarta temporada de 'Stranger Things', y el margen que le queda antes de que se cumplan esos 28 días en los que la plataforma contabiliza el tiempo total de visionado, la serie de los hermanos Duffer acabara rebasando al éxito coreano. Pero no es moco de pavo lo que 'El juego del calamar' ha conseguido hasta ahora, sobre todo si contamos con que el éxito de esta última se ha debido exclusivamente al boca a boca.

'Stranger Things' ha contado con una campaña millonaria de marketing internacional, tanto con formas tradicionales (cartelería, anuncios) como con otras más sofisticadas (influencers, un gran impacto en redes sociales, etc.). 'El juego del calamar' arrasó (insistimos, solo en sus primeros 28 días) a nivel internacional, generando sus propios productos derivados antes de que Netflix anunciara secuelas en formatos de ficción y no-ficción. Netflix reconoció que el éxito de los productos coreanos no era nuevo, y sin embargo, este había sido una sorpresa.

Los valores (y las razones del éxito) de 'Stranger Things' están muy claros: la claridad de su narrativa, lo accesible de sus guiños, lo demoledoramente reconocible de sus tropos. El éxito de 'El juego del calamar' tiene elementos que le podrían haber distanciado del gusto masivo (la ambientación mucho más abstracta, el ritmo asiático no siempre al gusto del público occidental), pero su excelente calidad le abrió un hueco y un récord en los tops de Netflix. Quizás no le quede mucho más de reinado, pero eso no le quita ni un ápice de mérito.

Temas
Inicio