No existen portátiles con pantalla principal de tinta electrónica, así que hay quien se lo monta por su cuenta

No existen portátiles con pantalla principal de tinta electrónica, así que hay quien se lo monta por su cuenta
11 comentarios

Leer libros en un lector de e-books es estupendo, así que ¿por qué (casi) nadie saca monitores y portátiles para trabajar directamente en estas pantallas? 

Eso es precisamente lo que se ha preguntado un usuario que ha querido construirse un portátil singular: uno que combina un ThinkPad T480 con una pantalla de tinta electrónica del fabricante Dasung. El proceso es prometedor, aunque hay otros proyectos interesantes en este sentido.

Si no necesitas (mucho) vídeo ni juegos, la idea es fantástica

Las pantallas de tinta electrónica no son para todo ni para todos, pero este usuario lo tenía claro: "desde las 6 AM a las 7 PM estoy delante de un ordenador o un dispositivo digital que emite luz azul". La idea era por tanto la de sustiuir parte de esa experiencia con un portátil que permitiese trabajar directamente con una pantalla de tinta electrónica.

Al echar un vistazo a este mercado, este usuario se dio cuenta de que no existían apenas alternativas. El legendario OLPC con la pantalla de Pixel Qi iba en buena dirección hace más de una década, pero también hay ejemplos más erecientes como el Lenovo Yoga Book C930 o el recién lanzado Lenovo ThinkBook Plus.

Este último tiene efectivamente una pantalla de tinta electrónica, pero no es la principal y no se puede usar de forma nativa como tal con el teclado del equipo. Lo más parecido a un portátil con teclado en el que trabajar con pantalla de tinta electrónica es probablemente la máquina de escribir Freewrite, que no obstante no deja apenas opciones si queremos hacer otras cosas que no sean escribir sin más.

Freewrite 1

Aunque no hay portátiles que ofrecen directamente esa opción, sí hay otros dispositivos que apuntan a esa posibilidad de forma "artesanal". Ocurre con la singular tableta reMarkable, a la que se le puede instalar un sistema operativo derivado de Linux denominado Parabola-rM para trabajar con ella de forma mucho más similar a una tableta dirigida a la productividad, aunque no hay forma fácil de conectar un teclado.

Lo que se propone este usuario es una idea atractiva porque es posible aprovechar casi todo lo que convierte al ThinkPad T480 en lo que es, pero quitándole su pantalla para sustituirla por otra. Ahí es donde entra la pantalla Dasung HD-FT (FrontLight & Touch) de 13,3 pulgadas y 2.200 x 1.650 píxeles de resolución, que, eso sí, no es en absoluto barata (1.099 dólares).

La tecnología de Dasung permite incluso ver vídeos con una calidad notable (aunque sea en monocromo), y en tradicional problema de los tiempos de refresco parecen aliviarse notablemente en esta tecnología. Tiene además entrada HDMI y se alimenta a través del puerto USB, lo que hace que sea posible conectarla directamente al ThinkPad T80. 

Eso es precisamente lo que se propone este usuario, que ya ha desmontado la pantalla del portátil para montar la pantalla de Dasung, aunque aún sigue trabajando en el montaje completo. Otros ya hicieron algo similar en el pasado y más recientemente alguien logró conectar esta pantalla de Dasung a una Raspberry Pi 4 con éxito.

Queda por ver el resultado final de este prometedor proceso, pero lo cierto es que todas estas ideas parecen demostrar que hay interés palpable por monitores (como el Paperlike 253, también de Dasung) y equipos que permitan trabajar directamente con pantallas de tinta electrónica. Hay movimientos en este sentido, desde luego, pero puede que ideas como esta inspiren a fabricantes en el futuro y ofrezcan más y más propuestas.

Temas
Inicio