Compartir
Publicidad
Singles Day: cómo la celebración de la soltería en China se ha convertido  en una orgía de las compras online
Otros

Singles Day: cómo la celebración de la soltería en China se ha convertido en una orgía de las compras online

Publicidad
Publicidad

Un festival de ventas online, en eso podemos resumir el Singles Day que se está viviendo en el día de hoy en China. Hemos entrado en el periodo de 24 horas que más se va a comprar a través de la red, aunque muchos no estemos al tanto. Se va a mover mucho más dinero que en los famosos Cyber Monday o BlackFriday, y en China se van a enviar más paquetes que en el día de Navidad.

Pero ese momento bien señalado en el mapa por toda la población china es algo más que un ejemplo de consumismo extremo, una bacanal de compras online, ya que tiene su pequeña historia y un curioso origen que nos gustaría compartir con vosotros.

El día que más se vende en la red es el 11 de noviembre, una legión de chinos quieren celebrar el posible fin de su soltería gastando sus ahorros

La iniciativa comenzó en la década de los noventa, como una especie de día en contra de San Valentín, un día para los corazones solitarios, que también podrían tener una excusa para hacerse regalos.

Más concretamente nos tenemos que marchar a 1993, cuando los estudiantes de la Universidad de Nanjing lo eligieron como el día en que celebrar que se licencian. Se licencian y pasan a un nuevo proceso de integración en la sociedad, que implica formar familia.

En realidad, más que celebrar y gastar, la filosofía del día para los solteros es la de conseguir terminar con su estado: celebremos el día en el que voy a dejar de ser soltero, propongamos una forma de montar citas y hacer regalos. La cosa ha terminado derivando en una jornada de ventas masivas online.

Parece una cosa complicada de celebrar, pero el concepto de soltería en China no es tan cómodo de asimilar como en occidente. El matiz está en que aquí soltero es un estado normal para una persona, en China, hasta hace poco, la gente se definía como “casada” o “no casada”.

Solteros a un lado, vamos a vender a todos

 71039873 Vjsmjqqk

También conocido como 11/11, ya está batiendo records de ventas en esta edición 2015, por los datos que nos llegan desde el país oriental, con Jack Ma y su tienda Alibaba como principales protagonistas de la orgía electrónica.

Montan un día con fiestas, citas a ciegas, y karaokes para conocer gente y probar fortuna. Alibaba pone los regalos

La elección del día parece casual, pero el número uno está relacionado con la soltería, y los chicos de Alibaba fueron listos licenciando el término “Double Eleven”.

Obviamente la fecha siempre tiene cuatro “1” en su interior, pero si nos vamos al año 2011, nos encontramos con seis, por eso ese día se convirtió en el “Singles Day del siglo”, y fue una buena excusa para vender todavía más.

¿Qué se ofrece?

De todo. Lógicamente habrá mucho cacharro electrónico entre las mercancias. Se espera que cada chino se gaste unos 277 dólares - estudio de Nielsen -, que es un 22% más que lo invertido el año pasado.

Alibaba 1024x683

Según Comscore el año pasado había un millón de productos ofrecidos al público para la ocasión, cifra que se va a ver multiplicada por seis este año. La iniciativa implica a 40.000 comerciantes y 30.000 marcas.

Alibaba cuenta que tienen a 1,7 millones de repartidores dispuestos para mover mercancia, con más de 400.000 vehículos, y 200 aviones. Hay 5.000 almacenes a lo largo de China preparando paquetitos con los productos que hay en ellos.

Si le hacemos caso a China Post, se estima que hay 760 millones de paquetes enviándose en el país, gestionados por tiendas online. Esa cifra es bastante mayor que los 540 millones que se contabilizaron el año pasado. Con todo esto en acción parece lógico que las empresas hagan ofertas especiales, como envíos gratuitos.

No hay día que se venda más


El 75% de las ventas tienen facturas de la tienda de Jack Ma, Alibaba

El fenómeno es realmente gordo desde que Alibaba decidió hacer una fiesta con ello, allá por 2009. Tiendas como Tmall, AlExpress o Taobao han ido consiguiendo records año tras año, hasta llegar a 2014, cuando se triplicaron las cifras que se pueden conseguir en un Cyber Monday norteamericano.

Las ventas que consiguieron mejores números el año pasado fueron Xiaomi, Huawei, Haier y la japonesa de ropa, Uniqlo, por ese orden. El 75% de las ventas que se producen pasan por las manos de Alibaba, algo así como 9.300 millones de dólares.

Como hecho más llamativo entre los productos que encontramos tenemos a uno de Apple. No es casual que hayan puesto a la venta el iPad Pro ese día, parece que los millonarios chinos y gente pudiente en general tendrá un empujón extra, si tenía dudas en hacerse con él. Recordemos, China es el segundo mercado para Apple.

¿Qué ocurre este año?

Jack Ma Thumbs Up

Como la economía china tiene un poco de tos, podría condicionar a los números finales, pero todo indica que 2015 será un momento de nuevos records - 15% más en ventas -. Se espera que cien millones de personas tomen parte de la fiesta de las compras, gente con edades comprendidas entre los 20 y 40 años.

Este año se espera que sea más internacional de la cuenta, normalmente son marcas chinas las que copan el top, pero ahora hay espacio para que nombres como Burberry, Estee Lauder, Nike, o Uniqlo, hagan un gran negocio, siempre por mediación de las tiendas online chinas. Aquí Amazon se come los mocos.

2015 es el año en el que el móvil es la herramienta para comprar, no hay marcha atrás

Si los 9.300 millones parecían muchos, atentos a ls cifras que Alibaba ha compartido de la primera hora de actividad: 3.900 millones de dólares, que es el doble de lo conseguido el año pasado a la misma hora.

El número no para de subir, y a los 90 minutos de abrir la veda, ya se habían generado 5.000 millones de dólares. Lo último que sabemos es que la cifra se marcha hasta los 6.560 millones de dólares, y que el 74% de las operaciones se están realizando desde el móvil (el año pasado, 46%).

No sé si afortunada, o desafortunadamente, los chinos no tienen el ansia exportadora de sentimientos y vivencias que tienen los estadounidenses, así que aquí no nos está tocando demasiado la fiesta, como puede ocurrir con Halloween o Black Friday. En un mundo en el que las puertas que se abren son las de Internet, me parece que tardarán poco en condicionarnos, todo es cuestión de que las ofertas y paquetes también nos lleguen a nosotros.

Si Mao Zedong levantara la cabeza.

Imágenes | XinhuaCorbis/Wired

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio