Llevamos cuatro décadas de dominio x86 en nuestros PCs. Los PC Copilot+ basados en chips ARM son un punto de inflexión

  • Apple ya enseñó el camino con sus M1, y ahora tenemos una alternativa equiparable en el mundo Windows

  • La arquitectura ARM permite disfrutar de una eficiencia y un rendimiento por vatio envidiables

  • Intel y AMD se enfrentan a su mayor amenaza en años, pero seguirán apostando por chips x86

Surface2
22 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Intel y AMD han campado a sus anchas en el mundo del PC durante 40 años. Lo han hecho de la mano de la arquitectura x86 en la que han basado sus procesadores, pero ahora alguien se ha colado en esa fiesta. Se trata de la arquitectura ARM.

Primero, en móviles. La arquitectura ARM, tradicionalmente menos potente pero más eficiente, fue la elección perfecta para dispositivos móviles, y pronto se convirtió en la opción por defecto para nuestros smartphones. Los chips ARM son absolutos protagonistas en ese segmento, pero con el tiempo han ido mejorando en prestaciones y aún así han mantenido una eficiencia ejemplar. Y claro, eso ha hecho que poco a poco se utilicen en otros segmentos, como tabletas y, por finalmente, PCs.

Apple nos enseñó el camino. Aunque hubo intentos de aprovechar las prestaciones de los chips ARM en el PC —¿recordáis las Surface con Windows RT?—, fue la firma de Cupertino la que nos enseñó el futuro. El lanzamiento de los Apple M1 fue toda una revolución para los Mac de la compañía, que dijeron adiós a los procesadores de Intel y desde entonces han integrado chips de la familia Apple Silicon, todos ellos basados en arquitectura ARM.

Intel y AMD seguían a lo suyo. A pesar de ofrece un rendimiento por vatio excepcional y mostrar las ventajas de la arquitectura ARM, en Intel y AMD mantuvieron su apuesta por la arquitectura x86. Han introducido mejoras notables y esquemas híbridos —mezclando núcleos de alto rendimiento con núcleos súper eficientes—y sus propuestas son destacables, pero seguía sin haber alternativas reales a los Mac ARM en el mundo Windows. Hasta ahora.

Qualcomm Pc Los principales fabricantes de PCs y portátiles han lanzado sus nuevos modelos en la categoría de PC Copilot+. Todos están basados por ahora en los nuevos chips ARM de Qualcomm, los Snapdragon X Elite/Plus.

Hola, PC Copilot+. Tras meses —años, en realidad— de espera, Microsoft presentó ayer sus nuevos PC Copilot+, y todos los modelos iniciales están gobernados por los chips Snapdragon X Elite/Plus de Qualcomm. La apuesta por chips con unidades de proceso de IA especializadas (NPUs) es absoluta, y asistimos a un punto de inflexión en el panorama de los PCs con Windows, que ahora nos venderán las mieles de las funciones de IA, como la prometedora Recall. ¿Lo otro importante? Esos chips de Qualcomm no son chips x86, sino chips ARM.

Hola, batería inacabable. Como ocurrió con los Mac basados en los Apple M1, hay una ventaja fundamental: la eficiencia energética. Estos equipos hacen más con mucho menor consumo energético, y eso permite que la batería alargue su autonomía de forma notable. En Microsoft prometen 22 horas de reproducción de vídeo en estos equipos, casi el doble de lo que plantean equipos basados en chips x86 de Intel y AMD.

Pero es que además son potentes. Y esa eficiencia no compromete la potencia de estos equipos, que prometen ser hasta un 58% más potentes que los MacBook Air M3, y previsiblemente comparables a los portátiles más potentes del mercado con los chips más avanzados de Intel o AMD. Habrá que comprobar ese rendimiento y eficiencia en pruebas independientes, pero la promesa de los nuevos Snapdragon X Elite es desde luego enorme.

Y encima, con IA. La última gran pata de esta apuesta es la inteligencia artificial. Los chips ARM de Qualcomm integran potentes NPUs para procesar funciones de IA en local, y aunque aún no tendremos un "ChatGPT local", sí podremos acceder a funciones de IA llamativas como la citada Recall u otras como la traducción de llamadas de vídeo en tiempo real o la IA generativa de CoCreator.

ARM y x86 se repartirán el pastel desde ahora. Este lanzamiento marca un punto de inflexión en el panorama de los PCs y portátiles, y a partir de ahora veremos cómo los equipos basados en chips ARM compiten contra las propuestas basadas en chips x86 de Intel y AMD. Estos últimos van a seguir planteando soluciones fantásticas, sin duda, pero será interesante ver si hay aquí cambio de testigo. Tenemos arquitectura x86 para rato, eso seguro, pero los nuevos chips de Qualcomm plantean un cambio de era en nuestros PCs y portátiles.

En Xataka | Microsoft se prepara para su revolución ARM. Una basada en los SnapDragon X Elite de Qualcomm

Inicio