Compartir
Publicidad

Probamos el fútbol de Mitele Plus: una experiencia muy por debajo de la de Netflix o DAZN

Probamos el fútbol de Mitele Plus: una experiencia muy por debajo de la de Netflix o DAZN
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las sorpresas veraniegas, además del resurgir de Bitcoin hasta los 12.000 euros en julio, ha sido la presentación de Mitele Plus incluyendo el fútbol de LaLiga y la Champions League en la plataforma de Mediaset. La nueva única vía para ver "todo" el fútbol online independientemente de cuál sea nuestra operadora.

Con esta premisa, y previo abono de los 30 euros mensuales que toca desembolsar a cambio del plan completo (35 a partir del cuarto mes de la suscripción, ni rastro de un mes de prueba gratuita como el que sí ofrecen DAZN y compañía), procedemos a probar el servicio.

Debut con el pie izquierdo

La temporada de fútbol para Mediaset comenzó con la Supercopa de Europa, que entra en el pack, al igual que la española. Noche de miércoles, Liverpool - Chelsea, reds vs blues. La idea era verlo en el televisor del salón.

El primer instinto fue el de poner el partido en la aplicación del iPhone y enviarlo por AirPlay al Apple TV. Meeec, error. La app no permite enviar la imagen a pantallas externas, dejando una pantalla negra. No es algo exclusivo de Mitele, pero aquí también ocurre.

Se combinaron limitaciones legales para duplicar pantallas con Mitele, escasez de dispositivos compatibles y errores de la web

Procedo a buscar la aplicación en la App Store del Apple TV. No aparece. Recuerdo un artículo de El Español publicado más de un año atrás en el que hablaba de que Mediaset es el grupo que menos facilita a sus usuarios ver sus contenidos en diferido. La llegada del fútbol, siempre con muchas más restricciones en sus derechos de emisión, ha quitado la opción de usar AirPlay.

Siguiente paso: ver si por un casual está la app de Mediaset en el Fire TV Stick de Amazon. Nueva negativa. Abro la tapa del iPad y la vuelvo a cerrar pensando que qué demonios iba a poder hacer en él que no pudiese haber hecho con el iPhone.

De ahí paso a buscar el MacBook Pro, conecto dongle y tiro cable HDMI hacia la tele. A todo esto, el partido ya había empezado. Mi navegador habitual es Safari, pulso el Play del directo del partido y...

Safari

Vivir en minoría forja la personalidad. Los que navegamos en Mac usando Safari lo sabemos y estamos aclimatados a ello, pero su cuota mundial de escritorio es más del doble que la de Opera, que sí está soportado. Siguiente paso (y ya van seis, y Klopp ya está casi afónico), abrir Brave, mi otro navegador preferido. Ni siquiera hace log-in en la web.

Ver el primer partido en una pantalla más grande que la del iPad fue misión imposible

Tan cierto es que Brave no figura entre los navegadores recomendados por Mitele como que no deja de estar basado en Chromium, por lo que a priori debería servir. Pero no. Firefox, mi nuevo clavo ardiendo, sí me deja hacer log-in, pero a la hora de pulsar el Play muestra un cartel: "Error de reproducción". Podía haber descargado Chrome y probar suerte una vez más, pero tenía la sensación de que ya había sido más que suficiente con todos esos errores.

Como todavía eran las 21.20 h, terminamos viéndolo en el bar de abajo, regentado por unos chinos que hacen los chivitos como si hubieran nacido en La Pobla Llarga y no entienden de colores, sólo de consumiciones. Pero no dejaba de pensar que la cara de tonto con la que bajé a cenar me había costado 30 euros (más el bocata).

Arranca LaLiga

Directos Splash

Tras el mal sabor de boca inicial, pasamos a probarlo el fin de semana de arranque de LaLiga, con el Athletic - Barça. Esta vez, ya funcionando a través de Firefox, sí conseguimos verlo usando un cable HDMI conectado al televisor.

Apps, set-top-box, sticks HDMI, AirPlay... para acabar viéndolo con el portátil conectado por HDMI

No obstante, no deja de ser una experiencia anacrónica: la estampa de ver un partido por la vía legal conectando un ordenador portátil para hacer mirroring de la pantalla parece de 2009, no de 2019. Lo mismo aplica al hecho de que la calidad máxima fuese de 720p (576p si se hubiese visto desde una segunda pantalla de forma simultánea) en una era en la que el fútbol en 4K empieza a ser costumbre. La restricción de la resolución es parte de los acuerdos de compra de derechos a Telefónica, pero el que acaba viendo el bajón de calidad es el usuario final. El que paga.

El Athletic - Barça fue retransmitido, en nuestra experiencia, de forma limpia, sin cortes, si acaso algún parón puntual de unos pocos segundos. Y eso sí, con retraso en la retransmisión, de unos 40 segundos. Los suficientes para escuchar los "oooh!" de los vecinos y sospechar que algo iba a pasar justo antes de la chilena de Aduriz. Spoilers clásicos de las OTT.

Con una Smart TV posiblemente hubiese sido viable ver los partidos sin necesidad de hacer cabriolas, aunque tampoco está asegurado: la app está disponible para las Samsung que usan Tizen, las LG con Netcast (no con webOS), y las Toshiba, Panasonic, Telefunken e Hitachi con el navegador Vewd. Se queda fuera un buen espectro. No obstante, en la web del servicio se advierte que "próximamente" llegarán más dispositivos.

Tan lejos de Netflix

Cualquier usuario de Netflix (o por poner un ejemplo patrio, de RTVE) está acostumbrado al uso multidispositivo, pero multidispositivo de verdad, no únicamente web / Android / iOS y algún otro de cortesía. Netflix y RTVE centran sus emisiones en el VoD, no en la retransmisión de directos como lo hace Mitele Plus con el fútbol, así que la comparativa no es del todo justa, pero el desequilibrio entre ellas es abismal. DAZN, que sí comparte vocación con Mitele Plus, también le deja en mal lugar, tanto por dispositivos compatibles como por experiencia de uso.

Dispositivos Dispositivos en los que inicié sesión: seis. Casos de éxito para ver el primer partido: cero.

La plataforma de Mediaset no facilita que cualquier usuario llegue a sus contenidos, más bien al revés, pone palos en los radios. Es cierto que los derechos del fútbol pueden haber venido de forma repentina y sin estar del todo preparado para ello, aunque Mitele como plataforma de contenidos lleva existiendo años.

Posiblemente tener el fútbol haya sido algo inesperado para Mediaset, pero Mitele lleva años existiendo como plataforma de contenidos

El precio tampoco ayuda a olvidar estos fallos y estas barreras de acceso: por 30-35 euros al mes se espera una experiencia perfecta. Lo cual no significa que libre de fallos, errar es humano, pero sí sin tener que hacer piruetas entre dispositivos, cuando no tener que acabar bajando al bar, para ver un partido de fútbol.

Conectar el portátil por HDMI teniendo dos set-top-box al lado fue como retroceder a la casilla de salida. Como si no llevásemos años viendo el avance de todos los servicios de vídeo en streaming.

Desde Xataka hemos contactado con Mediaset para obtener sus declaraciones a este respecto, así como su postura oficial frente a la multitud de críticas recibidas en Twitter por la calidad del servicio de Mitele Plus, sin haber recibido respuesta en el momento de publicar este artículo, que será actualizado tan pronto la obtengamos.

Actualización 20 de agosto: Fuentes de Mediaset nos han facilitado el siguiente comunicado al respecto: "Nuestra propuesta de abono a los eventos futbolísticos, sin necesidad de establecer otros vínculos con teleoperadores, ha sido un rotundo éxito y seguimos en la constante evolución del servicio, prestando la máxima atención a las incidencias -las clásicas de un servicio de streaming en directo-, los comentarios y las sugerencias de nuestros espectadores".
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio