BYD hace una demostración de fuerza con un SUV de 1.200 CV que navega: es un primer aviso

BYD empieza a dar sus primeros pasos en el mercado del hiperlujo, adelantando tecnologías que podríamos llegar a ver en el futuro. 

BYD
17 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Por muchos adelantos que se hubieran hecho, el Yangwang U8 sigue dejando con la boca abierta. ¿El qué? Sí, el Yangwang U8, un enorme SUV que es, en realidad, la puerta de entrada de BYD al mercado del hiperlujo. Se lanzará en China pero deja entrever la fuerza del fabricante chino en todos y cada uno de los segmentos.

El Yangwang U8. El primer SUV de hiperlujo de BYD es un enorme híbrido enchufable, de 5,319 metros de largo y 2,050 metros de ancho con 1.200 CV de potencia que alcanza los 100 km/h desde parado en 3,6 segundos y que, en definitiva, es uno de los coches más salvajes que hemos visto (y probablemente veremos) en 2023.

Por dentro, las pantallas tienen un tamaño acorde al del resto del vehículo. Conductor y acompañante disfrutan de pantallas individuales de 23,6 pulgadas cada una. La pantalla táctil central es curva, de 12,3 pulgadas y tecnología OLED. El cerebro es un procesador con una capacidad de cálculo de hasta 508 TOPS firmado por NVIDIA.

Muy chino. La estética del Yangwang U8 grita que estamos ante un coche chino. La enorme figura, sus fuerzas robustas, la simulación de un perlado en la zona delantera... todo encaja a la perfección con la idea de lo que debe ser un coche chino de hiperlujo.

Pero, además, nos ha dejado imágenes sorprendentes. Cada una de sus ruedas cuenta con motor propio que les permiten un control individualizado del par entregado a cada una de las mismas y la dirección en la que giran. ¿Para qué? Para tener una mejor respuesta en carretera, mayor tracción, mejor comportamiento offroad... hacer el moonwalk en su presentación o navegar a 3 km/h. Sí, has leído bien, el Yangwang U8 es capaz de flotar durante media hora y navegar a una velocidad máxima de 3 km/h.

La marca. Yangwang será la marca que BYD utilizará para sus vehículos de lujo. El U8 es un coche que, de momento, sólo llegará a China y que tendrá versión completamente eléctrica pero desde la marca no confirman que podamos verlo en Europa.

El enorme SUV ha vuelto a escena con la presentación oficial de BYD pero a principios de año ya se mostró junto al YangWang U9, un impresionante superdeportivo de 1.300 CV que refuerza la apuesta competitiva del fabricante chino en un mercado en el que todavía está dando los primeros pasos.

BYD

El salto a Europa. Hay quien ha querido ver en este SUV todo una declaración de intenciones al mercado europeo de hiperlujo. Lo cierto es que parece complicado que los fabricantes chinos entren en el juego de rivalizar con firmas alemanas e inglesas, de larguísima tradición en nuestro continente.

El verdadero nicho de mercado y oportunidad de los fabricantes chinos en Europa lo encuentran en los vehículos superventas. Por las propias normas de seguridad de la Unión Europea, están obligados a lanzar automóviles al mercado que cumplan con unos requisitos técnicos muy altos, lo que facilita derribar los prejuicios ante coches llegados de China.

Además, la falta de vehículos eléctricos económicos ha hecho que automóviles como el MG4 Electric estén vendiéndose a muy buen ritmo en Europa. Si atendemos a la comparativa autonomía/precio, muy pocos pueden hacerle la competencia a Europa y, desde luego, en ese mercado los chinos ofrecen vehículos con mayor carga tecnológica que los europeos a un precio inferior.

BYD

Las particularidades del mercado. No es, por tanto, por este tipo de coches por los que Europa está planteándose imponer aranceles a los vehículos eléctricos chinos. Tampoco es la firma de lujo de BYD algo que teman desde Francia, donde se han puesto manos a la obra para vetar las ayudas a los coches eléctricos chinos.

Cuanto más caro es un coche, más se tiene que asemejar a los gustos locales de los clientes. Volkswagen buscando ingenieros chinos para acercarse al público del país es un buen ejemplo de ello, ya que necesita cubrir unas necesidades locales muy específicas para quien busca vehículos de ticket medio más alto que su competencia.

Pero, además, en el mercado del lujo esto es más acusado. En Europa triunfan los vehículos alemanes, la mayoría con formas más suaves y señoriales. En Oriente Medio, el cliente parece estar dividido entre los SUV de lujo y los superdeportivos más radicales. En China, triunfan los vehículos de mayor tamaño, ya sean berlinas o SUV. De hecho, muchas marcas vendían vehículos con carrocerías más largas específicamente para este mercado.

Pero sin perderlos de vista. Entendido que el mercado del hiperlujo es el más difícil para atacar por parte de china (prejuicios y buen hacer de los fabricantes europeos mediante), tampoco hay que menospreciar los alardes tecnológicos que han ido mostrando.

Las capacidades mecánicas, sus enormes y potentes baterías y las demostraciones de ser capaces de producir automóviles que pueden desenvolverse en ríos de más de un metro de profundidad o un control de la carrocería que les permite circular sobre tres ruedas son sólo algunos ejemplos de lo que puede llegar en los próximos años a vehículos de ticket mucho más comedido.

En Xataka | "Europa ha tenido mucho tiempo los ojos cerrados": BYD aterriza en España con tres coches eléctricos espectaculares

Fotos | BYD

Inicio