El coche eléctrico tiene otro problema en España: faltan enchufes ultrarrápidos y los que hay no sirven

El coche eléctrico tiene otro problema en España: faltan enchufes ultrarrápidos y los que hay no sirven
56 comentarios

Con cada nuevo Barómetro de la Electromovilidad publicado por Anfac llegan nuevos y preocupantes datos sobre la situación del coche eléctrico en España. Especialmente si hablamos de la densidad de enchufes en vías públicas y, más concretamente, de aquellos con capacidades para realizar cargas realmente rápidas.

El estudio trimestral que la asociación de fabricantes realiza periódicamente analiza la salud del coche eléctrico en nuestro país desde diferentes ángulos. Juntos crean una clasificación de uno a 100 puntos en el que se estima dónde está cada país en comparación a lo que sería un entorno perfecto.

Y aquí España ha ralentizado su crecimiento en la fotografía general que, además, ya estaba lejos de la media europea. España cuenta, actualmente, con 14,2 puntos y ha crecido en 0,9 puntos respecto al anterior informe. Europa ha crecido de media en 1,1 puntos y ya se sitúa en 29,1 puntos (34,7 puntos si se toma como referencia UE-14). Alemania (45,4 puntos) o Francia (31,9 puntos) ya se encuentran muy lejos y crecen a ritmos muy superiores.

¿Dónde cargo mi coche eléctrico?

Uno de los grandes problemas del coche eléctrico en España es que hay pocos enchufes y, en su inmensa mayoría, son muy lentos. Es un problema al que ya apuntábamos hace unos meses, cuando contamos que España estaba fiando el despegue del coche eléctrico a la compra y el problema era mucho más profundo.

Si hablamos de infraestructura de recarga, España obtiene 5,6 puntos sobre 100 disponibles. La media europea es de 10,8 puntos (15,1 puntos para UE-14), Francia está en 11,5 puntos y Alemania en 18,1 puntos. Una vez más es que el crecimiento de estos países trimestre a trimestre es muy superior al español.

Captura De Pantalla 2022 09 22 A Las 13 26 16
Fuente: ANFAC

Pero, ¿en qué se basan estos datos? En que en España hay 15.772 puntos de recarga para toda España, con un aumento de 1.528 puntos en el último trimestre pero que, sin embargo, son insuficientes para los viajes largos. Estos es porque apenas el 17% de ellos cuentan con potencias superiores a 22 kW. Es decir, ni dos de cada 10 enchufes de nuestro país proporcionan cargas que reduzcan la parada por debajo de las tres horas.

Los datos son aún más pobres cuando nos vamos al tramo superior de potencias. Apenas hay 131 puntos de carga disponibles en toda España con potencias de entre 150 y 250 kW. En Galicia o Aragón sólo hay un punto de carga de este tipo y en Asturias y Castilla y León se quedan en cuatro. Además, en el último trimestre se han ampliado los enchufes disponibles en 95 nuevas tomas, pero la mayoría de ellos se deben a desbloqueos para el uso por parte de cualquier usuario y no a nuevas instalaciones, señalan desde Anfac.

Captura De Pantalla 2022 09 22 A Las 13 29 19

Llama la atención que hay más puntos de carga con potencias superiores a 250 kW, hasta sumar un total de 151 puntos de este tipo. Son lugares donde un coche eléctrico podría realizar una recarga hasta el 80% en apenas 10 o 15 minutos. De ellos, Extremadura apenas cuenta con dos localizaciones, las mismas que Baleares. En Castilla-La Mancha, Asturias o Murcia apenas tienen cuatro puntos de carga de este tipo.

Captura De Pantalla 2022 09 22 A Las 13 30 36

Mucha potencia y poco coche

Estos puntos de carga a 250 kW tienen otro problema añadido: apenas hay coches que aprovechen toda su potencia. Con el tiempo irán llegando a nuestro mercado pero los vehículos que superan esta potencia se pueden contar con los dedos de la mano, por lo que no son capaces de sacar todo el partido a este sistema.

Un Kia EV6, por ejemplo, puede quedarse cerca con potencias de recarga de hasta 240 kW, pero para superar estos límites tendremos que irnos a opciones como el Hyundai Ioniq 5, o el Ioniq 6 que están por llegar. También alcanzan esta potencia el Porsche Taycan, el Audi e-tron GT o el Tesla Model Y.

Otros de los modelos más avanzados del mercado también alcanzan cifras muy altas, pero no serán capaces de sacar provecho a todo lo que puede entregar el punto de carga. Un BMW i7 se quedará justo por debajo de los 200 kW de potencia y un Mercedes EQE sólo alcanza 170 kW. Incluso algunos modelos, como el Tesla Model 3, que pueden alcanzar esta potencia tampoco garantizan que se carguen más rápido en enchufes de 250 kW que a 200 kW.

Sin salir de Tesla, un Model S es capaz de cargar a 200 kW y un Model X a 225 kW, por lo que también se quedan muy cerca de sacar todo el partido disponible de estos enchufes. En resumen, la instalación de estos puntos y su crecimiento siempre es una buena noticia, pues irán llegando modelos que puedan sacar todo el provecho pero, de momento, ni son suficientes ni podemos utilizarlos a su máxima potencia.

Temas
Inicio