Que una cámara detecte los productos defectuosos antes de que salgan de fábrica: el nuevo servicio de AWS para industrias

Que una cámara detecte los productos defectuosos antes de que salgan de fábrica: el nuevo servicio de AWS para industrias
1 comentario

Amazon acaba de lanzar una nueva herramienta basada en la visión artificial para detectar defectos de fabricación y producción, con el objetivo de que esos productos nunca sean enviados a los usuarios y reducir así los costes de logística inversa y el impacto negativo en la reputación del fabricante por distribuir artículos defectuosos. El nuevo servicio se llama Amazon Lookout for Vision y ya está disponible en España para clientes de sus servicios en la nube, AWS.

La visión artificial, o computer vision, es una disciplina del machine learning por la que los ordenadores aprenden a entender el contenido de las imágenes que procesan. De esta forma, los clientes de AWS pueden entrenar su Amazon Lookout for Vision usando alrededor de 30 imágenes de referencia de un producto perfectamente fabricado y otros con anomalías, según explica la compañía de Jeff Bezos en una nota de prensa.

Gracias a la visión artificial, Amazon Lookout for Vision puede localizar grietas, abolladuras, colores incorrectos o formas irregulares, entre otros. Y, según la compañía, esta herramienta puede procesar miles de imágenes a la hora para detectar esos defectos y anomalías.

Amazon Lookout for Vision está pensado para detectar fallos en entornos diversos, con distintos ángulos de cámara e iluminaciones cambiantes, por lo que AWS asegura que puede mantener una alta precisión en espacios muy diferentes y adaptándose a los cambios que se puedan producir en cualquier entorno de trabajo.

Asimismo, el servicio admite sugerencias de los fabricantes para que la herramienta se adapte a entornos complejos o a nuevos procesos de manufactura. Lookout for Vision se puede usar directamente desde la consola de AWS.

Una visión artificial para más empresas

Amazon explica que este servicio permitirá a industrias de todos los tamaños acceder a las ventajas de la visión artificial para el control de calidad de los productos, ya que hasta ahora se trata de un proceso caro y complejo, lo que impide su implantación en la mayoría de las empresas.

“La visión artificial brinda la velocidad y precisión necesarias para identificar defectos de manera consistente, pero su implementación puede ser compleja. La construcción de modelos de visión artificial desde cero requiere grandes cantidades de imágenes cuidadosamente etiquetadas para cada elemento del proceso de fabricación. Luego, los equipos de datos deben construir, capacitar, implementar, monitorear y perfeccionar los modelos de computer vision para analizar cada fase individual del proceso de inspección del producto”, señalan.

Asimismo, explican que esos sistemas suelen ser muy poco adaptables a cambios como la iluminación o las variantes de un mismo producto que no sean anomalías o defectos, por lo que requieren el uso de más imágenes, lo que los hace más caros, complejos y pesados. Motivo por el que muchas empresas optan por el sistema tradicional de inspección humana que, aseguran, “puede ser inconsistente o, en algunos casos, inviable”.

Por ello, Amazon se ha centrado en que su sistema use la menor cantidad de imágenes posible para detectar anomalías y desperfectos, y que lo haga en las condiciones de iluminación y ángulos más diversos.

En cuanto al precio, Amazon no ha compartido cifras, pero sí ha especificado que se trata de un servicio de pago por hora, por lo que el coste para los clientes se establecerá en función de su uso.

Temas
Inicio