Compartir
Publicidad

Microsoft Band, toma de contacto

Microsoft Band, toma de contacto
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando Microsoft presentó Band nos pilló a todos a contra pie. Pocos esperaban que en Redmond se metieran a desarrollar un producto en una categoría donde hay muchos aspirantes pero, de momento, ningún ganador claro. Lo hicieron, con la mala suerte para muchos de tener una distribución muy corta: primero debutó en Estados Unidos y meses más tarde en Reino Unido. Su avance era lento y no es casualidad, quieren asegurarse de tener el mejor producto posible.

Hoy hemos tenido oportunidad de probarla en un evento que ha realizado Microsoft Ibérica para presentar un vivero de empresas orientado al mundo del deporte. De momento, no hay planes para lanzarla en Europa o Latino América pero al menos hemos podido quitarnos las ganas de tenerla en nuestras manos y contaros nuestras primeras impresiones con ella.

Mucho potencial, pero sin la mejor ejecución

No es ningún casual que Microsoft esté siendo cauta con el lanzamiento de Band. Solo ha debutado en dos mercados y tras poder probarla hoy hemos descubierto algunas de las razones que hay detrás. Ojo, no todo son malas noticias. De hecho, trae más buenas nuevas que malas y es que en Redmond han entendido muy bien qué necesitamos en un dispositivo de muñeca que no tenga el factor forma de un reloj.

La pantalla apaisada de Band tiene un tamaño quizá algo pequeño pero suficiente para ver toda la información sin problemas. Los gestos táctiles se pueden realizar sin problemas y la única pega viene más por el lado de la interfaz: acceder a ciertos iconos requiere cierta precisión, aquí se nota que hay que optimizar algunos detalles pero la sensación es buena: colores vivos, muy luminosa pero sin la posibilidad de cambiar la orientación.

Img 20150512 111737 1

El texto siempre se lee en horizontal y no hay posibilidad, al menos no en la unidad que hemos probado, de cambiarlo para que se lea en vertical. Cuando probamos la Gear Fit de Samsung el año pasado se dieron cuenta de este error y en una actualización días antes de su lanzamiento arreglaron el problema. Tal y como está pensada la correa de la muñeca, no es la opción más cómoda para leer mensajes, manejar la interfaz con el dedo, etc. Nos obliga a tener una posición muy forzada.

En diseño es donde se nota que Microsoft tiene mucho que pulir, pone muchas buenas ideas con dos sensores en el lado interior de la pulsera pero no termina de introducirlas bien. Abultan mucho y hacen que la pulsera tenga un factor forma un poco tosco. Eso sí, el sistema de cierre es probablemente el mejor que he visto en un accesorio de estas características, rápido, robusto y muy fácil de ajustad de una muñeca a otra.

Img 20150512 112110 1

Si hablamos de software, podemos decir sin miedo que Band es la opción más completa que hay en el mercado si nos ceñimos a pulseras tal cual. Notificaciones, gestión de tareas, alarmas... Todo ello muy bien integrado y donde podemos controlar todo con gestos en un momento. Esta ambición se corona con una completa plataforma de actividad física donde podemos controlar todo lo que hacemos, desde entrenamientos a tareas más cotidianas.

Sobre la cuantificación deportiva es pronto para hablar pero las demos que hemos visto parecen bastante fieles pero, insisto, es pronto para sacar conclusiones sobre este aspecto. Algo que ha hecho muy bien ha sido no cerrar su accesorio a Windows Phone, teniendo en cuenta su cuota de mercado habría sido condesarse al fracaso, y podemos usarla también desde Android y iOS con su respectiva aplicación.

Band puede ser el comienzo de algo más grande

Microsoft sabe que con Band tiene un buen producto: tiene muchas funciones, es más completa que otros modelos orientados a la cuantificación y es compatible con las principales plataformas móviles. Sin embargo, todavía no han dado con el formato más adecuado en términos de diseño. La sensación que da es de ser un producto con mucho potencial pero que todavía se puede pulir, mucho.

Sea como sea, la primera impresión con la pulsera es muy positiva. De momento nos seguiremos quedando con las ganas de probarla a fondo y comprobar si cumple todas las expectativas que pone sobre la mesa. Aún así, parece que lo mejor está por llegar si Microsoft, por supuesto, decide seguir invirtiendo esfuerzos en esta categoría de producto.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio