Google lanza una herramienta de visión artificial que detecta defectos de fábrica para competir con AWS: los gigantes cloud luchan por la nube industrial

Google lanza una herramienta de visión artificial que detecta defectos de fábrica para competir con AWS: los gigantes cloud luchan por la nube industrial
Sin comentarios

Google ha decidido presentar batalla en el negocio de la digitalización industrial. Los de Alphabet han anunciado hoy el lanzamiento de su primer producto en la nube diseñado específicamente para el sector fabril, Visual Inspection AI, una herramienta de visión artificial que permite detectar defectos de fábrica durante el proceso de manufactura o en las revisiones posteriores a través de cámaras de vídeo inteligentes, según han informado en su blog.

Esta nueva herramienta es prácticamente igual en sus funciones a la presentada el pasado febrero por Amazon Web Services (AWS), Lookout for Vision, aunque Google asegura que su plataforma de visión artificial es mucho más sencilla de utilizar y no necesita que la persona que vaya a manejarla tenga conocimientos de inteligencia artificial. Los de Alphabet saben que no están sacando al mercado nada distinto a lo que ya existe y han decidido optar por configurar una interfaz intuitiva para que su facilidad de uso sea el valor diferencial que convenza a los clientes de optar por ellos.

Otra diferencia con la herramienta de Amazon es que los sistemas de Google sólo necesitan diez imágenes de referencia de los productos que deben revisar para entrenar a la IA, mientras que los de AWS precisaban de al menos treinta, por lo que previsiblemente será más rápido y sencillo implementarlos. Además, los californianos aseguran que su plataforma va mejorando su precisión conforme revisa artículos gracias al machine learning.

Proceso de detección de defectos de fábrica de Visual Inspection AI de Google.

La lucha por la nube industrial

La competencia entre los principales proveedores de servicios en la nube -AWS, Microsoft Azure y Google Cloud- por el sector industrial se está recrudeciendo en los últimos meses. Estos gigantes cloud son conscientes de que la digitalización de las fábricas se va a convertir en un lucrativo negocio en los próximos años, tiempo en el que se espera que den un salto tecnológico de envergadura de la mano de la inteligencia artificial, el machine learning y el big data.

De hecho, un estudio de Siemens publicado en 2020 señalaba que en los próximos cinco años la inversión del sector industrial en transformación digital alcanzará los 360 mil millones de euros a nivel mundial. Un dinero por el que se van a pelear los principales proveedores de servicios en la nube.

La delantera parece llevarla, como en todo el sector cloud, Amazon, que ha lanzado multitud de herramientas enfocadas en la robotización de las cadenas de montaje, la automatización de procesos mediante IA y machine learning o la ya mencionada supervisión digital mediante visión artificial para detectar defectos de fábrica. Pero Azure le está batiendo bien el cobre, Google ha mostrado hoy que está dispuesta a dar batalla y nunca hay que descartar a IBM cuando hablamos de tecnología e industria.

Microsoft lanzó el pasado febrero todo un ecosistema especializado en el sector industrial, Microsoft Cloud for Manufacturing, con el objetivo, según explicaron, de proporcionar a las factorías herramientas para automatizar procesos y predecir posibles fallos antes de que sucedan. Asimismo, en marzo compraron la tecnológica estadounidense The Marsden Group, experta en la creación de aplicaciones industriales basadas en la inteligencia artificial, el edge computing y los servicios en la nube para industrias pesadas como refinerías de petróleo o fábricas de automóviles.

IBM, por su parte, ha estado tirando de billetera para tomar posiciones en la lucha por la digitalización industrial y adquirió en julio de 2020 la empresa brasileña WDG Automation y en abril de este año la italiana myInvenio, ambas especializadas en la automatización de procesos robóticos.

En cuanto a Google, hasta ahora sus movimientos habían estado más orientados a la automatización de procesos administrativos que industriales, con herramientas como AppSheet Automation o Document AI, ambas enfocadas en el procesado, la extracción de datos y la clasificación de documentos empresariales. Aunque es cierto que ya en marzo de este año dio muestras de sus intenciones para con el sector fabril al adquirir la empresa Automation Anywhere, tecnológica especializada en la automatización de procesos robóticos en la nube.

Temas
Inicio