Publicidad

La guerra de las cámaras se desvía a la guerra de las pantallas: comparamos los paneles de los mejores smartphones del momento
Móviles

La guerra de las cámaras se desvía a la guerra de las pantallas: comparamos los paneles de los mejores smartphones del momento

Las cámaras de los smartphones parecen estar perdiendo protagonismo. Durante los últimos años los usuarios hemos presenciado como la mayor parte de las marcas que compiten en la gama alta ha apostado por incorporar en sus móviles cada vez más cámaras. Y más sofisticadas. Pero esta estrategia podría estar llegando a su techo, entre otras razones, debido a que el margen de mejora que tienen las cámaras de los teléfonos móviles más avanzados comienza a dar síntomas de agotamiento.

Aun así, las capacidades fotográficas de los smartphones siguen siendo muy importantes. La mayor parte de las marcas les sigue dedicando mucha atención durante sus presentaciones, pero algo está cambiando. Y es que algunos de esos mismos fabricantes están dedicando el mismo tiempo en sus conferencias, o incluso más, a la pantalla que a las cámaras. Como veremos en este artículo, parece razonable aceptar que las pantallas aún no han alcanzado la madurez a la que parecen estar aproximándose las cámaras, por lo que los smartphones todavía tienen un margen de mejora importante si nos ceñimos a este componente. De lo que no cabe duda es que cada vez más marcas apuestan por diferenciarse gracias a atributos de la pantalla de sus móviles que hasta hace poco no formaban parte de la discusión. Y esto no ha hecho más que empezar.

Especificaciones técnicas de las pantallas de los últimos smartphones de gama alta

La pantalla de los teléfonos móviles ha sido un elemento con capacidad de atracción desde que llegaron a las tiendas los primeros smartphones, pero actualmente están adquiriendo un protagonismo que hasta ahora no parecía estar a su alcance. Muchos de los terminales insignia que las marcas han presentado durante los últimos meses apuestan no solo por paneles con mayores diagonales y más resolución; también se desmarcan por su capacidad máxima de entrega de brillo, su relación de contraste típica, y, sobre todo, por su frecuencia de refresco. Y es que algunas marcas se están esforzando para hacernos notar el impacto positivo que un mayor refresco tiene en nuestra experiencia. Y no solo cuando jugamos.

Muchos de los últimos terminales insignia apuestan no solo por paneles con mayores diagonales y más resolución; también se desmarcan por su capacidad máxima de entrega de brillo, su relación de contraste típica, y, sobre todo, por su frecuencia de refresco

Aunque, como veremos a lo largo de este artículo, esta tendencia es muy evidente, no todas las marcas apuestan con la misma contundencia por desmarcarse utilizando como estrategia las características de la pantalla de su móvil insignia. Hay fabricantes, aunque pocos, que han adoptado una postura más conservadora y siguen montando paneles con resolución Full HD+, o con una definición ligeramente superior a esta pero inferior a QHD+, y una frecuencia de refresco nativa de 60 Hz. En esta liga se debaten actualmente Apple y LG.

Pixel4xl

Buena parte de las marcas está apostando por la resolución QHD+ y un refresco de 90 o 120 Hz. En esta «división» se debaten Google, OnePlus, OPPO y Samsung. Y un paso más allá si nos ceñimos a la resolución, aunque no al refresco, está Sony, que ha integrado en su Xperia 1 II un panel OLED 4K. La frecuencia de refresco nativa de esta pantalla es 60 Hz, pero este terminal recurre a un algoritmo diseñado para reducir el desenfoque de movimiento introduciendo fotogramas adicionales generados mediante inteligencia artificial. De esta forma, según Sony, nos ofrece la sensación de estar delante de una pantalla con un refresco de 90 Hz.

Los smartphones de los que vamos a hablar en este artículo son los siguientes: Google Pixel 4 XL, Huawei P40 Pro+, iPhone 11 Pro Max, LG V60 ThinQ 5G, OnePlus 8 Pro, OPPO Find X2 Pro, Realme X50 Pro 5G, Samsung Galaxy S20 Ultra, Sony Xperia 1 II y Xiaomi Mi 10 Pro. Esta tabla detalla las especificaciones de sus pantallas:

Google Pixel 4 XL Huawei P40 Pro+ iPhone 11 Pro Max LG V60 ThinQ 5G OnePlus 8 Pro OPPO Find X2 Pro Realme X50 Pro 5G Samsung Galaxy S20 Ultra Sony Xperia 1 II Xiaomi Mi 10 Pro
PANEL OLED QHD+ de 6,3 pulgadas OLED de 6,58 pulgadas OLED de 6,5 pulgadas Doble pantalla (opcional) OLED Full HD+ de 6,8 pulgadas AMOLED QHD+ de 6,55 pulgadas AMOLED QHD+ de 6,55 pulgadas AMOLED Full HD+ de 6,44 pulgadas AMOLED QHD+ de 6,9 pulgadas OLED 4K de 6,5 pulgadas AMOLED Full HD+ de 6,67 pulgadas
RESOLUCIÓN 3.040 x 1.440 píxeles 2.640 x 1.200 píxeles 2.688 x 1.242 píxeles 2.460 x 1.080 píxeles 3.168 x 1.440 píxeles 3.168 x 1.440 píxeles 2.400 x 1.080 píxeles 3.200 x 1.440 píxeles 3.840 x 1.644 píxeles 2.340 x 1.080 puntos
DENSIDAD 537 ppp 441 ppp 458 ppp 395 ppp 513 ppp 513 ppp 409 ppp 511 ppp 643 ppp 386 ppp
RELACIÓN DE ASPECTO 19:9 19,8:9 19,5:9 19,5:9 19,8:9 19,8:9 20:9 20:9 21:9 19,5:9
REFRESCO 90 Hz 90 Hz 60 Hz 60 Hz 120 Hz 120 Hz 90 Hz 120 Hz 60 Hz (90 Hz equiv.) 90 Hz
BRILLO MÁXIMO No disp. No disp. 1.200 nits No disp. 1.300 nits 1.200 nits 1.000 nits No disp. No disp. 1.200 nits
CONTRASTE TÍPICO 100.000 a 1 No disp. 2.000.000 a 1 No disp. No disp. 5.000.000 a 1 No disp. No disp. 1.000.000 a 1 5.000.000 a 1
HDR HDR10+ HDR10+ HDR10+ HDR10+ HDR10+ HDR10+

Refresco: más es mejor, pero a veces en detrimento de la resolución

Pasar de la tasa de refresco nativa de 60 Hz a la que la mayor parte de nosotros estamos acostumbrados a 90 Hz, o, mejor aún, a 120 Hz, se nota. Cualquier operación que llevemos a cabo con el móvil que implique un desplazamiento muy rápido de las imágenes, como, por ejemplo, el desplazamiento vertical a lo largo de un documento de texto con una longitud importante, nos devuelve unas imágenes más nítidas y un scroll más suave si el refresco es más alto. Como podéis ver en la tabla que tenéis encima de estas líneas, el Pixel 4 XL de Google, el P40 Pro+ de Huawei, el X50 Pro 5G de Realme y el Mi 10 Pro de Xiaomi incorporan paneles con un refresco nativo de 90 Hz. Como hemos visto el Xperia 1 II de Sony emula este rendimiento utilizando un algoritmo de reducción del desenfoque de movimiento, pero su panel es de 60 Hz.

Un peldaño más arriba en ambición, si nos ceñimos estrictamente al refresco, están el OnePlus 8 Pro, el Find X2 Pro de OPPO y el Galaxy S20 Ultra de Samsung. Estos tres móviles recurren a un panel con un refresco de 120 Hz que, en la práctica, nos ofrece una suavidad aún mayor que la de los terminales con un refresco de 90 Hz. Sin embargo, esta mejora a priori tan atractiva tiene en algunos terminales un precio que a los usuarios nos interesa conocer: habilitar el refresco máximo puede acarrear un descenso de la resolución. Esto no sucede en el OnePlus 8 Pro ni en el Find X2 Pro de OPPO, pero sí sucede en el Galaxy S20 Ultra de Samsung. Este último móvil nos obliga a abandonar la resolución QHD+ si queremos habilitar el refresco de 120 Hz.

Oppox2

Un último apunte importante: una mayor frecuencia de refresco siempre conlleva un mayor consumo de energía, por lo que la autonomía de los smartphones con refrescos más altos suele resentirse. La mayor parte de las marcas permiten que el usuario decida si quiere habilitar o no el refresco más alto con el propósito de que tengamos una mayor capacidad de control sobre el consumo. Algunas incluso han implementado un modo de ajuste dinámico de la tasa de refresco, de manera que un algoritmo se encarga de decidir si merece la pena o no activar el refresco más alto dependiendo de la tarea que estemos llevando a cabo en un instante determinado. El Find X2 Pro de OPPO apuesta por esta estrategia.

Todos apuestan por el HDR, pero no todos tienen certificación HDR10+

La capacidad máxima de entrega de brillo de la pantalla de un smartphone importa. Sobre todo si te gusta la fotografía y sueles ver tus instantáneas en la pantalla de tu móvil. También puede mejorar nuestra experiencia con algunos contenidos cinematográficos, y, sin duda, puede marcar la diferencia cuando utilizamos nuestro terminal en espacios muy iluminados en los que es necesario que la pantalla sea capaz de entregarnos mucha luz para que consiga imponerse a la luminosidad ambiental.

El OnePlus 8 Pro es capaz de entregar un brillo máximo de 1.300 nits. Pisándole los talones, y con 1.200 nits, están los smartphones insignia de Apple, OPPO y Xiaomi. Eso sí, no está claro que todas las marcas midan el brillo máximo de la misma forma

Que las marcas se estén esforzando para incrementar la capacidad de entrega de brillo de las pantallas de sus móviles es una buena noticia. En la tabla que tenéis un poco más arriba podéis ver que todos los smartphones que hemos seleccionado para preparar este artículo son compatibles con la tecnología HDR, pero solo algunos satisfacen la certificación HDR10+, que conlleva la capacidad de interpretar correctamente los metadatos dinámicos integrados en algunos contenidos. A este grupo pertenecen los terminales de LG, OnePlus, OPPO, Realme, Samsung y Xiaomi.

Xiaomi

Lo interesante es que la presencia de la certificación HDR10+ no siempre va de la mano de la mayor capacidad de entrega de brillo. Si nos ceñimos a esta característica en particular destaca especialmente el OnePlus 8 Pro, que, según esta marca, alcanza los 1.300 nits. Pisándole los talones, y con 1.200 nits, están los móviles de Apple, OPPO y Xiaomi. Y con unos muy respetables 1.000 nits máximos se defiende el X50 Pro 5G de Realme. Eso sí, no está claro que todas las marcas utilicen la misma metodología a la hora de evaluar la capacidad máxima de entrega de brillo de las pantallas de sus móviles, por lo que lo más razonable es que los usuarios aceptemos estos números con cautela.

Colorimetría: los móviles ya siguen la estela de los televisores más ambiciosos

Muchos de los fabricantes que han dado a conocer durante los últimos meses sus nuevos smartphones de gama alta se han esforzado para hablarnos de la fidelidad con que sus móviles reproducen el color. En este nutrido grupo residen Apple, OnePlus, OPPO, Realme, Sony y Xiaomi. Estas marcas han revelado que sus móviles son capaces de cubrir el espacio de color DCI-P3, aunque solo algunas de ellas han hecho hincapié expresamente en que esta cobertura es del 100%, como OPPO, Sony y Xiaomi. No obstante, esto no significa que las otras no nos ofrezcan también una cobertura total de este espacio de color en sus terminales. Es probable que, sencillamente, hayan expresado esta característica de una forma menos precisa.

Que buena parte de los teléfonos móviles de gama alta que podemos encontrar actualmente en las tiendas reproduzca el color con más precisión es una buena noticia, sobre todo, para los entusiastas de la fotografía que suelen disfrutar sus instantáneas en la pantalla de su terminal. Los colores de nuestras fotos son más fidedignos, y, además, los degradados suelen ser más uniformes. Esta mejora suele apreciarse con bastante claridad si nos fijamos en el tono que tiene la piel de las personas que aparecen en nuestras fotografías debido a que es una de las texturas más difíciles de reproducir siempre que, eso sí, la cámara que ha hecho la captura también le haga justicia.

Huawei

Para conseguir que la última hornada de teléfonos móviles reproduzca el color con la máxima precisión posible la mayor parte de las marcas se está decantando por utilizar paneles de 8 bits con suavizado de 2 bits. Esta técnica suele dar buenos resultados, y está inspirada en la tecnología FRC (Frame Rate Control) que utilizan algunos televisores debido a que, grosso modo, lo que hace es generar un espacio de color más amplio utilizando píxeles adyacentes de colores diferentes que nos brindan la sensación de que estamos contemplando un tercer color que, en realidad, no forma parte del espacio de color original del panel de 8 bits.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad