Compartir
Publicidad
LG V30S +, análisis: bienvenidos a la era de la actualización del flagship a mitad de año
Móviles

LG V30S +, análisis: bienvenidos a la era de la actualización del flagship a mitad de año

Publicidad
Publicidad

LG decidó este año iniciar una tendencia que quizás veamos más a menudo de lo que pensamos: actualizar a mitad de recorrido un teléfono franquicia con mejoras que no merecen un salto de numeración y que solo aplican al interior. Apenas unos meses después de poner en los escaparates el LG V30, está previsto que llegue al mercado el LG V30S, modelo con mejoras internas que hemos puesto a prueba en nuestro análisis en Xataka.

LG V30S+: sin cambiar lo que funciona

En el pasado MWC 2018, en vez del lógico LG G7 que hubiera seguido la rutina de lanzamientos del flagship de los coreanos, asistimos a la mejora del LG V30, terminal de la serie V y que como vimos en nuestro análisis, superaba a la serie G en todo. El movimiento, pese a los rumores, fue toda una sorpresa en tanto que a priori parece suponer el fin de la doble saga de franquicias de LG en un año, a falta de que se confirme o no la llegada del LG G7 en verano.

Entre tanto, el LG V30S hace plena justicia a su nombre. El terminal lleva al diseño e interior del mejor LG del año dos modificaciones menores. La de hardware aplica a la cantidad de RAM y memoria interna (ahora 6 GB y modelo de entrada de 128 GB de memoria interna) mientras que la de sofware se centra en lo que está de moda: AI. Toca comprobar qué tal le ha sentado y si, algo a traspiés, esta idea de no sacar en el gran escenario de la telefonía móvil un terminal completamente nuevo le puede funcionar a LG.

LG V30 diseño sobre mesa

LG V30S+: ficha técnica

Con el mismo diseño base del LG V30 que tanto nos gustó, el LG V30S aprieta las tuercas a sus rivales mejorando en prácticamente los dos aspectos de su interior que podían: la memoria interna y la memoria RAM.

El LG V30S mantiene el diseño del año pasado pero ahora viene con 6 GB de RAM y hasta 256 GB de memoria interna

A nivel de hardware puro sorprende que el LG V30S no cambie de procesador. Mantiene el Snapdragon 835, al que le otorga algo más empuje con la subida de la cantidad de memoria RAM hasta los 6 GB. Recordemos que la memoria RAM del LG V30 del año pasado se queda en 4 GB. Otro paso adelante muy destacado lo podemos comprobar en la memoria interna, que ahora puede ser de 128 GB en el LG V30S y hasta 256 GB en la versión hipervitaminada y que han llamado LG V30S+, la cual es la que hemos probado en Xataka. En los dos casos podemos todavía tener más espacio de almacenamiento con ayuda de tarjetas microSD de 2 TB.

LG V30S, características técnicas
Dimensiones físicas 151,7 x 75,4 x 7,3 mm (158 gramos)
Acabado y resistencia Cuerpo de metal con trasera de cristal / Resistencia al polvo y agua IP68
Pantalla 6 pulgadas 18:9 QuadHD+ OLED FullVision
Resolución QHD+ 2880x1440 (538 ppp)
Procesador+GPU Qualcomm Snapdragon 835 (4x2,4 GHz) + Adreno 530
RAM 6 GB
Memoria 128 GB (microSD hasta 2 TB) // 256 GB (modelo Plus)
Versión software Android 8.0
Conectividad BT 4.2, NFC, USB-C 2.0 (Lg afirma que es compatible con 3.1, pero que depende de diversos factores el que funcione como tal)
Cámaras Cámara trasera normal de 16 MP (f1.6) con estabilización óptica. Cámara trasera gran angular de 13 MP (f1.9) y 120º. Cámara frontal de 5 MP (f2.2)
Batería 3300 mAh con carga rápida Quick Charge 3.0
Audio Hi-Fi Quad-DAC de 32 bits
Precio Por confirmar

En lo demás, el LG V30S no cambia nada. Seguimos contando con una pantalla OLED de 6 pulgadas, con formato 18:9, HDR10 y resolución de 2880 x 1440 píxeles (538ppp), en un cuerpo muy ligero para su tamaño (158 gramos) y de los menos alargados (151 mm). Contamos también con resistencia IP68, DAC de 32 bits para un sonido mejorado, y reconocimiento de huellas, voz y rostro.

La batería, de 3300 mAh, tiene carga rápida Qualcomm 3.0 y la versión de Android con la que llega al mercado es Android 8.0 con la capa de LG sobre ella.

Rendimiento de la nueva configuración del LG V30S

Como os hemos comentado, sorprende del LG V30S que no adopte el procesador que toda la gama alta premium de Android que no tiene sus propios chips está previsto que estrene este año: el Snapdragon 845. Si desde LG tenían en mente actualizar con más potencia y para poner al día su franquicia, era la oportunidad.

Ya os adelanto que la subida de RAM apenas se puede apreciar a nivel de consumidor, pero me hubiera gustado conocer de qué hubiera sido capaz con el 845 y dónde habría quedado en la comparativa de potencia bruta. No contar con el 845 podría suponer un menosprecio a su valor real.

Con máxima igualdad en la gama alta en tantos apartados, dejar pasar la oportunidad de ponerle el nuevo Snapdragon además de más RAM y memoria interna puede ser un error

La realidad es que que, con lo que nos ofrece el LG V30S, y según nuestra experiencia reciente con el LG V30, la diferencia de rendimiento en el día a día apenas se puede apreciar. Habría que comprobar si las mejoras llegadas de lado del software, cuando lo hagan al LG V30 sin finalmente ocurre, pueden afectar al rendimiento del modelo del año pasado.

También pensamos que a largo plazo, especialmente este mismo año, ese extra de 2 GB de RAM le permitirá mantener en el pulso con otros gama alta, pero ahora mismo la experiencia es fluida al máximo y sin tirones, problemas o necesidad de más potencia en ningún apartado. Veamos estas conclusiones de rendimiento con datos y gráficas.

Respecto al propio LG V30, el nuevo modelo, gracias a esa memoria RAM y la llegada de Android 8.0, le supera en puntuación en todos los test. Pero las diferencias son pequeñas. Es respecto a otros modelos, especialmente con el Galaxy S9+ que ya incluye el nuevo procesador de Qualcomm, cuando esa no renovación del chip se nota. En todos los test menos en el PCmark Work 2.0.

Android 8.0 al rescate

La novedad directa en términos de software de este LG V30S queda del lado de la versión de Android y la personalización de LG. El LG V30S llega al mercado con Android 8.0, no podía ser de otra forma. Nuestra experiencia con él ha sido plenamente satisfactoria, y las dudas sobre la optimización de la capa que teníamos en el LG V30, las cuales asociábamos del lado de LG, han quedado solventadas en este nuevo modelo. Ahora no tenemos dudas de que la fluidez es la que debería ser, es decir, absoluta.

Esa mejor optimización también la apreciamos en la autonomía. Las cifras no son para festejar, y estamos por encima del día de uso con solvencia pero sin alardes. Estos días hemos solido llevar con un 25-30% al final de la jornada, y por fin hemos podido superar las 4,5 horas de uso de pantalla. En cuanto a la carga, sigue siendo bastante rápida: en solo 30 minutos alcanzamos el 50% y para la carga completa medimos 93 minutos.

Capturas

En el apartado de software tiene especial relevancia Google Assistant. Aquí la novedad está del lado de LG y su AI es la construcción de algunas búsquedas que por ejemplo permiten que cuando queremos usar la cámara secundaria, no solo la abra sino que inicie la cuenta atrás y nos haga la foto. Funciona tal y como promete LG. El reconocimiento de voz es muy bueno incluso susurrando al terminal si no hay ruido ambiente excesivo, es capaz de corregir palabras erróneas analizando el contexto final de la frase, pero no hay mucho avance en poder indicarle cualquier cosa y que no acabe con una búsqueda en Google de una palabra clave.

Pese a la AI, el momento del asistente por voz práctico queda lejos, aunque en el caso de este LG V30S, tiene mucho foco colocado en el control domótico de elementos de una casa conectada y donde los dispositivos de LG bajo la denominación ThinQ a priori se integrarán mejor para ese esperado control integral y útil por voz.

Diseño, sonido y pantalla: de lo mejor del mercado

En el resto de apartados, el LG V30S es idéntico al V30, el cual tenemos muy reciente y fresco en nuestra cabeza. Sus puntos fuertes son los mismos, destacando especialmente en el diseño. Aquí** LG está seguramente al máximo nivel del año** más allá de que guste más o menos (en diseño hay buena parte de apreciación personal). En acabado, gusto en la elección de colores/tonos (este LG V30S estrena dos) y especialmente en dimensiones como altura, peso o grosor. Es toda una delicia sostenerlo en las manos.

Los otros dos pilares del LG V30, pantalla y sonido, también repiten idéntico rendimiento. Con el formato de moda 18:9, el panel AMOLED del LG V30S está entre los mejores del mercado. Eso significa muy buena visibilidad en exteriores (aunque sigue siendo mejorable en nivel de brillo total), contraste asombroso pero bien controlado (incluyendo varios modos y personalización), y una pérdida de fidelidad que, aunque presente, no es alarmante salvo en los extremos, situación que no es la habitual al disfrutar de un terminal. La diagonal de 6 pulgadas se disfruta muchísimo sin que penalice ni anchura ni mucho menos altura. Estamos ante una referencia en aprovechamiento de las dimensiones, lo que lógicamente llega el sensor de huellas a la parte trasera pero de forma muy bien resuelta.

LG V30 pantalla

En cuando al sonido, ninguna sorpresa. Los amantes del buen audio, como comprobamos en nuestra comparativa, tienen en este LG V30S una referencia que es la mejor del mercado en la actualidad.

Lo que de verdad aporta la AI en el LG V30S

Analizado ya cómo afecta al día a día y en números las pequeñas modificaciones hardware de este terminal, así como los puntos fuertes que mantiene del LG V30, pasamos a mirar con lupa el toque de la AI que, por otro lado, debería llegar al LG V30 e incluso el LG G6 en algún momento de este año.

Aunque la voz tiene protagonismo en el LG V30S, es realmente la cámara la que se lleva lo más relevante a nivel de novedades. Empezamos por los tres nuevos modos de uso que tenemos cuando activamos la cámara del LG V30S.

Modo Bright On

De las aportaciones que la AI podía incorporar a la cámara del LG V30S, el modo Bright On es el más relevante. Al menos en teoría, pues en escenas nocturnas es donde el LG V30 quedaba algo más atrás que sus rivales de la gama alta, básicamente por ser capaz de captar menos luz.

El modo Bright On podemos activarlo a demanda, pero solo podemos aplicarlo cuando el sistema crea que tiene sentido

Este modo promete precisamente solucionar eso: más captura de luz es escenas donde el sistema detecte que podría mejorar el resultado final. El modo de hacerlo tiene que ver con la agrupación virtual de píxeles para hacer esos fotoreceptores más grandes y con mayor capacidad de recoger luz, lo que lleva aparejado un descenso del número efectivo que forman parte de la imagen y por ello la resolución se reduce en hasta tres cuartos (pasa de 16 a solo 4 MP)

Hay que hacer notar el matiz de que es el sistema el que decide cuándo tiene sentido que este modo actúe. Nosotros nos limitamos a activarlo o no (solo funciona con la cámara que no es gran angular y el modo de vídeo a 1080p a 30 fps) pero luego es la AI la que, si cree que la escena lo merece, nos da la opción de usarlo o no.

Escena sin bright On

El comportamiento de la AI con Bright On nos ha sorprendido en tanto que no siempre que tengamos una escena nocturna el sistema nos lo propondrá. Lógico si tenemos en cuenta que para eso está la AI. En escenarios generales con farolas que iluminan suficiente, como el que vemos arriba, el LG V30S no nos dio la opción de mejorarlo.

Es también importante dejar claro que el modo Bright On, incluso activado por nosotros y aceptado por la cámara como recomendable, no se aplica de manera automática. El sistema nos aconseja usarlo pero somos nosotros los que, con un botón virtual en la pantalla de disparo, podemos activarlo o no.

Modo Bright On Activo Imagen sin modo Bright On (izquierda) // Imagen con modo Bright On (derecha)

Las diferencias entre escenas con modo Bright On activado o no apenas se pueden apreciar. Depende de cada situación pero la imagen con Bright On efectivamente captura más luz, aunque a estas alturas casi diría que, por la pérdida de resolución que lleva aparejada (en máxima resolución bajamos de 4656x3492 píxeles a 2328x1744 píxeles), podemos jugar con controles manuales para obtener esa información extra (pero muy reducida) que ganamos en las zonas más oscuras con el modo Bright On.

Modo Bright On Detalle Recorte Recorte al 100% de la misma zona en las dos imágenes (la pequeña es la que corresponde a la imagen con Bright On funcionando)

Modo AI Cam

Aquí estamos hablando de una serie de modos predefinidos asociados a escenas u objetos que el sistema AI (del lado del machine learning) del LG V30S se encarga de reconocer por sí mismo cuando apuntamos a la escena con este modo de cámara activado. No se trata en realidad de un modo más sino que hay un acceso directo en todo momento en la interfaz principal de la cámara , el cual, una vez activado, se mantiene aunque salgamos de la aplicación de cámara, por lo que hay que revisar siempre si lo queremos o no usar si vamos con prisas y la anterior vez lo dejamos activado.

AI Cam es una especie de selector automático del modo predefinido más adecuado para la escena de la que queremos hacer una foto

El sistema AI Cam, una vez activado, se encarga de ir reconociendo elementos y situaciones que podemos ver como nube de palabras sobrevolando la imagen en tiempo real. En general suele acertar con esas palabras clave, salvo que lo retes con una imagen compleja de muchos elementos donde ni el propio usuario sabría qué modo elegir.

Screenshot 2018 03 22 05 43 31

Una vez reconocida la escena, el terminal vibra para indicarnos que ha habido un "match". En nuestros test con esta funcionalidad, si AI Cam va a ser capaz de determinar la escena ante la que estamos, lo suele hacer en cuestión de un par de segundos. Si tarda más, lo que suele ocurrir es que no podrá dar con ese modo más adecuado, y así nos podemos pasar muchos segundos. Mi recomendación es que cuando lo uses, esperes un par de segundos, nunca más de 5, y si no hay resultado, dejes de lado esta ayuda de cámara para el LG V30S porque la escena no está en la base de datos del sistema.

Si la AI Cam acierta, el símbolo asociado al modo predefinido que el sistema le ha otorgado a la escena aparece fijo y pulsándolo podremos comprobar en tiempo real cómo afecta a la imagen los diferentes filtros de ese modo predefinido además de las mejoras que hace por defecto a la foto, que sin filtros no son apenas apreciables y que suelen ser reforzar saturación de colores y contraste. Los modos disponibles son los habituales: rostro, edificios, flores, comida, naturaleza o puestas de sol.

Los resultados con este modo son en general correctos, y suelen tender a remarcar y a veces exagerar lo más poderoso de una escena, como el contraste cuando hay mucho detalle para mostrar o algo de desenfoque de fondo en cara o primeros planos por ejemplo de comida.

AI Cam A la izquierda la imagen resultante al aplicar uno de los filtros que propone el modo AI Cam para mejorar la imagen

Al contrario que el modo Bright On, el AI Cam sí que se mantiene funcionando cuando cambiamos de cámara principal y ponemos la de gran angular.

Este modo, al que nos hemos acabado acostumbrado, nos parece útil en la pantalla principal. No ocurre lo mismo con el Qlens, al que queríamos poder quitar protagonismo principal en esa pantalla e interfaz de la cámara.

QLens

El tercer añadido de LG para la cámara de su V30S nos parece la más floja y prescindible, uno de esos trucos que uno deja de usar a los pocos minutos de explorarlo. QLens se parte en tres elementos: lector de códigos QR, búsqueda visual (en Pinterest) y búsqueda de compras (con Amazon). El servicio asociado a Pinterest, tomada una imagen con la cámara y esa función activada, nos recopila imágenes relacionadas. Con ropa funciona, es curioso por ejemplo para combinar prendas, pero no es un elemento que ni de lejos venda teléfonos.

Ejemplo Pinteres Qlens

En cuanto a la búsqueda para compras, la idea no es nueva: disparar a un objeto que queremos comprar en Amazon y que el teléfono se encargue de buscarlo. En nuestras pruebas, la función de Qlens con Amazon solo ha funcionado con productos con marca y no en todos los casos. Con productos en su caja o claramente diferenciados, la búsqueda en Amazon funciona muy bien, y nos da enlace para comprar directamente.

Busqueda Amaozn Proceso Tomamos la foto, Amazon se pone a buscar y a continuación el enlace de compra

Si probamos por ejemplo con un ratón marca Logitech, el sistema nos detectaba la marca, nos proponía búsqueda posterior por marca, pero no era capaz de reconocer que era un ratón. Cierto es que se trataba de un modelo sin botones ni rueda que puede resultar algo complicado.

Ejemplos Visual Search

En el caso de otro tipo de productos, los resultados han sido bastante pobres, y solo en algunos casos muy concretos (libros, elementos de cocina muy claros ...) acierta. En global no es algo que aporte mucho más que realizar una búsqueda en la propia aplicación de Amazon.

La(s) cámara(s) del LG V30S

En términos generales y con nuestra segunda batería de pruebas (la primera la realizamos en el análisis a fondo del LG V30), seguimos viendo a la cámara del LG V30S como una cámara solvente en muchas situaciones, muy generosa en el modo vídeo, y de nuevo, la más creativa y de posibilidades por su gran angular.

Modo Panoramico

También es cierto que echamos de menos un modo retrato como tal (algo compensado con un muy buen efecto bokeh en primeros planos por el f1.7 de la cámara) y que el rango dinámico no sufra tanto. Aquí hay soluciones muy factibles como tirar de su completísimo modo manual para conseguir una mejor imagen, pero no es algo en lo que todo usuario quiera aventurarse. Pero lo cierto es que, en ese modo manual, con muy poco podemos mejorar imágenes tanto con mucha luz como con poca.

Escena gasolinera Si en escenas nocturnas completas recurrimos al modo manual, con muy poco podemos conseguir controlar la situación de forma muy correcta

En resumen, LG ha mejorado su cámara dotándola no de más calidad a simple vista, sino de más posibilidades y ayudas que complementan a unos argumentos bastante sólidos centrados en la experiencia, la creatividad y el vídeo.

LG V30S, la opinión y nota de Xataka

El LG V30 fue el gama alta que más tardó en llegar el año pasado y sin embargo aquí estamos ante una renovación que podría despistar a los usuarios. Quizás por ello, y también por ser una actualización muy pequeña a nivel de hardware, LG ha mantenido prácticamente la denominación en este LG V30S.

De las mejoras que hemos podido probar (y comparar), se agradece el aumento de memoria interna y la RAM, pero pensando más en dotarlo de argumentos en cifras frente a las renovaciones de la gama alta que llegan estos meses. Ahí no contar con el último Snapdragon lo vemos como un punto negro para quienes son mucho de comparar cifras brutas. Al final, en la experiencia, nada que enviar seguramente a lo más potente que veamos este año y que va a tener muy difícil competir en los dos grandes logros del LG V30S: el diseño, para mi el mejor en la actualidad, y la calidad de sonido, que como comprobamos, también lo deja en el primer lugar del mercado.

Cámara LG V30S

De las mejoras asociadas al software, nada realmente que marque diferencias. Pese al intento de subir su nivel en escenas con poca luz, donde efectivamente la AI funciona, en el global, no mejora los argumentos ya sólidos que encontrábamos a la cámara del LG V30S, que tienen que ver con la doble cámara única en el mercado, un control manual que nos permite sacar lo mejor del sensor y por supuesto, lo que ya vimos en el LG V30: un modo de vídeo potente y creativo.

9,1

Diseño9,75
Pantalla 8,75
Rendimiento9,5
Cámara9,25
Software8,75
Autonomía8,5

A favor

  • Por acabado, detalles y dimensiones, el mejor en diseño
  • Creatividad que podemos conseguir con la cámara tanto en foto como en vídeo
  • El mejor sonido en un teléfono móvil

En contra

  • Batería justa para un phablet
  • Cámara todavía mejorable con poca luz y en rango dinámico
  • La AI por ahora no marca diferencias

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos